ABCD Empresas / El invitado en tu empresa

Buen día para todos. Prácticamente todos nosotros hemos visitado a alguien, puede ser por amistad, negocios o bien por compromiso social. En cualquiera que sea la situación, nos gusta sentir que somos bien recibidos, que nos traten con amabilidad, que nos inviten a pasar y sentarnos, que nos ofrezcan alguna bebida refrescante; en fin, que nos hagan sentir bien. Nos gusta ser invitados, pero también nos gusta invitar y de igual manera, cuando recibimos la visita de alguien, procuramos atender a dicha persona de manera que se sienta como en su casa y de hecho, solemos decirle la frase de cortesía “estás en tu casa” para hacerlo sentir cómodo y que es bien recibido. Bueno, lo mismo aplica en tu empresa, donde tu visitante principal puede ser una persona o pueden ser muchas, pero para ti todos y cada uno deben ser igual de importantes: tus clientes; son la razón de ser de tu negocio y debes ofrecerles el mejor servicio que te sea posible. Así que hoy te voy a platicar sobre cinco pequeños secretos, sencillos pero efectivos, que harán que tus clientes se sientan como invitados en tu negocio*.

1. Darle la bienvenida. Por sencillo que parezca, éste puede ser el inicio de una experiencia de compra agradable para tu cliente y de una sólida relación de negocios para ti. Puedes darle la bienvenida de forma personal a cada uno de tus visitantes cuando ingresen a tu negocio y para esto puedes utilizar frases como “qué gusto que nos visite”, “bienvenido a (el nombre de tu negocio)”, “buenos días ( tardes o noches), pase usted) o simplemente “bienvenido”; pero si acaso estás ocupado precisamente atendiendo a un cliente, bastará con le sonrías al nuevo visitante y hagas un pequeño gesto para indicarle que en breve lo atenderás o bien que tome asiento mientras te espera. Si la espera se alarga, puedes indicárselo con un pequeño gesto de tu mano; esto lo hará sentir que estás pendiente y que no te has olvidado de atenderlo.

2. Llamarlo por su nombre. Gran parte del éxito de muchos negocios es que personalizan la atención que les dan a sus clientes; pueden enviarte cartas con tu nombre, escribir tu nombre en el vaso del café, etiquetar sus envases con tu nombre o darte una membresía personalizada y leer tu nombre cada vez que vas a pagar. Los ejemplos son muchos y tú puedes utilizarlos a tu favor en tu negocio. Ya le diste la bienvenida a tu cliente, así que cuando lo estés atendiendo, preséntate y a continuación pregúntale su nombre y llámalo así durante la conversación que sostengan. Esto lo hará sentir cierta familiaridad y su confianza aumentará, lo que lo hará más perceptivo a la oferta de ventas que tengas para él. En la entrega 35 de la primera temporada de éste espacio abordamos el tema Los clientes de tu empresa y te recomendé que a todos, sin excepción, les pidieras sus datos personales cuando te visitaran por primera vez. Esto te ayudará a establecer una buena relación con tus clientes.

3. Atender sus necesidades. En éste punto entran de lleno tus habilidades de negociación y toda la experiencia que tengas como vendedor. Recuerda: la razón de ser de tu negocio son tus clientes, por lo que te será primordial asegurarte que tu cliente se vaya de tu negocio totalmente satisfecho con su compra o con el acuerdo de compra que logre. Para esto, deberás escuchar atentamente sus necesidades, pregúntale que espera del producto o servicio que piensa adquirir contigo, ofrécele opciones que sean adecuadas para su perfil de compra, muéstrale tus productos, háblale de tus servicios, etc., no lo dejes irse de tu negocio sin haber encontrado que buscaba.

4. Darle las gracias. Uno de los valores más importantes que tenemos los seres humanos y que debemos asegurarnos de cultivar es la gratitud y en tu empresa no debe ser la excepción, así que cuando tu cliente llegue al final de su estancia en tu negocio, agradécele el haberte visitado, puedes expresárselo de varias formas: “qué bueno que vino”, “gracias por su visita”, “nos dio mucho gusto recibirlo” o simplemente “gracias, que le vaya bien”. Acompaña tus palabras con tus gestos y si te es posible, ofrécele algo de despedida, puede ser un suvenir, una tarjeta o acompáñalo hasta la puerta.

5. Invitarlo a que vuelva. Para cerrar con broche de oro la visita de tu cliente a tu negocio, a la par de tu agradecimiento, invítalo a que vuelva a visitarte. “Vuela pronto”, “lo esperamos” o “hasta la próxima” son sencillas frases que harán sentir a tu cliente que su visita te fue agradable y que te dio gusto atenderlo.

Practica estos cinco pasos y asegúrate que tu personal también los ponga en práctica, verás cómo tus ventas aumentan. Que esta información te sea de utilidad. En Facebook me puedes encontrar como Salvador Aguilar. Espero tus comentarios y hasta la próxima semana…

Por: Salvador Octavio Aguilar Martínez.

*con información de “El invitado” de Media Partners Corporation

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Con fallas servicio de Telmex y Telcel

Los reportes han comenzado a aparecer en redes sociales, en donde usuarios señalan que llevan …