Víctimas del sistema penitenciario

¿Puede un solo hombre matar a siete policías armados? Acusado de algo que muchas personas pondrían en duda, Alberto Patishtán Gómez estuvo 13 años tras las rejas antes de lograr su libertad. En su visita a Tabasco, el indígena tzotzil lamentó que aproximadamente 8 mil personas indígenas sigan en la cárcel, la mayoría como ‘chivos expiatorios’. Un censo de hace cuatro años revela que habían casi 10 mil indígenas encarcelados.

Al participar en un foto regional organizado por el grupo Por México Hoy, Patishtán aseguró que tiene conocimiento de casos similares al suyo, entre ellos el de Alejandro Díaz Sántis, quien fue sentenciado a 29 años de cárcel por el homicidio de su hija, “como él no hablaba español, a las autoridades se les hizo fácil declararlo culpable”.

Lamentó que la pobreza y carencia de conocimientos sean un factor determinante para enviar a los indígenas a la cárcel, “a como hay culpables también hay inocentes”.

“Mucha gente está presa por su pobreza, por no hablar español, estuve en la cárcel de San Cristóbal donde el 80% son hablantes indígenas de tzotzil, tzetzal y chol, a muchas de esas personas les pregunté ‘¿cometiste el delito?’ y me comentaron ‘es que no sé qué es eso’”.

El último reporte de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) mediante el Censo de Población Indígena Privada de la Libertad 2014, muestra que en 254 centros penitenciarios del país habían recluidos 9 mil 753 personas indígenas de 60 diferentes etnias.

Un total de 3 mil 689 son procesados del fuero común, 5 mil 409 sentenciados del fuero común, 312 procesados del fuero federal y 343 sentenciados del fuero federal.

La estadística del Censo de Población Indígena Privada de la Libertad 2014 muestra en Tabasco una población de 64 personas indígenas tras las rejas, 17 procesadas del fuero común, 45 sentenciados del fuero común y 2 sentenciados del fuero federal; 57 hombres y 7 mujeres.

A nivel nacional, 2 mil 224 de los 9 mil 753 encarcelados pertenecen a la etnia náhuatl.

Sólo mil 007 fueron asistidos por un abogado o traductor que habla su lengua indígena.

Los principales delitos por los que se les acusan son: contra el patrimonio, contra la libertad personal, contra la libertad sexual, contra la salud, contra la vida y la integridad corporal, así como violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Censo de Población Indígena Privada de la Libertad 2014

Número de presos indígenas en el país – 9,753

9,387 hombres

366 mujeres

Procesados del fuero común

3,689

Sentenciados del fuero común

5,409

Procesados del fuero federal

312

Sentenciados del fuero federal

343

Pertenecen a 60 etnias

64 presos indígenas en Tabasco

Procesados del fuero común

17

Sentenciados del fuero común

45

Sentenciados del fuero federal

2

Vulnerables por:

No tener dinero para contratar defensoría

No tener estudios que le permitan defenderse en lo esencial

No tener defensores que hablen sus lenguas

Se estima que el 80% de los presos indígenas fueron encarcelados con procedimientos llenos de irregularidades

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

Analizan rehabilitar y rescatar condominios

El Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco reveló que se encuentran elaborando un …