VUELVE EL JAGUAR A REINAR EN TABASCO

Joel Rubio/Francisco Uribe

En mayo del 2011, Novedades de Tabasco publicó en sus páginas un trabajo de investigación de campo realizado en los límites de los Pantanos de Centla y la Laguna de Términos, en Campeche, donde se dio a conocer la presencia de una importante población de Jaguar (Panthera onca), especie en peligro de extinción.

Siete años después de la publicación que causó asombro entre la comunidad científica, y en el marco del Día Mundial de los Humedales, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a cargo de Carlos Manuel Villar Bedian, confirmó el avistamiento de este felino, ahora al norte de los Pantanos de Centla, donde se le captó a través de cámaras infrarrojas.

Para el Director de la Reserva de los Pantanos de Centla, la presencia del jaguar en ese cuerpo lacustre es un claro indicador de la recuperación del hábitat y un equilibrio natural entre las especies.

El jaguar y otros grandes depredadores son considerados especies clave, por la importancia que tienen en el mantenimiento de la estructura de los ecosistemas naturales donde habitan.

Investigadores señalan que esta importante función ecológica no ha sido valorada, pues se estima que el área de distribución original del jaguar para el año 2012 se había reducido en un 54%, tendencia que se ha mantenido hasta la actualidad.

Algunos de los factores que han propiciado tal reducción son la pérdida y degradación de su hábitat, la fragmentación y aislamiento de sus poblaciones, así como la disminución en sus especies presa y su cacería, ya sea como represalia en casos de depredación de ganado o para obtener sus pieles. Actualmente, sólo el 16% del territorio nacional cuenta con hábitat potencial para encontrar a la especie. Este hábitat potencial está distribuido a lo largo del país, con las poblaciones más grandes de la especie localizada en áreas naturales protegidas (ANP) del sur y sureste, principalmente en la península de Yucatán (Calakmul y Balam).

Este felino forma parte de la historia tabasqueña: para los olmecas era sagrado, rey del mundo oscuro y húmedo de la tierra; mientras que los mayas lo consideraban parte de la creación y que los reyes descendían de él

Su presencia captada en la reserva de la biosfera es un claro indicador de la recuperación del hábitat y un equilibrio natural entre las especies

La primera expedición

Francisco Uribe

Desde 2011, el equipo de la División Académica de Ciencias Biológicas (DACBiol) de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), se ha internado en los pantanos, colocando equipo especializado para encontrar al jaguar, así como junto con otras dependencias lograron ubicar en la zona de la Laguna de Términos otro santuario de estos felinos, con mayor presencia en Palizada, Sabancuy y Champotón, pertenecientes al estado de Campeche.

En el trabajo de campo se brindó la oportunidad al fotoperiodista Jaime Ávalos de participar en la expedición encabezada por el doctor Mircea Gabriel Hidalgo Mihart, quien es biólogo de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT).

La duda siempre estuvo presente y fue el principal motivo que llevó a los investigadores tabasqueños a la búsqueda.

Entre Campeche y Tabasco, en la Laguna de Términos y los Pantanos de Centla, se abre una nueva dimensión hacia el pasado para meditar y componer las fallas que dieron muerte al Jaguar. Hoy, esa especie se encuentra en peligro de extinción dentro del ecosistema de humedales, de acuerdo a la NOM- 059 SEMARNAT 2010. La especie detectada es la de mayor tamaño en América y la tercera en el mundo, después del tigre y el león.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Rescata SSPC a 28 migrantes; serán repatriados a través del INM

Con base en una denuncia ciudadana, la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana (SSPC) ejecutó …