Soldados del Ejército Mexicano son ejemplo de fortaleza, de gran templanza y valor

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, visitó a los soldados del Ejército Mexicano que resultaron lesionados en una emboscada, el pasado 30 de septiembre.

«Los soldados lesionados son ejemplos vivos de que su tarea no es fácil y que hay que tener un gran valor, una enorme valentía y un gran coraje para seguir al frente y cumpliéndole a México en estas difíciles tareas”: EPN

Son atendidos en el Hospital Regional Militar de Especialidades de Mazatlán, en donde el Primer Mandatario les expresó su apoyo y solidaridad, así como sus deseos de una pronta recuperación.

“Como Presidente de la República estoy más que reconocido con nuestras Fuerzas Armadas. Son un gran orgullo.

Son ejemplo, son inspiración para sus compañeros de armas”: EPN

El Primer Mandatario giró indicaciones al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, para que a los soldados heridos y a sus familiares se les preste toda la
atención que requieran.

Reconoce dificultades en seguridad en Sinaloa

Ante el difícil clima de inseguridad en que viven los sinaloenses, el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, reconoció en Mazatlán a las Fuerzas Armadas y a los militares heridos en la emboscada perpetrada en Culiacán el pasado 30 de Septiembre.

Peña Nieto llegó a Mazatlán, a unas horas de haber ocurrido un enfrentamiento entre delincuentes y corporaciones en la ciudad, y a cinco días de los hechos en que militares fueron interceptados por sujetos armados que mataron a cinco soldados e hirieron a 10 más.

El respaldo

El mandatario federal estuvo por alrededor de una hora en la visita a los pacientes que son atendidos en el nuevo Hospital Regional Militar de especialidades.

Ahí los reconoció como ejemplos vivos.

“Esta tarea no es fácil y hay que tener un gran valor, una enorme valentía y un gran coraje para seguir al frente, cumpliéndole a México en estas difíciles tareas”, dijo el mandatario a los militares heridos, según el boletín emitido por Presidencia de la República.

“Como presidente de la república, estoy más que conforme con nuestras Fuerzas Armadas. Son un gran orgullo”, subrayó.

Dio indicaciones al general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, para que a los soldados heridos y a sus familiares se les preste toda la atención que requerida.

Después de hablar con los soldados lesionados, comentó con sus familiares que se ven “muy enteros y muy echados para adelante, con gran ánimo. Resintiendo la pena de haber perdido compañeros de armas, pero ya deseosos de regresar nuevamente al trabajo.”

Mientras tanto, existe un fuerte cuestionamiento entre sectores porque no se atendió con celeridad al llamado de auxilio del convoy atacado por delincuentes, sino después de 40 minutos.

Cuestionamientos que el mismo gobernador de Sinaloa desmintió en entrevista unas horas antes de la llegada del presidente de la república a Mazatlán.

El compromiso

Por su parte, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, reiteró ante el presidente la disposición del Estado para colaborar con las investigaciones sobre este acontecimiento que enlutó a cinco familias de la comunidad castrense, y se comprometió a apoyar con lo necesario a los soldados lesionados que se recuperan en hospitales de Culiacán y Mazatlán, así como a sus familias.

El recorrido

El avión presidencial llegó a las 16:00 horas al Aeropuerto Internacional Rafael Buelna de Mazatlán con Peña Nieto a bordo. Lo acompañaron el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón; la procuradora General de la República, Areli Gómez; el secretario auxiliar, Roberto Francisco Miranda, y Jorge Corona Méndez, del Estado Mayor Presidencial.

El mandatario federal vino a constatar el estado de salud de los soldados atacados por al menos 40 hombres armados en Culiacán.

Fue recibido por el gobernador Mario López Valdez para acompañarlo al hospital militar, donde duró una hora preguntando el estado de salud de los pacientes.

Al interior del nosocomio fuertemente resguardado por el Estado Mayor, Ejército y Marina, recorrió las áreas de recuperación, terapia psicológica y terapia intensiva.
‘secuestran’ calles.
Como siempre ocurre cuando Peña Nieto visita Sinaloa, la población de Mazatlán se ve afectada porque bloquean los principales accesos al lugar donde vaya a estar.

En esta ocasión, las colonias y escuelas aledañas al Hospital Regional Militar fueron interrumpidas por el Estado Mayor Presidencial y demás corporaciones que ‘secuestraron’ las vialidades de acceso.

Sin importar afectar a los ciudadanos que corrían apresurados a entrar al hospital o manejaban a sus trabajos, se les cuestionó el motivo de su paso por el frente del hospital y los tuvieron esperando hasta que el presidente de la república se fuera del lugar.

A las 04:20 horas aparecieron cuatro helicópteros, entre ellos el presidencial, cuatro Suburban negras, una gris y varias blancas que transportaron al resto de los acompañantes al recorrido.
Una hora después se fueron de igual forma, primero el presidente de la república con el gobernador Malova, Osorio Chong, Cienfuegos Zepeda, además de los directivos del hospital militar.

Peña Nieto viajó para agradecerles su valentía y solidaridad al enfrentar la delincuencia. Además anunció una indemnización de 5 millones de pesos a las familias de los caídos en ese incidente.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Estas son las entidades que más generan residuos electrónicos

La basura electrónica libera materiales que pueden contaminar el agua, viajar grandes distancias y entrar …