Ordena juez liberar a Porky

“Perdón señorita, es que me vienen empujando”, es el argumento que ofrecen los que gustan de arrimar el camarón en el transporte público. Va. Seguro a muchos, entre tanto apretón, les es imposible no acercar el cuerpo a la dama (o al caballero) que tienen más próximo. No hay lascivia. Pero cuando se acusa que alguien le tocó los senos a una chica, para después meter mano debajo de la ropa interior… ¿cómo se puede justificar que no hubo intención lasciva? Pues es lo que habrá que preguntarle al juez federal que ordenó la liberación de Diego Cruz, uno de los cuatro chavos que integraba la banda de “Los Porkys” y que, en la acusación que pesaba en su contra, está señalado que él le “tocó los senos, le metían sus manos debajo de la falda y [Cruz] le introdujo sus dedos por debajo del calzón y se los introdujo en la vagina”.

De acuerdo con el juez Anuar González Hemadi, la única prueba para señalar que Cruz cometió pederastia es que Daphne Fernández tenía 17 años cuando fue atacada. De ahí en fuera, pues puede que Diego Cruz sí tocó a la chica… pero no con malas intenciones, en todo caso pudo ser un “roce o frotamiento incidental”, señala El País.

Esta intención lasciva, elemento subjetivo conformador del ‘abuso sexual’, es el que no se acreditó en el presente asunto, pues no existe prueba alguna que compruebe eficazmente la lascivia en la conducta del quejoso, cita Reforma a González Hemadi.

Para acusar de pederastia, las autoridades deben comprobar que Cruz rozó, frotó o acarició “con intención lasciva” a la agredida… es decir, con intención de satisfacer un apetito sexual, señala Reforma. Además, González Hemadi concluyó que la Fiscalía veraruzana no acreditó otros elementos del delito. Uno de ello, el “estado de indefensión de la víctima”.

Recordemos que Daphne Fernández acusa a Cruz y sus amigos de abusar sexualmente de ella, esto después de salir de un bar y ser obligada a subir a un auto, el cual se dirigió a casa de uno de los “Porkys”. Una vez en el domicilio fue forzada por uno de los ahora acusados. El caso fue internacionalmente conocido debido a la difusión del video en el que los “Porkys” (hijos de familias de poder en Veracruz) reconocen su delito, esto luego de ser encarados por el padre de la agredida.

Diego Cruz fue detenido después de huir del país. Las autoridades mexicanas tuvieron que pedir ayuda a la Interpol, la cual, al poco tiempo, ubicó al acusado en Madrid, cuando salía de una fiesta con amigos. Con diferente apariencia física y lágrimas en los ojos, Cruz pidió al juez español que llevaba su caso que no permitiera su extradición a México.

“Con este amparo cualquiera podría tocar a una niña sin consecuencias penales”, comentó para El País el padre de Daphne al conocer el fallo del juez. “Estamos en el hartazgo total, dos años de lucha, de batalla, de remar contracorriente, para que ahora salgan con esto”, agregó.

Aunque el juez ya ordenó la liberación de Cruz, falta que un tribunal colegiado confirme la resolución, ya que el delito que se le imputa es grave.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Detenidos por la FGE y puestos en prisión preventiva, presuntos responsables de robo de vehículo y pederastia

Ante las autoridades judiciales fueron presentados seis presuntos responsables de distintos delitos, a quienes la …