CÁNCER COLORRECTAL, CADA DÍA EN AUMENTO

El coordinador del área de Oncología del Hospital Regional de Alta Especialidad «Juan Graham Casasús», José Francisco Bartilotti, dijo que anualmente se están dando de 2 mil a 3 mil consultas anuales en su departamento, donde el cáncer de mama representa un 50% de las atenciones, seguido del cervicouterino.

Sin embargo, alertó una carga marcada hacia el cáncer gástrico y colorrectal, este último uno de los más agresivos y silenciosos que ha ido creciendo: «cada año la demanda de atención se incrementa en un 10 a 15 por ciento. Este incremento lo empezamos a registrar de 2003 a la fecha».

Además, el cáncer colorrectal representa entre el 15 a 20 por ciento de la consulta.

Previo a la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer que se celebra este 4 de febrero, señaló que la incidencia de la enfermedad es similar en varones y mujeres, existiendo el mayor porcentaje de detección en personas de los 50 a 60 años, no obstante han detectado a pacientes de 21 años con esta patología.

Debido a que el Seguro Popular no cubre este tipo de cáncer, el abandono del tratamiento es muy común: «esto se da por factores económicos. Un tratamiento de quimioterapia para cáncer colon rectal debe estar entre 30 y 45 mil pesos y solamente una minoría de los pacientes lo puede costear. Lamentablemente en nuestro estado el cáncer colorrectal no lo cubre el Seguro Popular, muchos no pueden pagarlo y terminan abandonando el tratamiento, dejándolo incompleto», lamentó.

Añadió que en algún momento del tratamiento, los pacientes lo abandonan y otros tienen serios problemas para continuar; solo un porcentaje lo logra terminar, pero en promedio menos de la mitad lo pueden costear sin ningún problema.

«Hemos pugnado porque el cáncer colorrectal lo cubra el Seguro Popular pero se ha visto entorpecido por el sistema de administración de los hospitales, pues no somos descentralizados ni tenemos recursos propios, todo es a través de la Secretaría y no podemos tomar las medidas», expuso.

MAL SILENCIOSO

Ante las condiciones que tiene actualmente el área, dijo que la sobrevida es del 10 a 20 por ciento a cinco años: «los resultados reflejan el nivel de atención y el que tenemos es de hace 20 ó 30 años. Tenemos las mismas capacidades técnicas pero las fuentes de financiamiento son regulares».

Remarcó que la cirugía es una parte del tratamiento con mayores probabilidades de curación, aún y cuando se diseminen otros órganos como el hígado y pulmón. En el área se realizan de 70 a 80 cirugías anuales, de las cuales entre 15 y 20 son de alta complejidad con recesión multiorgánica, metástasis hepática, pulmonares, etc.

Señaló que los resultados de la cirugía no son lo que se espera si no se tiene la posibilidad de recibir la quimioterapia a tiempo, tal y como está ocurriendo, y es que se están retrasando hasta 45 días debido a la falta de medicamentos.

Los síntomas en el cáncer siempre son tardíos, y en este caso es mal diagnosticado, confundiéndolo con una colitis, por eso alertó a la población a que si padecen dolor abdominal crónico, pérdida de peso, estreñimiento crónico o diarrea crónica, heces de calibre menor o sangrado en el tubo digestivo, consulten a un especialista.

«Esta clase de pacientes deben someterse a una valoración endoscópica del colon, no recurrir al tratamiento sintomático sin antes hacer estudios para descartar una patología grave. Los médicos deberíamos mandar a hacer estudios endoscópicos con mayor regularidad para hacer diagnósticos de colitis o menos graves para descartar esta enfermedad».

¿DÓNDE SE ORIGINA?

La mayoría de los cánceres colorrectales comienza como un crecimiento llamado pólipo en el revestimiento interno del colon o del recto. Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer en el transcurso de varios años, pero no todos los pólipos se convierten en cáncer.

La pared del colon y del recto está compuesta por varias capas. El cáncer colorrectal se origina en la capa más interna (la mucosa) y puede crecer hacia el exterior a través de algunas o de todas las demás capas. Cuando las células cancerosas se encuentran en la pared, éstas pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células cancerosas pueden desplazarse a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.

NÚMEROS ALARMANTES

3 MIL consultas anuales otorga el hospital Juan Graham

20% por ciento de las consultas son por cáncer colon rectal

15% el incremento anual de casos

45 MIL Pesos, el costo promedio mensual del tratamiento

SÍNTOMAS COMUNES

Cambio en los hábitos intestinales

Diarrea, estreñimiento o sensación de que los intestinos no se vacían totalmente

Sangre muy oscura o roja intensa en la materia fecal

Materia fecal menos gruesa o más líquida de lo normal

Molestias en el abdomen, incluidos dolores frecuentes por gases, hinchazón, sensación de saciedad y cólicos

Pérdida de peso sin razón aparente

Cansancio o fatiga constantes

Anemia por deficiencia de hierro sin razón aparente, es decir, baja cantidad de glóbulos rojos

El coordinador de Oncología, José Francisco Bartilotti, informó que desafortunadamente, el Seguro Popular no cubre esta enfermedad

Acerca de Carmen Sarracino

Te puede interesar

Vigilarán la SSPC y la PEC retorno a las escuelas

Alrededor de 80 elementos de tránsito apoyarán en 21 centros educativos que más tráfico registran; …