Kate Beckinsale, mamá y actriz de lujo

Fairmont Royal donde había filmado 20 años atrás con John Cusack Serendipity, Kate Beckinsale aceptó una entrevista mucho más moderna, para hablar de su verdadero rol de madre, en contraste con la época de sus comienzos y el mundo mucho más actual de los medios sociales como Instagram, donde la siguen 4 millones de fans.

Sabemos que en tu juventud llegaste a ganar competencias como escritora ¿No pensaste en escribir más?

Pienso hacerlo, pero no es lo que quiero hacer ahora. Por cierta razón vengo teniendo trabajos que me llevan seis meses corridos. Pero escribir es algo que definitivamente quiero hacer.

Kathrin Romany Beckinsale nació el 26 de julio de 1973 en Londres, como la única hija de los actores británicos Richard Beckinsale y Judy Loe. Apenas tenía 5 años cuando el padre falleció de un ataque al corazón y a partir de los 9 creció al lado de su padrastro, el director Roy Battersby.

Casi había cumplido 18 años cuando debutó en televisión, con un pequeño personaje. Tuvo un noviazgo con Michael Sheen, después de haberse conocido en la producción de teatro The Seagull, en 1995. Juntos grabaron un audiolibro de Romeo y Julieta, con un amor que se reflejó en la realidad, con la hija Lily, que tuvieron en 1999.

En 2000 ella volvió al cine con la película The Golden Bowl, pero conoció la fama gracias Pearl Harbor, con Ben Affleck. Con John Cusack siguió el camino de las comedias románticas con Serendipity y el cine independiente de Laurel Canyon con Christian Bale, aunque se volvió en una experta en el género de acción con las superproducciones Underworld y Van Helsing (en la época en que se separó de Sheen).

También disfrutó el estilo de cine del Oscar cuando interpretó a Ava Gardner en El viador, de Martin Scorsese. Incluso fue miembro del jurado del Festival de Cannes en 2010 y en 2016 estrenó en el Festival de Sundance la comedia romántica Love & Friendship.

Tentada por la nueva moda de Hollywood de filmar series de TV también protagonizó The Widow, sobre una viuda que trata de buscar la verdad sobre la desaparición de su esposo. Y con Adrien Brody volverá al cine con El Tonto, sobre la historia de una celebridad que puede llegar a perderlo todo, por un ‘tonto’ amor.

¿Qué edad tenías cuando te decidiste por la actuación?

Tenía 17 o 16 años.

¿Los consultabas, al principio, a la hora de leer un guion o seleccionar un nuevo trabajo?

Al principio no, porque estaba demasiado preocupada en no usar a mi familia, tratando de ser más individual. Pero incluso en aquel entonces, yo quería ser independiente, ser yo misma desde el principio. Y no terminó siendo así. Tengo suerte de tener una familia que se preocupa por mi profesión y sabe opinar. Al día de hoy hablo mucho con mi familia sobre mi trabajo, por lo general después de terminar un rodaje, conversamos sobre el tema.

¿Llegaste a trabajar alguna vez con tu madre?

Filmé un comercial muy extraño con ella. Y también fue parte de Underworld por un tiempo muy corto.

¿Qué personaje tiene?

Alguna persona mayor. Es que estaba ahí y yo la metí (risas). También filmamos con Terry Jones. Ella interpretó la mesera de un restaurante. Y de nuevo, estaba ahí justo el día que estaba filmando.

¿Hubo algún momento en el que te diste cuenta que querías seguir los mismos pasos que tus padres?

Sí. Creo que es algo que pasa cuando tus padres son actores y hoy me doy cuenta con mi hija Lily. Apenas aprendes a hablar, alguien te pregunta “¿No te gustaría actuar también?” Todavía vas a estar en pañales cuando alguien te lo empieza a preguntar. Supongo que es algo típico y tu instinto te lleva a decir “Absolutamente no, no quiero hacer lo que hacen mis padres”. Es algo que yo dije y mi hija lo dijo también. Pero hoy estoy segura que ella también va a ser actriz.

¿Cuándo vamos a ver a tu hija trabajando como actriz entonces?

Probablemente, muy pronto, imagino yo. Yo sigo insistiendo que sea doctora, pero no creo que vaya a funcionar.

¿Qué tan difícil es ser madre en este punto de la vida donde tu hija ya cumplió los 19?

Pensaba que tener bebés era difícil, pero es mucho peor tener como hijo un adulto. Da terror saber que sale sola por ahí. Es horrible.

¿Se hace mucho más difícil en la época en que se empiezan a poner de novios?

No sé, creo que cada paso de la paternidad pensamos que es el más difícil y después todo cambia de nuevo. Mis amigos, todos tienen hijos de seis años y yo hace tiempo que pasé esa barrera. De repente me preguntan en qué momento dejé de darles de comer a la medianoche y ya no me acuerdo, tengo toda otra mierda nueva para preocuparme.

¿Cuáles eran tus preocupaciones de niña? ¿Alguna vez sufriste algún tipo de acoso en la escuela, con el clásico bullying?

Sí, todos los que somos actores, en algún momento de nuestras vidas hemos experimentado algún tipo de bullying.

El conductor de TV, Jay Leno, dice que él aprendió a defenderse en la vida gracias al acoso escolar que sufrió.

Un gran porcentaje de los momentos más duros en la vida también genera cierta fortaleza, pero no creo que todos… yo no puedo decir que esté contenta de haberlo vivido.

Paul McCartney también dijo hace poco que en su época, en la escuela había maestros que les pegaban con una regla en las manos, en Gran Bretaña ¿Te pasó alguna vez?

¿Qué alguien me pegue? No, pero tuve una maestra que alguna vez me dijo “Espero que te violen por usar un vestido tan corto”. Yo tenía apenas 13 años. ¡Y era una maestra, una mujer! Creo que le conté a mi madre. Pero bueno, son esa clase de cosas que si las dicen hoy, inmediatamente la despiden, con total justicia.

¿Y habiendo crecido en Londres nunca te cruzaste con los grupos racistas skinhead tan famosos?

Sí, pánico total.

¿Todos les tenían miedo?

Sí, sí, porque no tenían límites. No solo eran racistas, le pegaban a cualquiera. Nadie estaba seguro de nadie, aunque eras más vulnerable si tu piel no era blanca. Me acuerdo que daban mucho miedo, en especial porque salían en grupos. Era muy raro ver uno solo caminando por la calle. Por lo menos eran seis. Y si estaban en la misma vereda por donde ibas caminando, cruzabas la calle pretendiendo que ibas para otro lado.

¿Y hoy en día cuando se te acerca de pronto mucha gente, aunque sea gente para pedirte un autógrafo, no te asusta?

Si estoy sola, a veces, sí. Si estoy con otras personas, me siento mucho más segura, pero sí, cuando viene mucha gente corriendo hacia mí, a veces resulta muy intimidante.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Ariana Grande, presidenta de EU en «Positions»

Con apenas margen de anticipo, Ariana Grande ha publicado este viernes por sorpresa en todas …