Desarrollarte / El poder de la palabra hablada

Por: Salvador Octavio Aguilar Martínez.

Buen día para todos. Hablar es algo tan común para la mayoría de las personas, que la gran paradoja de la vida es que no logramos entendernos unos a otros, aun hablando el mismo idioma y la mayor parte del tiempo pasamos por alto que la acción de comunicarnos a través del lenguaje es la que nos permite establecer nuestro encuentro con las realidad que nos rodea, ya que con las palabras expresamos nuestros sentimientos, compartimos nuestros sueños y hacemos todo en nuestras vidas, permitiéndonos nombrar todo aquello que existe.

Todos los seres humanos, al hablar, hacemos afirmaciones, peticiones, declaraciones, etc., dependiendo del idioma de cada región del mundo, pero hay algo en el lenguaje de todas las personas del planeta que no cambia: las declaraciones. Son universales y se denominan actos lingüísticos. Existen seis tipos y todos ellos se basan en el poder que cada uno de nosotros poseemos y que nos permite desarrollarnos y ser nosotros mismos, manifestando nuestra individualidad.

1. La declaración del NO es una de las declaraciones más importantes que como individuos podemos hacer, ya que el NO asienta nuestra autonomía y nuestra autoridad como personas, pero cuidado porque el NO compromete nuestra dignidad. Con el NO rechazamos el estado de cosas que enfrentamos y las demandas que otros pudieran hacernos. Saber decir No es una de las cosas que a mucha gente le cuesta trabajo hacer y por evitarlo adquieren compromisos que a veces no esperaban o que no pueden cumplir. Recuerda, el NO afirma (aunque parezca contradictorio) tu independencia. Hay varias formas de decir NO sin nombrarlo: “¡Basta!” “esto ha sido demasiado para mí”, “creo que tendré que rechazar tu oferta”, “tal vez en otra ocasión”, etc.

2. La declaración del SI, en contrapartida, nos permite asumir un compromiso ante la petición, solidarizándonos con nuestro interlocutor e integrándolo a nuestro mundo. Pero también cuidado, ya que con el SI ponemos en juego el valor y el respeto por nuestra palabra. Recuerda, la vida es un espacio abierto al SI y también hay muchas formas de decirlo sin nombrarlo: “Acepto”, “le entro”, “cuenta conmigo”, “claro”, “con gusto”, etc.

3. La declaración de IGNORANCIA nos abre las puertas al conocimiento. Muchas veces hacemos las cosas aun cuando somos conscientes de que no sabemos cómo hacerlas, pero nos da pena admitirlo, lo que nos puede ocasionar muchos problemas. Peor aún: a veces no sabemos que no sabemos y nos aventuramos a hacer las cosas, obviamente con terribles resultados. Así que no saber está bien, pero decir NO SÉ es mejor, ya que abre la posibilidad al aprendizaje, sobre todo cuando tenemos el valor de declararlo e inmediatamente después manifestamos un rotundo APRENDERÉ. Podemos decir NO SÉ de muchas formas: “Desconocía la situación”, “eso no lo sabía”, “no estaba enterado”, etc.

4. La declaración de GRATITUD nos da la oportunidad de celebrar aquello que estamos recibiendo a la par de reconocer a quien nos está proveyendo. Decir GRACIAS nos ayuda a construir nuestra relación con la persona que nos ha beneficiado con su ayuda o atención y al declarar nuestra gratitud, no solo asumimos una postura frente a los otros y frente a la vida, también participamos en la generación de nuestras relaciones con ellos y en la propia construcción de nuestra vida. Algunas formas de decir GRACIAS por si se nos dificulta: “te agradezco mucho tu ayuda”, “esto que haces es muy importante para mí”, “aprecio mucho tu apoyo”, etc.

5. La declaración del PERDÓN es una de las más importantes expresiones en cualquier idioma, ya que impacta en tres sentidos: en primer lugar perdonar es un acto de gracia para quien nos hizo daño, pero también es un acto declarativo de liberación personal. Con esto rompemos la cadena que nos ata a nuestro victimario. En segundo lugar, pedir perdón nos permite asumir nuestra responsabilidad cuando cometemos una acción que daña a otro. Por último, aunque no menos importante, perdonarnos a nosotros mismos nos libera por un acto cometido en el pasado y que no nos permite vivir el presente. Podemos pedir perdón o perdonar de diversas formas: “olvídalo”, “no te preocupes”, “lo siento”, “no quise lastimarte”, etc.

6. Para finalizar, la declaración de AMOR nos da la oportunidad de construir una relación con la otra persona y formar parte de la creación de un mundo compartido. Esta declaración implica la expresión de sentimientos y nos vuelve vulnerables a las acciones de la otra persona. El amor existe y el declarar AMOR, más allá de ser una descripción de lo que está allí, conlleva la manifestación de la introspección de sensaciones, más que la descripción de realidades. Dejaré que tú pienses en las formas en que puedes expresar tu amor. Que tengas una gran vida. En Facebook me puedes encontrar como Salvador Aguilar. Espero tus comentarios y hasta la próxima semana…

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Día Mundial de las Ballenas

Cada tercer domingo de febrero se rinde homenaje a un gigante de los océanos. Se …