APOYAN CONSERVACIÓN DEL COCODRILO MEXICANO

La conservación del cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii) es de vital importancia para mantener el equilibrio ecológico de la población de peces en los cuerpos lagunares donde habita. Así lo consideran profesores investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) que se dedican al estudio de esta especie emblemática, en la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) ubicada en la División Académica de Ciencias Biológicas (DACBiol).

Al respecto, el investigador Marco Antonio López Luna, encargado de la UMA de la DACBiol, señala que para esta casa de estudios es prioritario ayudar a la conservación del también llamado “cocodrilo mexicano”, como lo demuestran estudios realizados por los académicos Eunice Pérez Sánchez, Fernando Rodríguez Quevedo, Carolina Zequeira Larios, Jorge Cruz Vera y Natalia Ovando Hidalgo, quienes han analizado el impacto que tiene el uso de agroquímicos que dañan el ecosistema y representan un peligro para la especie.

“El esfuerzo por formar investigadores especializados en la conservación de los cocodrilos ha sido una tarea constante en la UJAT, lo que nos ha permitido consolidar la UMA que cuenta con el aval de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad”, señaló López Luna. Los trabajos pueden ser apreciados durante el recorrido por los estanques e instalaciones de esta área, en la que de manera conjunta con alumnos y egresados realizan actividades de cuidado y repoblamiento.

Con este enfoque se brinda capacitación cada año a por lo menos 15 estudiantes de Biología que están especialmente interesados en la conservación del moreletii, trabajan de forma conjunta con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

El cocodrilo moreletii se puede encontrar en la costa del Golfo de México, desde el centro de Tamaulipas hasta la península de Yucatán. Han sido reportados en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. También se encuentran en Belice y en el norte de Guatemala.

Habita en arroyos, ciénegas, lagunas dentro de bosques y selvas, también en ríos de corriente lenta. Es común encontrarlos en aguas claras o en aguas turbias con abundante vegetación.

ACCIONES PARA PROTEGER LA ESPECIE

Recolecta e incubación de huevos: se sustraen de los nidos y se mantienen a una temperatura de entre 30 y 34°C, que determinará el sexo de toda la camada.

Separación en estanques por edades: de 1 a 3 y de 3 a 5 años, son cuidados por un cuerpo médico debido a que los juveniles son susceptibles a enfermedades.

Cuando alcanzan una talla de 1.20 metros pasan al área de reproducción. En el momento adecuado van a ser donados a granjas o liberados en su hábitat.

DATO:

Habita en arroyos, ciénegas, lagunas y en ríos de corriente lenta. Es común encontrarlo en aguas claras o en aguas turbias con abundante vegetación.

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

Exhortan a ciudadanos de 18 años en adelante, aplicarse sus dosis de refuerzo

En virtud de que la afluencia de esta semana, se ha tornado relativamente baja en …