Regala SSP sonrisas y esperanza a niñas

Lori es una niña de cinco años de edad, vive en la colonia Gaviotas y hace unos meses le diagnosticaron Leucemia Linfomática Aguda.

Debido a ello, ha estado recibiendo quimioterapia, pero como era de esperarse, el tratamiento ha hecho que vaya perdiendo poco a poco el cabello.

Sin embargo, ella afronta con buena voluntad y optimismo su padecimiento. Dice ser una pequeña con mucha suerte al tener una familia que no la deja sola y que siempre la está apoyando.

“Mis papás me dicen que le echo muchas ganas y con el favor de Dios voy a salir adelante”, fueron sus palabras al ser cuestionada por este reportero, quien para poder conversar con ella solicitó la autorización de sus padres.

Poco después, mientras conversábamos con su mamá, la señora Karina Yanet Gómez Cruz, quien nos explicaba los detalles de esta enfermedad y lo desgastante que ha sido para ellos el afrontar la situación, Lori interrumpió la entrevista para decirnos cómo le gustan los juguetes, esto tras haber descubierto una muñeca “Barbie” que se le iba a regalar y lo feliz que se sentía porque una vez más, volvería a tener cabello.

Su mamá, discretamente se secaba las lágrimas al ver la felicidad que iluminaba el rostro de su hija y todo esto por lo que para cualquier persona podría ser una simple peluca.

SIEMPRE BELLA

Junto a ellos se encuentra Sofía, una pequeña de ocho años que impacientemente observa las pelucas que están en el mostrador.

Estaba acompañada por su madre, Adriana del Carmen Caraveo Ricardez, quien nos relató lo difícil que es el tratamiento del Linfoma no Hodgkin, el cual afecta el sistema inmunológico de su niña.

Relató que cuando Sofía fue diagnosticada, sintió que el mundo se le venía abajo, pero con ayuda picológica logró entender la situación, pero sobre todo encontrar la manera de explicarle a Sofía lo que le estaba ocurriendo.

“Fueron tres días que lloró encerrada en su cuarto, no deseaba ver a nadie pues se sentía fea; sin embargo sus compañeritos de la escuela la apoyaron y ahora la cuidan”, nos explicó doña Adriana, quien asegura que su hija ha demostrado ser fuerte y con el apoyo de su familia, logrará superar esta terrible etapa que hace cinco meses le diagnosticaron.

Momentos después, todo fue alegría para Sofía; mucho más al recibir la peluca que le devolvería la sonrisa que ya no se borraría de sus labios. Sus ojos brillaban nuevamente, pues se volvió a sentir bella y por un momento dejó atrás las dolorosas visitas al hospital y la quimioterapia.

‘NO ESTÁN SOLAS’

Jorge Alberto Aguirre Carbajal, Secretario de Seguridad Pública, en esta ocasión no dio mensaje alguno. Simplemente hizo una reflexión enfocada al amor que estas personas -las internas que fabrican las pelucas- están entregando sin esperar recibir algo a cambio.

Emotivamente, confesó que hace 18 años su señora madre falleció, víctima de esta terrible enfermedad que es el cáncer: “es complicado el ver cómo un ser humano se te va en sólo 45 días”, fueron sus palabras refiriéndose a su pérdida personal, pero a la vez expresó que el poder ver a niñas sonrientes a pesar de estar librando esta dura batalla “es sinónimo de que las cosas como sociedad las estamos haciendo bien”.

Por ello, su mensaje no fue protocolario como habitualmente lo haría un servidor público, esta vez se enfocó a hacer de esta entrega un mensaje de amor, de vida, de alcanzar sueños, señalándole a cada una de las niñas que no están solas para afrontar sus problemas: “tanto sus padres como la sociedad jamás las van a dejar solas”.

Loable labor

Las prótesis capilares que fueron donadas son hechas con cabello trenzado por las manos de mujeres que están internadas en el Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco; son diez reclusas en total quienes conforman el taller de confección de pelucas oncológicas.

Este proyecto fue iniciado en 2016 y hasta la fecha se han hecho un total de 70 pelucas, las cuales llegan a tener en el mercado un costo promedio de 12 mil pesos cada una.

En la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario 2017, este taller quedó inscrito en el acuerdo 13/CNSP/XVI/SO/2017 como una buena práctica penitenciaria, siendo testigo de dicho acuerdo Ruth Villanueva Castilleja, tercera visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

La calidad con la que están confeccionadas es tal, que representantes de la asociación civil “Cabello por Sonrisas” de Ixtapa, Guerrero, enviaron a Tabasco 120 trenzas de cabello natural, con las cuales fueron elaboradas 22 pelucas que fueron enviadas a niñas con cáncer en dicho estado.

La entraga fue un mensaje de vida

Lori, de cinco años de edad, no pudo ocultar su alegría al enterarse de su regalo

El ver que sus ojos brillan nuevamente, es la mejor satisfacción que se puede tener

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Luchemos contra las drogas

Cada 26 de junio se conmemora el Día Internacional de la lucha contra el uso …