Aventaja PAN al PRI en 7 estados

Esta madrugada, cuatro estados: Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz se encaminaban a entrar a la era de la alternancia política, luego de 27 años de que en México la oposición comenzara a romper la hegemonía priista.

Aunque el PRI recuperó las gubernaturas de Sinaloa y Oaxaca, que perdió hace seis años, fue derrotado en cuatro entidades, con lo cual sus bastiones históricos se reducen a los estados de Colima, Coahuila, Campeche, Estado de México e Hidalgo, donde ayer arrasó en las elecciones tanto para gobernador como para el Congreso del estado.

El PRI perdió Durango frente al panista y expriista José Rosas Aispuro, senador con licencia; Quintana Roo frente a un expriista, que fue arropado por el PRD y respaldado por el PAN, Carlos Joaquin González; fue derrotado en Tamaulipas por el panista Francisco García Cabeza de Vaca, senador con licencia, y Veracruz lo perdió al grado de quedar en el tercer lugar de las preferencias; el triunfo se lo disputaban hasta esta madrugada el panista Miguel Ángel Yunes Linares y el morenista Cuitláhuac García Jiménez, de acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares Electorales (PREP).

Pero además, el priismo perdió la gubernatura de Aguascalientes, frente al panista Martín Orozco; Chihuahua, frente al panista Javier Corral Jurado, senador con licencia; aquí ya se había registrado la alternancia política.

Los priistas, que llegaron a estas elecciones con nueve gubernaturas, sólo pudieron refrendar tres, como fueron los casos de Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas, y recuperó Oaxaca y Sinaloa, de acuerdo con los PREP de esas entidades.

Los panistas lograron un triunfo inédito, pues llegó a estas elecciones con tres gubernaturas, que ganó hace seis años en alianza con el PRD, como son los casos de Puebla, Sinaloa y Oaxaca, pero aunque perdió estas dos últimas, refrendó Puebla y ganó Tamaulipas, Aguascalientes, Durango y Chihuahua, sin ir en alianza con los perredistas, pero además, el triunfo de la alianza con el perredismo era claro en Quintana Roo y se disputaba el primer lugar en Veracruz.

Además, los panistas ganaban esta madrugada tres de los cinco ayuntamientos y 13 diputaciones en Baja California, donde se registró hace 27 años la primera alternancia en el gobierno y desde entonces el PAN ha dominado el panorama político, salvo hace seis años, cuando perdió todos los ayuntamientos frente al PRI.

Los perredistas tuvieron un saldo equilibrado, porque en estas elecciones iba con dos candidatos propios. Lorena Cuéllar en Tlaxcala y el expriista Carlos Joaquín González; pero hasta el corte de las 01:30 horas, con 7.18% de las casillas contadas en el PREP, Lorena Cuéllar perdía con el 29.24%, frente al 33.46% del priista Marco Antonio Mena, por lo que hasta esta madrugada sólo se perfilaba como ganador su candidato en Quintana Roo.

En Tamaulipas, el PAN ya registraba tendencias de triunfo en elecciones estatales y federales; de hecho, en 2012 los panistas ganaron el Senado, justamente con Francisco García Cabeza de Vaca, ahora triunfador para la gubernatura; en Veracruz se registró un sexenio polémico, por el exceso de violencia y la inconformidad ciudadana ante las decisiones de gobierno; en Quintana Roo el triunfo se lo llevó una persona que hasta hace poco tiempo era priista.

Durango también es un estado que registraba una tendencia al voto por el panismo; el actual gobernador ganó por un margen cerrado a José Rosas Aispuro hace seis años.

 

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Refinería Olmeca será productiva desde 2023, asegura AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que el 1 de julio la refinería Olmeca …