Zumban las abejas

María Elodia Zurita Argáez

¡Hoy también, es un gran día! 20 de mayo es ¡Un día espectacular! porque la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 20 de mayo como “Día Mundial de las abejas”; su intención es que todos nosotros valoremos la importancia de las abejas en la cadena alimenticia de los seres vivos, de todos los seres vivos, incluidos nosotros los humanos, los primeros interesados en preservarlas. Sin abejas no hay polinización, sin polinización no hay plantas, cosechas, ni árboles, es decir, no hay alimentos para nosotros ni para los animales; como señala la ONU: no hay desarrollo sostenible.

Los antófilos, conocidos como abejas, evolucionaron a partir de las avispas. Se las encuentra en todos los continentes, excepto en la Antártida. Están en todos los hábitats donde hay plantas con flores; con el polen alimentan a las larvas y el néctar lo utilizan cómo energético.

Algunas especies de abejas viven en enjambres, formados por tres clases de individuos: reina, obreras y zánganos, aunque la mayoría de las especies de abejas son solitarias, no forman enjambres. Existen alrededor de 20,000 especies de abejas, que los biólogos agrupan en nueve familias; tienen diferentes colores según su especie: las hay doradas con negro; las más conocidas son las negras con franjas amarillas. Su tamaño va desde casi cuatro centímetros las de mayor tamaño y las que no alcanzan el centímetro, las más pequeñas.

Las abejas son asombrosas por la capacidad de organización que manifiestan; son ejemplo de trabajo colaborativo con un objetivo en común. Un grupo actuando al unísono, como un organismo único, al mismo ritmo, para el beneficio de todos y de toda la comunidad; miles de pequeñas creaturas comprometidas con la función que desempeñan, actuando con determinación, con la convicción de no afectar al resto. La abeja reina es la única que pone los huevos y su función es reproductiva. Las obreras son hembras estériles y se encargan de limpiar el panal, recoger el polen y cuidar a las crías y los zánganos, se encargan de aparearse con la reina ¡Simplemente Asombroso!

Sin embargo, nuestras amigas, las abejas, están en serios problemas: su población se ha visto gravemente reducida, por lo que la producción de miel ha disminuido; las razones: la tala de árboles por la urbanización, el uso de plaguicidas; últimamente, la falta de biodiversidad floral, y el cambio climático que altera la floración.

Nosotros podemos hacer mucho para detener este deterioro en el número de las abejas: por ejemplo, consumiendo miel, comprándola a los productores, sembrando flores; evitar en lo posible el uso de pesticidas y preferir alimentos orgánicos y sobre todo, no debemos matarlas, ellas solo pican si se les agrede.

Es cierto que existen otros polinizadores: las mariposas, los murciélagos y los colibríes, pero la abeja, por su número, es mucho más importante que cualquiera de las otras especies; la mayoría de los alimentos son polinizados por las abejas.

¡Multitud de la abeja! / Elevación sagrada de la unidad, / colegio palpitante! / Zumban Sonoros / números que trabajan / el néctar, pasan veloces gotas de

ambrosía: /es la siesta del verano en las verdes soledades de Osorno. / Arriba el sol clava sus lanzas/ en la nieve, relumbran los volcanes, / ancha como los mares es la tierra, / azul es el espacio, pero hay algo que tiembla, / es el quemante corazón del verano, el corazón de miel multiplicado, la rumorosa abeja, el crepitante panal de vuelo y oro! / Abejas, trabajadoras puras, / ojivales obreras, finas, relampagueantes / proletarias, perfectas… fragmento de Oda a la Abeja de Pablo Neruda.

La ciencia nutre la mente, la religión alimenta el espíritu, el arte enriquece el alma. Facebook: Mary Zurita. Correo: maryzurita2006@yahoo.com.mx

Te puede interesar

Se presenta «El Rastro» en la Canaco Villahermosa

Por: Erick Ruiz Bajo todos los protocolos de sanidad, la noche del pasado jueves se …