¿Debemos preocuparnos por la tormenta solar que asustó a Obama?

Hace unos días Barack Obama emitió una orden ejecutiva que instruye a agencias del gobierno de Estados Unidos y secretarías a establecer un plan para preparar a la población ante una posible tormenta solar. Esta afectará a todo el continente americano.

QUÉ ES UNA TORMENTA SOLAR?

En el sol ocurren “vientos” que desprenden flujos de plasma y cargas magnéticas que viajan por todo el sistema solar.

Al llegar a la Tierra, la magnetósfera nos protege de ellas, sin embargo, las tormentas solares pueden interrumpir las comunicaciones satelitales, afectando así servicios que a diario usamos como las señales telefónicas, internet y televisión.

Una erupción solar podría poner en peligro tecnologías e infraestructuras claves para la población del continente, como lo expone BBC.

Una tormenta solar tendría la capacidad de “desactivar una gran parte de la red de energía eléctrica”, como explica la orden girada por Obama.

Lo anterior complicaría el abastecimiento del agua, transporte y salud.

Asimismo, los satélites, GPS y radares aeronáuticos también se verían afectados.

Los aviones comerciales también pueden quedar incomunicados, especialmente cuando se acercan a los polos, mientras que las naves en el espacio podrían resultar dañadas.

En el caso de los astronautas, podrían verse gravemente afectados pues su cuerpo no podría resistir la radiación a la que están expuestos.

¿QUÉ MEDIDAS SE TOMARÁN PARA EVITAR FATALES CONSECUENCIAS?

Barack Obama dio la orden a agencias de gobierno y secretarías para que predigan y detecten una tormenta solar inminente.

Asimismo, les dio un plazo de 120 días para que la Secretaría de Energía elabore un plan que busque protegernos ante una catástrofe de este tipo.

Una preparación exitosa ante eventos meteorológicos del espacio es un esfuerzo de toda la nación que requiere colaboración entre gobiernos, gestores de emergencia, el mundo de la academia, medios de comunicación, la industria farmacéutica, organizaciones sin ánimo de lucro y el sector privado”; dice la orden girada por el presidente de EU.

Y es que, de acuerdo con un informe de Lloyd de Londres, la recuperación tras una tormenta solar de gran alcance costaría al mundo entre 600 millones a 2 mil 600 millones de dólares.

¿CUÁNDO SUCEDERÁ?

El presidente Obama ha sido claro en enfatizar que no prevé una tormenta solar en un tiempo breve, pero sí quiere tomar medidas adecuadas para estar preparados ante un acontecimiento como este.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Hallan nuevas evidencias que apuntan a una red de cuevas en la Luna

Un equipo internacional de científicos que utiliza datos del LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la …