Abuso de poder

Con cierto miedo reflejado en el rostro, Domingo Hernández Ruiz se lamenta que después de pagar 10 pesos por derecho de piso por un espacio de un metro cuadrado en el mercado José María Pino Suárez, ahora el nuevo coordinador de uniones le haya fijado una cuota de 50 pesos, “venga o no venga a vender”.

La arbitrariedad con la que se desempeña Oscar Sosa León, después de haber asumido el cargo de coordinador, no solo afecta a los locatarios, sino que ha alcanzado a la gente que de una manera u otra vende sus productos en los pasillos del mercado, y quienes se niegan a pagar son echados del lugar por los agentes de seguridad que desde hace dos meses no cuentan con un jefe de vigilancia.

Originario del municipio de Macuspana, Domingo Ruiz viaja todo los días desde su comunidad hasta el mercado Pino Suárez, de cinco a 10 de la mañana, se coloca en una de las estradas a ese centro de abasto y comienza a vender sus totopostes, si después de ese tiempo no a terminado sus productos, se echa a caminara por la calles del primer cuadro de la ciudad en busca de clientes.

“Todo los días llego con mis morralitos y los 80 totoposte”, expresa el hombre de rasgos indígenas, quien explica que con 10 manos de maíz saca 18 totopostes, que ese es el trabajo que el tiene y con el cual a mantenido durante 20 años a su familia.

Sin embargo, después de la llegada de Oscar Sosa a la coordinación de uniones, las cosas empezaron a cambiar para Domingo Ruiz, porque de 10 pesos que paga por derecho de piso, se la incrementaron a 100 pesos, pero después que fue apoyado por algunos locatarios se la dejaron en 50 pesos, con lo condición que va a ser todos los días, trabaje o no trabaje.

El hombre solo espera, que después de haber denunciado la arbitrariedad de Oscar Sosa, este no vaya a tomar represalias en contra de él.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Más de mil ciudadanos de Centro, reciben refuerzo contra el Covid

Cientos de personas acudieron durante esta semana a las canchas de Basquetbol de la Ciudad …