Investigaciones especiales Caco Grijalva: De Tabasco para el mundo, Certifican sector cacaotero

Frente a la crisis que enfrenta el sector cacaotero en Tabasco, por la reducción de la cosecha hasta en más de un 50 por ciento, la Denominación de Origen del cacao abrió un futuro esperanzador para los más de 27 mil productores que por décadas han vivido de esta actividad.

En la época prehispánica y colonial las semillas secas del Cacao eran utilizadas no solo como alimento, sino también como moneda, teniendo un valor representativo.

A partir de la relevancia esa importancia del grano, después de recibir el nombramiento de Denominación de Origen, el Cacao Grijalva retomará el valor que siempre debió tener, dando competitividad a nivel internacional, incentivando la generación de nuevas plantaciones y empleos, mejorando el precio del mismo y por ende los ingresos de productores locales, coincidieron miembros del sector empresarial, productores y autoridades agroalimentarias.

El próximo 20 de octubre, en la Hacienda la Luz de Comalcalco, el Titular del Instituto Mexicano para la Protección Industrial (IMPI), Miguel Ángel Margain, entregará al gobernador Arturo Núñez Jiménez, la Denominación de Origen del Cacao Grijalva que traerá beneficios en materia económica y productiva para quienes se dedican al cultivo del grano y chocolate, así como el reconocimiento mundial a la producción tabasqueña y la posibilidad de incursionar ampliamente en los mercados internacionales.

Como primer incentivo se marcará una diferencia a la alza en el precio en el mercado que ha llegado hasta en 65 pesos el kilo del grano que se cosecha en una superficie de más de 40 mil hectáreas cultivadas.

Es un sello de calidad que tiene el cacao y que tendrán los chocolates, sin embargo no será de manera inmediata, los productores deberán acatar los estándares de calidad marcados en los protocolos de producción y en la misma Norma Oficial Mexicana en la materia, que se encuentran en proceso de conformación.

Como dato curioso la productora comalcalquense de La Hacienda la Luz, Ana Beatriz Parizot Wolter, una de las precursoras en este logro señaló que se eligió englobar el nombre “Cacao Grijalva” para enmarcar a todas las variedades que se concentran en la región geográfica donde se ubica el caudaloso río, esto para que todas las variedades de cacao tuvieran la oportunidad de participar para adquirir la Denominación de Origen, pues sólo entraran las que cumplan con los estándares.

Larga carrera

La directiva de Chocolates Wolter de la Hacienda La Luz y recién galardonada con un bronce en los International Chocolate Awards, consumado en Londres, Ana Beatriz Parizot Wolter, sostuvo que está distinción que se les hace con la Denominación de Origen el Cacao Grijalva, apenas el inicio de una “carrera” donde los productores se deben de comprometer a cumplir con los estándares de calidad que se demanda.

Aunque sí habrá mejores precios para lanzar al mercado por la distinción antes mencionada, Parizot Wolter señaló que eso será en un mediano plazo cuando se logren cubrir los protocolos y la Norma Oficial Mexicana aplicable.

El precio de la semilla de cacao seco ha llegado hasta 48 pesos Kg. como mínimo y 65 pesos Kg. como máximo.

“Hasta ahorita la Denominación de Origen es apenas una estafeta depende de los productores, quienes deben cumplir con los protocolos de calidad, en sus respectivas variedades de cacao, cuyos primeros resultados se presentarán en la próxima edición del festival del Chocolate”, subrayó.

Hacienda La Luz

A sólo 45 kilómetros de Villahermosa, y a cinco kilómetros de la Zona Arqueológica Maya de Comalcalco, se encuentra la Hacienda Cacaotera La luz; Museo Vivo del Cacao ubicada en pleno centro de la ciudad. La propiedad consta de 50 hectáreas a sólo dos cuadras del parque central de Comalcalco, lo que la hace muy accesible al visitante.

Esta propiedad fue adquirida en los años 30 por un inmigrante alemán, el Dr. Otto Wolter Hayer y la convirtió en una de las primeras haciendas en fabricar chocolate e industrializar el cacao de la famosa región de la Chontalpa tabasqueña.

En 1958, el Dr. Wolter fundó la fábrica de chocolates que lleva su nombre y sigue activa hasta nuestros días liderada por la tercera generación de su familia, haciendo productos derivados del cacao cosechado en las propias plantaciones de la hacienda.

Hacienda La Luz, que se encuentra aún habitada por la familia Wolter, abrió sus puertas a los visitantes nacionales y extranjeros desde 1997 y se ha convertido en un desarrollo turístico emblemático en el estado de Tabasco, recibiendo a miles de turistas al año y mostrando la cultura del cacao y del chocolate.

Actualmente una parte de la Hacienda se ha convertido en el Museo Vivo del Cacao, el cual abarca dos hectáreas de extensión y en el que se puede contemplar la flora y fauna de la región, las plantaciones de cacao, el proceso de fabricación del chocolate y el estilo de vida de los hacendados del siglo pasado.

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

“Senado trabaja en fortalecer pueblos indígenas”

En el marco del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas que se celebra cada 09 …