ESCUELAS SOLAPAN VENTA DE ‘CHATARRA’

Ayer fue el primer día del nuevo ciclo escolar 2018-2019, donde 554 mil 989 niños de nivel básico regresaron a las aulas, y ante esto, las prisas de algunos padres de familia se hicieron presentes, a tal grado que muchos de ellos no le prepararon a sus hijos el “lunch”.

Para muchos, el llevarlos a los niños a la escuela y darles dinero para que compren “algo de comer” es más que suficiente, ¿pero qué comen los niños a la hora del recreo?

En un recorrido realizado por Novedades de Tabasco en los tres principales horarios (la entrada, a las 08:00 horas; el recreo, a las 10:30 am, y la salida, a las 13:00 horas, se logró constatar que la mayoría de los productos que se venden en las escuelas son “chatarra”.

Golosinas y frituras abundan en las escuelas de nivel básico (primaria y secundaria), las cuales no aportan un valor nutrimental adecuado para el desarrollo del niño.

También se observó a personas que preparan y venden desde empanadas, tacos dorados de pollo y tortas de cochinita pibil afuera de los centros escolares.

Cabe recordar que en mayo de 2014, los diputados actualizaron la ley para regular los alimentos y bebidas que se venden en las escuelas públicas y privadas del país, desde preescolar hasta universidad.

Esta ley prohíbe la venta de comida ‘chatarra’ de lunes a jueves, por lo que solamente se deben ofrecer alimentos naturales, y los refrescos embotellados no pueden venderse ni un solo día en las escuelas.

Los nuevos estatutos indican que solamente los viernes se pueden vender productos que cumplan con ciertos criterios nutrimentales en un porcentaje del 30 por ciento del total de energía requerida y la distribución de macronutrimentos para el equilibrio de una dieta correcta, es decir, de 10 a 15 por ciento de proteína, 25 a 30 por ciento de lípidos y 55 a 60 por ciento de hidratos de carbono.

Sin embargo, en este ejercicio de campo realizado por esta casa editorial se constató que siguen vendiéndose bolsitas de frituras, así como refrescos embotellados; también se observaron diversas golosinas como paletas de dulce, gomitas azucaradas, palomitas de maíz o el clásico chicharrón de harina.

FALTA ‘MANO DURA’: PADRES DE FAMILIA

Tabasco ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en la incidencia de obesidad infantil, con un margen del 12.1 por ciento, debido principalmente a la falta de activación física y la ingesta de comida ‘chatarra’ en las escuelas. En ese sentido, el presidente de la Asociación de Padres de Familia, José Atila Montero Acosta, reconoció que en más del 98 por ciento de las 4 mil 937 escuelas del estado se permite la venta de este tipo de alimentos, debido a intereses económicos de los directores.

Montero Acosta lamentó que no exista ‘mano dura’ por parte de la Setab, pues sólo cuatro planteles cumplen con los lineamientos de no vender comida ni bebidas ‘chatarra’.

“Son casi 5 mil escuelas, de las cuales tres o cuatro son las que aplican los nuevos lineamientos de no vender comida y bebidas chatarra a los niños en las tiendas de consumo escolar. La autoridad debe apretar la tuerca y poner mano dura para evitar que en los planteles educativos no se permita el consumo de este tipo de productos”, expresó.

Desafortunadamente, los supervisores no están asumiendo su responsabilidad en los planteles, ya que en su mayoría, los directores fomentan el consumo de comida chatarra, concluyó.

CIFRAS

4,937 escuelas de nivel preescolar y primaria en Tabasco

554,989 alumnos

98% de los planteles permiten la venta de comida ‘chatarra’

“Son casi 5 mil escuelas, de las cuales tres o cuatro son las que aplican los nuevos lineamientos de no vender comida y bebidas chatarra a los niños en las tiendas de consumo escolar. La autoridad debe apretar la tuerca y poner mano dura para evitar que en los planteles educativos no se permita el consumo de este tipo de productos”

José Atila Montero Acosta

Presidente de la Asociación de Padres de Familia

Buenas intenciones, pero malos resultados

Dolores Hernández

Tabasco fue de los primeros cinco estados del país que reformaron sus leyes para evitar la venta y el consumo de comida ‘chatarra’ en los planteles escolares, e incluso la obligatoriedad para fomentar el deporte al aire libre, sin embargo, los planteles no respetan el reglamento.

Con fecha del 15 de octubre de 2014, se logró reformar los artículos 22-A y 96-F de la Ley de Educación del Estado de Tabasco; así como el 87 de la Ley de Salud del Estado de Tabasco, donde se establecen las prohibiciones en ese sentido.

Esta marcaba: “Queda prohibida Ia venta de alimentos preparados y golosinas con predominio de carbohidratos refinados y grasas vegetales en su forma que contengan ácidos grasos hidrogenados en su forma trans, dentro, afuera y en los alrededores en un radio de 50 metros a Ia redonda de las escuelas de educación básica, centros de recreación y deporte de niños y adolescentes, guarderías y centros de desarrollo infantil, así como cualquier otro establecimiento escolar que se encargue de la enseñanza de educación y cuidados de lactantes, preescolares, niños y adolescentes”.

Asimismo, enfatiza: “Se prohíbe Ia instalación de máquinas expendedoras de productos industrializados (alimentos y bebidas)”.

El decreto señala que será la Secretaría de Salud del Gobierno Federal quien emitiría la lista de los productos que lo contengan y que no podrían ser expendidos.

Ley General de Salud

ARTÍCULO 87.- Queda prohibida la venta de alimentos y golosinas preparados con predominio de carbohidratos refinados y grasas vegetales en su forma sólida que contengan ácidos grasos, dentro de las escuelas de educación básica, centros de recreación y deporte de niños y adolescentes, en guarderías y centros de desarrollo infantil, y cualquier otro establecimiento escolar que se encargue de la enseñanza, educación y cuidados de lactantes, preescolares, niños y adolescentes, asimismo se prohíbe la instalación de maquinas expendedoras de productos industrializados (alimentos y bebidas). La Secretaría de Salud emitirá la lista de estos productos que lo contengan.

ARTÍCULO 88.- Las escuelas de educación básica, centro de educación inicial, de cuidados infantiles, guarderías, centro de desarrollo infantil, y cualquier otro establecimiento escolar que se encargue de la enseñanza, educación y cuidados de lactantes, preescolares, niños y adolescentes, deberán fomentar el deporte al aire libre todos los días en las escuelas, cuando menos durante 20 minutos diarios.

Recibe gobierno 12 mmdp por impuestos a golosinas

Agencias

La recaudación que obtiene el erario público a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a alimentos con alta densidad calórica -conocidos como comida ‘chatarra’- aumentó más de 30% en el primer semestre de este año.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) muestran que de enero a junio de este año, entraron a las arcas del gobierno 12 mil 782 millones de pesos, lo que significó un incremento de 31.2 por ciento en términos reales respecto al mismo periodo del 2017, cuando la recaudación sumó 9 mil 283 millones de pesos.

De acuerdo con Adrián García, investigador de Ingresos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el aumento en la recaudación se debió a dos factores: en primer lugar, una mayor eficiencia del cobro del impuesto y, en segundo, por unas mayores ventas en los productos que se gravan.

El IEPS a la comida ‘chatarra’ se creó con la reforma hacendaria de 2014. De esta manera, se paga una tasa de 8 por ciento por cada 100 gramos o mayor a los alimentos no básicos con alta densidad calórica, cuyo contenido energético sea de 275 kilocalorías.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Cubre Tabasco 25% de la producción nacional bananera

El año pasado la entidad ajustó más de 250 mil toneladas de esta fruta, afirmó …