Colosio, el hombre que quería un cambio

La verdad oficial continúa siendo cuestionada: el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta fue planeado y realizado por un homicida loco y solitario. Sin embargo, la percepción social es de duda hacia un sistema político corrupto que en su momento fue acusado de ser la mente detrás del magnicidio que conmocionó a todo México, según diversos analistas consultados por este medio.

En el discurso más representativo de su carrera política, el candidato presidencial del PRI dijo: «Veo un México con hambre y sed de justicia; un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían servirla».

Para muchos, este discurso generó la separación del candidato con miembros del PRI, entre los que se encontraba el en ese entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. También marcó el camino que el 23 de marzo del 94, en la ciudad de Tijuana, tuvo su fin con el magnicidio más sonado y cuestionado en la historia moderna nacional.

«Todos sabemos que la verdad oficial en México no necesariamente coincide con la realidad. De ejemplo te pongo la muerte de Maquío, mi padre, a lo cual el gobierno dice que fue un accidente. En la muerte de Colosio, según la verdad oficial, fue un asesino solitario; ahora en el caso de Ayotzinapa ahí está la verdad oficial alejada totalmente de lo que es la realidad, pero sí aceptada por las autoridades», señaló Manuel Clouthier, diputado federal independiente.

El funcionario federal mencionó también que a 23 años de la muerte de Colosio, el país sigue viendo un país con hambre y sed de justicia, aunque las autoridades digan que todo camina para adelante.

CAMBIO OBLIGADO

Analistas y políticos entrevistados recuerdan que la candidatura de Colosio llegó en un momento de cambios en el país, por lo que su homicidio pudo tomar distintos caminos de investigación.

Primero, busca suceder a un presidente como Carlos Salinas de Gortari que durante su sexenio fue duramente criticado por su supuesta tolerancia a la corrupción.

En información recabada por medios nacionales, el mandato de Salinas de Gortari figuró por hechos como la privatización del 90 % de las empresas que eran administradas por el gobierno federal; además de culminar su administración con escándalos de corrupción y enriquecimiento ilícito.

En el 94, Luis Donaldo Colosio inició su campaña con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, problema que le sería heredado por Salinas.

En todo este contexto, Rosa María Mirón Lince, doctora en Ciencias Políticas e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que pese a que la percepción social acusa al sistema político del magnicidio, Colosio llegaba a buscar la Presidencia de México en un ambiente en el que ya se avecinaba un cambio político en el territorio nacional y un pueblo cansado del PRI.

«Debemos recordar que cuando Colosio fue elegido por el PRI como su candidato a la Presidencia, simplemente era un requisito realizar la campaña, puesto que esas fechas no había una oposición fuerte; sin embargo, Colosio llegó en un momento de mucha molestia social, pues Salinas de Gortari tuvo en sexenio lamentable, tal así que apareció el EZLN, que en sus ideales chocaba de lleno con las ideas priistas. Por estas razones se pudieran generan muchas hipótesis sobre el asesinato de Colosio, pero el sistema se fue por la más sencilla, la cual fue culpar a un hombre de semejante hecho», señaló Mirón Lince.

La coordinadora de posgrados en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM subrayó que el asesinato de Colosio no llegó a cimbrar al PRI, sino que fue un cúmulo de errores del partido y el hartazgo social por tantos atropellos del tricolor.

«El PRI, sin duda, sigue como el partido más poderoso del país, pero en el 94 lo era más, aunque en esos tiempos ya no era un partido monolítico, pues el PAN ya tenía presencia en algunos estados, por lo que era palpable un cambio en la política del partido que desde siempre había gobernado el país. La muerte de Colosio los obligó a generar un cambio, ya que el mal manejo de la investigación y la duda social los puso como un partido poco confiable que se vio obligado a realizar cambios en su estructura para complacer a su electorado», dijo.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

Guías alimentarias, herramienta para mejorar nutrición de la población mexicana

Para hacer frente a la mala alimentación y asegurar una nutrición sana, equilibrada y sostenible, …