Devora erosión litoral tabasqueño

Paraíso, Tabasco.-Aunque los daños que hemos realizado a nuestro planeta se perciben tan gradualmente, es innegable la presencia de estos deterioros y no hablando de manera global si no local, las erosiones en Tabasco son una realidad que afectan a los poco más de 204 kilómetros de costa que abarca tres municipios, dejando a su paso destrucción del ecosistema y viviendas que se instalaron a las orillas del mar.

En el marco del Día Mundial de la Tierra, Novedades de Tabasco realizó un recorrido por las zonas costeras para constatar la erosión costera provocada por el incremento sustancial del nivel del mar a causa del calentamiento global que a su vez trae consigo el deslave de las playas.

LO QUE HA GANADO EL MAR

En el estudio de vulnerabilidad física de la zona costera de Tabasco que tuvo la participación de la investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Lilia María Gama Campillo, ante la problemática de ascenso acelerado del nivel del mar se dividió la costa Tabasqueña en nueve sectores, de los cuales sólo tres muestran un avance de la línea de la costa sobre el mar debido a los sedimentos arrastrados por los ríos Grijalva y Tonalá, todo lo contrario de los otros seis sectores que están siendo devorados por el mar hasta en 667 kilómetros cuadrados.

Los sectores que van siendo tragados por el mar comprenden del sector 2 al 6 que comprenden desde Boca Santa Ana en Sánchez Magallanes hasta la Barra Chiltepec en Paraíso, así como el sector 9 en el límite del flanco oriental del delta del Grijalva hasta Campeche, a 16 km al oriente de la desembocadura del Río San Pedro y San Pablo.

El sector 6 que comprende del Puerto Dos Bocas al estuario del Río González (Barra Chiltepec) ha sido el más golpeado a través de los años al perder 77 metros de playa contabilizado al 2008 y con un retroceso promedio de seis metros al año, por lo que con el ajuste actual al año en curso no da una erosión de 101 metros o 876 metros cuadrados.

Otro de los sectores más sensibles es el 9 que comprende desde la desembocadura del Río Grijalva al mar hasta el Río San Pedro donde no existe una barrera que límite el ingreso de agua marina con una tasa de erosión de 3.5 metros al año.

En cuanto a los sectores 4, 2, 5 y 3 de la costa tabasqueña pierde apenas 1.28 a 2 metros al año, esto debido a su posición geográfica o por la distribución adecuada de espigones, pero que aun así representan una erosión significativa en sus costas.

LAS AFECTACIONES

El cambio climático ha generado que el mar cobre, en algunas zonas, hasta un kilómetro de playa sobre la costa, lo que ocasiona un fenómeno socioeconómico ya que muchos habitantes han visto sepultadas sus casas sobre el agua.

Uno de los ejemplos más claros se puede apreciar en la Colonia el Pénjamo muy cerca de Chiltepec en Paraíso, ahí doña María del Rosario Rodríguez Cupil de 65 años de edad relata con tristeza que la erosión de la costa derribó parte de su domicilio así como de su baño.

A la orilla erosionada por el golpeteo constante de las olas y acompañada por su esposo Gustavo Martínez Segura, la señora relata que originalmente en los años 60 tenían que caminar una hectárea para llegar al mar a diferencia de ahora que el mar acecha su domicilio con fuerte oleaje durante los frentes fríos.

Por su parte el ex delegado del Pénjamo don Rodolfo Ramón Rodríguez detalló que se han perdido ocho viviendas devoradas por el mar, cuatro en 2011, cuatro en 2014, mientras que hay tres más que ya están prácticamente a la orilla del mar a punto de ser derribadas por la erosión.

Una escollera de 800 metros de largo sería la solución para que esta parte de la costa dejará de ser erosionada, lamentablemente los habitantes aseguran que recibieron una negativa de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) quien les suspendió el proyecto por el recorte presupuestal que sufrió la dependencia.

ORIGEN DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

Un estudio realizado por la investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Lilia María Gama Campillo sobre el cambio climático y su impacto en Tabasco, revela que no somos ajenos al problema, pues somos uno de los estados que producimos gases de efecto invernadero (GEI) que son los principales responsables del calentamiento global.

Tabasco genera gran cantidad de gases de efecto invernadero por su población automotor que supera las 250 mil unidades, así mismo con la producción de combustible fósil con más de 15 campos activos. Lo anterior sin contar las emisiones de CO2 derivadas de los incendios y la transformación industrial, entre otros.

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

Afinan Canadá y Tabasco agenda para reforzar lazos de cooperación, en el contexto del T-MEC

El gobernador Carlos Manuel Merino Campos y el embajador de Canadá en México, Graeme C. …