Cónicas de la calle Loma de Caballo, entre basura y gases tóxicos

A tan sólo unos kilómetros de la ciudad se encuentra la ranchería Lázaro Cárdenas, conocida como Loma de Caballo, donde por más de 40 años se ha mantenido el basurero porque la población se dedica a la recolección de basura.

Productos como metal, cartón y plástico, entre otros, provocan que las condiciones de vida sean insalubres para los pobladores, ya que se respira aire tóxico. Los vecinos señalaron que varios ciudadanos padecen enfermedades pulmonares.

Cerca cerca de la zona ubicada a un costado de la carretera federal Villahermosa – Cárdenas, se pueden observar la industria del reciclaje, que por más de cuatro décadas ha servido como una fuente de empleo para los residentes y así obtener ingresos económicos.

En varias propiedades o lotes se pueden observar montañas de basura, donde los pepenadores buscan objetos que comercializar como el cobre en los pedazos de cables, para después quemar lo que queda, lo que ocasiona que se contamine el ambiente.

Otra de las cosas que padecen es la falta de los servicios municipales como alumbrado público, agua potable, pavimentación, además de inseguridad.

La señora Trinidad García Soberano dijo que las autoridades no tienen en puerta ningún proyecto para rescatar la zona: «las calles están rotas y vivimos con malos olores, gracias a Dios yo soy fuerte y no me he enfermado, pero vecinas mías han tenido que irse de la comunidad debido a padecimientos en los pulmones por respirar gases tóxicos”.

Las condiciones deplorables ponen en riesgo a toda la población

Materiales como plástico, cobre, entre otros lo pueden vender para obtener recursos

“Las calles están rotas y vivimos con malos olores; gracias a Dios yo soy fuerte y no me he enfermado”

Trinidad García Soberano

Ciudadana

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme

El Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme se celebra el …