Dirección

Av. Paseo Tabasco No 1203, Col. Tabasco 2000, 86080 Villahermosa (Tabasco)

Teléfono

(993) 3158303 o 01800 2313 500


LocalPolíticaPoliciacaMunicipiosFinanzasNacionalEstadosMundoCienciaSocialesEspectáculosCulturaDeportesValores

San Francisco, cubierto de humo

Incendios, la principal causa.

El intenso humo de estos días a causa de los incendios declarados en California (EE.UU.) se unió este miércoles a la niebla y cubrió San Francisco con un cielo inédito de un intenso color naranja que recordaba al imaginario del Apocalipsis o de un paisaje típico de Marte.

La niebla, habitual en estas fechas en esta parte del estado, había estado ausente durante las últimas jornadas, pero hoy regresó con intensidad y dejó unos cielos como nunca antes se recuerdan, sin apenas luz a pleno mediodía y de un anaranjado casi rojo que a su vez «tintaba» todo lo demás, dejando postales tan bonitas como terroríficas.

La razón por la cual se da este fenómeno es porque la niebla y el aire frío provenientes del océano impiden que el humo (impulsado por aire caliente) llegue al suelo, y lo mantienen en una capa superior de la atmósfera -paradójicamente, la calidad del aire este miércoles es mejor de en las últimas jornadas-, y este a su vez se encarga de tapar la luz solar.

Pese a que el aire que se respira es mejor que el de los días anteriores, el humo sigue dejando cenizas que cubren vehículos, hogares, mobiliario público y las mesas y sillas de restaurantes que sirven en el exterior a causa de la pandemia de COVID-19.

Más de cuarenta incendios se mantienen activos en California, veinte de ellos catalogados por las autoridades de «grandes fuegos», en la peor temporada registrada en ese estado hasta la fecha.

En total, la zona ha registrado más de siete mil 600 incendios desde que comenzó el año y hasta septiembre ya ha arrasado más de 930 mil hectáreas y emitido enormes cantidades de humo a la atmósfera.

Estas cifras toman mayor relevancia comparándolas con las del año pasado, ya que en todo 2019 se declararon menos de cinco mil, que quemaron 47 mil hectáreas.

El gran temor de las autoridades es que estos números se han alcanzado incluso antes de la que en los últimos años venía siendo la «temporada» de incendios, entre octubre y noviembre, y que este año se espera que sea especialmente peligrosa a causa de la extrema sequedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos que pueden interesarte