Descansan en la fosa común

Son 242 cuerpos que han ido a parar a la fosa común, después de que nadie los reclamara en el Servicio Médico Forense desde el 2008 a la fecha.

La Dirección de Ciencias Forenses de la Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer por medio de transparencia, que el total de cadáveres que han llegado al Servicio Médico Forense (Semefo) desde el 2008 al 2016 es de 10 mil 064 hombres y 1,962 féminas, de los cuales 9 mil 842 hombres y 1,942 mujeres fueron reclamados, mientras que el resto tuvieron que ir a la fosa común al no ser reclamados.

Desafortunadamente 222 hombres y 20 mujeres fueron a parar a esta fosa, en Villahermosa ubicada hasta el fondo del Panteón de Sabina entre la maleza, en el mejor de los casos con una cruz de madera encima del cúmulo de tierra bajo el que descansan.

Lamentablemente en muchos de los desconocidos que llegan a las fosas son personas indocumentadas que salen de centroamérica y en su paso por el estado son víctimas de la delincuencia o las vías del tren.

En 2014 existe un reporte de siete guatemaltecos que fueron a parar a la fosa común, en 2015 siete hondureños y un nicaragüense sufrieron la misma suerte; afortunadamente 12 cuerpos fueron reclamados en este año.

Y es que la fosa común no es el único lugar a donde van los desconocidos, pues la Semefo reportó, que han donado seis cuerpos de entre 2014 y 2015 con fines educativos para el aprendizaje de estudiantes de las Universidades Autónoma de Guadalajara (UAG) y Olmeca (UO).

El Articulo 347 de la Ley General de Salud señala que los cadáveres no reclamados dentro de las setenta y dos horas posteriores a la pérdida de la vida y aquellos de los que se ignore su identidad serán considerados como de personas desconocidas.

Los olvidados

Desde hace 33 años la fosa común del panteón de Sabina, ha sido albergue de los cadáveres de personas desconocidas y de escasos recursos, donde a la fecha descansan mil 200 almas, en lotes separados de dos metros de largo por 80 centímetros de ancho a una profundidad de 1.50 metros.

En este apartado también están sepultados aquellas personas de escasos recursos económicos que no tuvieron dinero para adquirir un terreno, cuyo costo es de mil 227 pesos por lo que la administración municipal, otorga un espacio para que puedan enterrarlos y ponerle una cruz sencilla para su posterior localización.

Los mil 200 cadáveres que yacen en la fosa común, son personas no identificadas indigentes, indocumentados y otras que por alguna razón no fueron reclamadas y quienes nadie visita el 2 de noviembre, en el último rincón de las siete hectáreas del panteón de Sabina.

TUMBAS

Ubicación: Panteón de Sabina
Fundación: Hace 33 años (1982)
Superficie: 1 hectáreas
Enterrados: 1,200 cuerpos

Quiénes: Desconocidos y personas de escasos recursos

Cuerpos enviados a la fosa común

Año

Sexo

Masculino

Sexo

femenino

2008

13

2

2009

22

0

2010

42

2

2011

27

3

2012

27

5

2013

36

4

2014

13

0

2015

22

4

2016

20

0

Total

222

20

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Queremos un Tabasco que sea referente en materia científica y tecnológica: Merino

Al encabezar los festejos alusivos al 25 aniversario del Consejo de Ciencia y Tecnología del …