Tiene Villahermosa nuevo rostro

Al inaugurar un conjunto de obras de mejoramiento urbano de la ciudad de Villahermosa, en las que se invirtieron alrededor de 26 millones de pesos en beneficio de 500 mil habitantes, el gobernador Arturo Núñez Jiménez reconoció el trabajo efectuado por el Concejo Municipal de Centro, que el próximo 1 de junio cederá la estafeta al alcalde electo Gerardo Gaudiano Rovirosa.

“Luego de cinco meses de trabajo intenso, pueden irse con la frente en alto. Misión cumplida municipio de Centro”, subrayó el mandatario estatal ante los concejales Francisco Peralta Burelo, Eloísa Ocampo González y José Santos Márquez Gordillo, a quienes extendió una felicitación cordial, institucional y personal por haber dado resultados que se traducen en mejores obras y servicios para la gente.

En una intensa jornada de trabajo, el jefe del Ejecutivo entregó acciones “que dignifican y embellecen el rostro” de la capital, como la nueva inscripción del nombre de Villahermosa en letras multicolores en la intersección de las avenidas Paseo Tabasco y Adolfo Ruiz Cortines, la reubicación y restauración de la escultura “Clave Morada” en Tabasco 2000, y la inauguración del monumento que honra la memoria del ex gobernador Leandro Rovirosa Wade.

Acompañado de la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema DIF Tabasco, Martha Lilia López de Núñez, el jefe del Ejecutivo puso en operación el Reloj Floral ubicado en el cruce del circuito interior Carlos Pellicer Cámara y Paseo Tabasco, donde además activó las nuevas luminarias, y en la avenida Ruiz Cortines entregó la rehabilitación, remodelación y alumbrado de esa vialidad, que desde hace más de tres décadas no recibía mantenimiento integral.

Núñez Jiménez aseveró que estas infraestructuras son producto de un trabajo ordenado y la efectiva administración de recursos por parte de un Concejo que supo medir bien sus tiempos para entregar obra terminada sin tener que recurrir a ampliaciones presupuestales, y dejar atrás aquella vieja idea de que la conservación y mantenimiento no es prioritaria, porque no luce políticamente ni tiene rentabilidad electoral.

El Primer Concejal, Francisco Burelo, agradeció el respaldo brindado por el gobernador Arturo Núñez para lograr un conjunto de obras que rescatan la importancia urbanística, turística y social de la capital, y al mismo tiempo le devuelven su dignidad y cambian el rostro de una metrópoli que aún resiente los estragos de la inundación del año 2007.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET), Agustín Gustavo Rodríguez López, valoró que el Concejo Municipal haya resuelto una transición de 150 días con trabajo eficaz, sobrio y objetivo, mismo que se tradujo en calles limpias, mejora de la imagen urbana y servicios públicos funcionales.

La gira inició en el parque Tomás Garrido Canabal, donde el gobernador inauguró una moderna inscripción de Villahermosa con coloridas letras estampadas que dan realce a la imagen de la capital y amplían sus atractivos turísticos, y acto seguido se trasladó a la zona que antes ocupada el reloj floral, para concretar la reubicación y restauración de la “Clave Morada”, una escultura del artista Sebastián que data de 1999.

En la entrada a Tabasco 2000, el gobernador Núñez develó la estatua de Leandro Rovirosa Wade –financiada en un 65 por ciento con aportaciones de particulares–, en un homenaje que honró la memoria de quien en ese mismo sitio, hace 36 años, convirtió el bulevar de acceso al antiguo aeropuerto en uno de los desarrollo urbanos más impresionantes de la época, con vialidades de primer orden, vivienda de todo tipo, y equipamiento administrativo, comercial y de servicios.

En presencia de familiares del ex mandatario, entre ellos su hija Margarita Rovirosa González y su nieto Gerardo Gaudiano Rovirosa, el mandatario destacó la lucha encabezada por Leandro Rovirosa para lograr en México un sistema de participaciones fiscales que devolviera a cada estado su aportación, ya fuera en recursos naturales o desarrollo industrial, a la República y al Pacto Federal.

Al igual que la señora Margarita Rovirosa, la máxima autoridad estatal compartió testimonios de un personaje que marcó el inicio de una nueva etapa para Tabasco y el Sureste, y que hasta la fecha es considerado uno de los grandes constructores del México moderno.

CjvyOJkUYAANyJg

Cjv2ANDVAAA_jzA

CjvyNuNUYAEjHXT

Cjv1_bsUoAAPQCw

CjwO1rpUkAA8cXl

CjvxqemUkAA4HjL

Acto seguido, en la plaza Carlos Madrazo Becerra, a un costado del puente Grijalva III, puso en servicio un moderno Reloj Floral, que tuvo su primer antecedente en 1962 y que durante 18 años permaneció entre Paseo Tabasco y Ruiz Cortines, para luego ser ubicado en el corazón del desarrollo urbano Tabasco 2000. La obra reubicada por segunda ocasión en casi cinco décadas y media, aún conserva la maquinaria original y forma parte de la historia urbanística de la ciudad.

La jornada de trabajo concluyó en el bulevar Adolfo Ruiz Cortines, donde el gobernador Núñez Jiménez inauguró la rehabilitación y remodelación de 5.8 kilómetros de vialidad, una extensión en la que se colocaron 362 luminarias y 262 postes –con una garantía notarial de 10 años–, además de que se instalaron camellones y mallas de protección que responden a las exigencias de seguridad vial.

Acompañaron al jefe del Ejecutivo el secretario Técnico de Gubernatura, Francisco Peralta Rodríguez; la presidenta del DIF del Concejo de Centro, Patricia Peralta Rodríguez, y el director de Obras, Ordenamiento Territorial y Servicios Municipales, Jorge Antonio Chávez Rivera.

Asimismo, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Jorge Javier Priego Solís; el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, José Antonio de la Vega Asmitia, y el cronista de la Ciudad de Villahermosa, Geney Torruco, entre otros funcionarios estatales y municipales.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Defiende Secretaría de Salud estrategia de prevención de COVID-19

Afirma que Tabasco tiene una buena cobertura de vacunación La Secretaria de Salud del Estado, …