UTTAB, referente nacional en incubación de empresas

Con más de 435 proyectos de éxito impulsados, la Universidad Tecnológica de Tabasco (UTTAB) se ha posicionado como la institución de mayor reconocimiento a nivel estatal, y pionera en el Subsistema de Universidades Tecnológicas en el país por su Centro de Incubación y Desarrollo de Negocios; incluso recién recibió una medalla y reconocimiento de la Secretaría de Educación Pública, firmado por su titular, Aurelio Nuño Mayer.

De acuerdo a la directora de Enlace Empresarial de esa casa de estudios, Australia Vallejo Hidalgo, las empresas ahí incubadas generan entre dos y tres empleos directos cada una, e indicó que este año tienen como meta concretar 29 nuevos proyectos, seis más que en el 2016.

Explicó que el apoyo que se da a estudiantes y/o emprendedores, son servicios de consultoría, asesoría y capacitación técnica, financiera de logística y de mercado, para que implementen su modelo de negocios, así como un programa de acompañamiento integral para la introducción de su producto o servicios al mercado.

Al estar acreditados por el Instituto Nacional del Emprendedor (INE), el proceso de creación de negocios de divide en tres etapas: pre-incubación, incubación, y post-incubación, dijo.

En la primera fase se detectan las perspectivas y, mediante una mesa de trabajo, se estima la viabilidad de realización de la empresa; en la segunda se imparte un diplomado en Plan de Negocios, en el cual el empresario, con ayuda de los asesores, obtiene una guía para generar sus estrategias.

Vallejo Hidalgo dijo que se explica al emprendedor los puntos de equilibrio, porcentajes de venta y estudios de mercado; además, se fortalece la imagen del producto mediante diseños de logotipo, etiquetas y papelerías, que se forman en un manual de identidad. También se les proporciona un código de barras temporal, para que inicien sus ventas en diversas cadenas comerciales o tiendas de abarrotes, agregó.

Ya en la etapa de post-incubación, se busca consolidar el crecimiento del establecimiento, a través de consultoría especializada y acercamientos a fuentes de financiamiento.

“Se fortalece el plan y se buscan las convocatorias nacionales y estatales, en las cuales pueden obtener recursos y beneficios a través de las secretarías de Economía y de Desarrollo Económico y Turismo, por medio del Fideicomiso para el Desarrollo Empresarial del Estado”, abundó.

Además de la asesoría en gestión de recursos gubernamentales, prosiguió Australia Vallejo, la incubadora de la UTTAB también les ayuda a conseguir financiamiento por medio de organismos como Nacional Financiera o la banca privada.

Aparte de ello, cuando los negocios ya están en funcionamiento, sus propietarios siguen siendo invitados a ferias, puntos de venta, certámenes estatales, nacionales e internacionales, y continúa su capacitación para más financiamientos, mejora de imagen y comercialización.

El porcentaje de supervivencia de las iniciativas que respaldamos es de 70 por ciento, pero en esa cifra debe tomarse en cuenta las que son creadas por estudiantes a manera de práctica profesional, aclaró la directiva universitaria, quien estableció que -como requisito para lograr estos apoyos-, el proyecto a incubar debe tener máximo 12 meses de haber iniciado operaciones.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Aumentan padecimientos gastrointestinales

El consumo de alimentos contaminados, sobre todo en esta temporada, disparó los casos de enfermedades …