ROBO DE DUCTOS CRECE 262% EN SEIS AÑOS

En el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, que concluirá el 1 de diciembre, las tomas clandestinas se dispararon un 262 por ciento, con pérdidas económicas superior a los 50 mil millones de pesos, pero más aún, ahora las bandas también sustraen gas natural de las instalaciones, de acuerdo con el reporte más reciente de Petróleos Mexicanos (Pemex) al que tuvo acceso Novedades de Tabasco.

Según informes de inteligencia, Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Veracruz y Jalisco son los estados que registran más perforaciones de ductos; mientras que los municipios más alarmantes son San Martín Texmelucan (Puebla); Tlajomulco de Zúñiga (Jalisco); Cuautepec de Hinojosa (Hidalgo); González (Tamaulipas); Tula de Allende (Hidalgo); así como Cárdenas y Huimanguillo (Tabasco).

Como parte del combate a ese ilícito, la paraestatal ha despedido a 40 trabajadores presuntamente involucrados, además, se han presentado más de 9 mil denuncias por robo de combustible, las cuales han derivado en la detención de mil 600 personas, de las cuales apenas 189 están en prisión preventiva.

En mayo de este año, la Secretaría de la Función Pública (SFP) suspendió de su cargo a ocho servidores públicos adscritos a Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes presuntamente participaron en el robo de hidrocarburos.

En un comunicado, la empresa productiva del Estado indicó que la Unidad de Responsabilidades llevó a cabo una investigación, la cual permitió detectar la presunta participación de varios trabajadores asignados al sector Ductos Minatitlán, de Pemex Logística.

En materia de pérdidas económicas, estas ascienden a 7 mil millones de pesos al año, sin embargo, en 2017, se elevaron a los 20 mil millones de pesos.

Desde la creación de Pemex Logística, a finales de 2015, los costos para reparar ductos dañados por el huachicol se dispararon a niveles no observados en años anteriores, de acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En 2016, primer año de operación de Pemex Logística, el costo para sellar los ductos por tomas clandestinas fue de mil 768 millones de pesos; en 2017 se dispararon a 2 mil 591 mdp y en lo que va de este año sobrepasa los 3 mil millones.

Según la ASF, el costo total que enfrentó la petrolera para reparar los ductos en el periodo 2011-2016 sumó 3 mil 70 mdp, y más de la mitad de esos recursos, es decir 58 por ciento, se gastaron en ese último año.

El dictamen de la Auditoría no reporta datos de 2017, pero un estudio del Instituto Belisario Domínguez (IBD), de la Cámara de Diputados, refiere que reparar una perforación cuesta hasta 250 mil pesos. Al multiplicar esa cifra por las 10 mil 363 tomas clandestinas que reportó Pemex en ese año, arroja un costo aproximado de 2 mil 591 millones de pesos.

HUACHICOLEO CRECIÓ 752%

Entre 2012 y 2018, Pemex registró 40 mil 71 tomas clandestinas de robo de combustibles.

La cifra ubica al sexenio que está por acabar como el de más ataques a la red de ductos en toda la historia del país.

Petróleos Mexicanos ha sido víctima de la delincuencia organizada, que encontró un nicho de negocio en esta práctica, sobre todo en Puebla, Hidalgo y Guanajuato, los tres estados que concentran la mayor cantidad de tomas.

La paraestatal tiene registros de que en los primeros nueves meses de este año se registraron 11 mil 197 tomas clandestinas; 46% más respecto al mismo periodo del 2017.

Más atrás, desde diciembre de 2012, cuando Enrique Peña Nieto comenzó su administración, hasta septiembre de este año, la cifra de tomas clandestinas alcanzó su máximo histórico.

Comparadas con las 4 mil 701 identificadas al término del gobierno de Felipe Calderón, el aumento con el priista fue de 752%.

Tamaulipas era considerado una de las entidades con mayor “ordeña” de ductos, pero desde 2016, tanto Puebla como Guanajuato se han ubicado entre los líderes.

En este año (enero-septiembre 2018), Puebla tuvo un aumento de casi 79.4 por ciento, lo que representó mil 636 tomas, siento el estado con el mayor índice delictivo en contra de la infraestructura de la empresa.

Esa entidad se ha convertido en el principal foco rojo, no sólo por el robo de gasolinas y diésel, sino también gas LP, situación que ha provocado derrames y también fuertes enfrentamientos entre militares y los llamados huachicoleros.

Hidalgo se mantuvo como la segunda entidad con más tomas clandestinas al sumar mil 486, cifra que representó un aumento de 103% en comparación a las 731 del mismo periodo de 2017.

Del mismo modo, Guanajuato está el tercer sitio, ya que reportó mil 350 tomas, mientras que Veracruz se posicionó en el cuarto sitio con mil 219 perforaciones.

Tabasco, corredor de la ordeña

Entre enero y agosto de este año, la paraestatal detectó 10 mil 101 tomas clandestinas a nivel nacional, siendo Puebla el estado que encabeza la mayor incidencia de ese tipo de delito, con un total de mil 521 perforaciones.

Solo en Tabasco se presentaron un total de 119 daños a tuberías para sustraer combustible, principalmente en los municipios de Cárdenas y Huimanguillo, por donde atraviesan más de 8 mil kilómetros de ductos, según se asienta en el reporte de tomas clandestinas revisado por Novedades.

Las pérdidas en el caso de la entidad superan los 30 millones de pesos considerando que la reparación de cada tubería asciende a 250 mil pesos.

El robo de combustible representa un gran reto para los proyectos de refinación del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, toda vez que se requerirá suficiente producción para poder trabajar la refinería que tendrá el municipio de Paraíso.

Y no perdonan el gas L.P

Empresas distribuidoras de gas LP señalaron que cada mes se registra el robo de 58 mil toneladas de este carburante, lo que equivale a pérdidas por mil 102 millones de pesos, daño que absorben, por un lado, Pemex y por otro las distribuidoras, en una proporción de 770 millones y 330 millones, respectivamente.

Entre los estados con mayor cantidad de robos están: Estado de México, Puebla, Querétaro, Jalisco, Tlaxcala, Guanajuato, Nuevo León, Hidalgo, Tabasco, Veracruz y Jalisco.

El robo de gas ha dejado, sólo en los primeros meses de este año pérdidas por 8 mil millones de pesos.

DENUNCIAS POR TOMAS CLANDESTINAS

(en miles)

2014: 1,980

2015: 3,040

2016: 3,410

2017: 5,810

2018: 8,740

CIUDADES CON MÁS REPORTES

  • San Martín Texmelucan, Puebla
  • Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco
  • Cuautepec de Hinojosa, Hidalgo
  • González, Tamaulipas
  • Tula de Allende, Hidalgo
  • Cárdenas y Huimanguillo, Tabasco

EXTRACCIÓN ILEGAL DE HIDROCARBUROS

  • Incrementó 262% en el sexenio de EPN
  • Pérdidas económicas por 50,000 millones de pesos
  • La reparación de una perforación cuesta 250,000 pesos
  • 40 empleados despedidos
  • 9,000 denuncias interpuestas

A NIVEL ESTADO

  • 119 perforaciones de enero a agosto de 2018
  • Pérdidas por 2,000 millones de pesos
  • 8,000 kilómetros de tubería atraviesan el subsuelo tabasqueño

Según un reporte de Petróleos Mexicanos, la cantidad diaria de ductos perforados clandestinamente supera el centenar

La venta de “huachicol” ha adquirido fuerza en varias entidades del sur y el sureste del país

MINA DE ORO DEL CRIMEN ORGANIZADO

Cárteles de la droga, personal de Pemex, empresarios y pobladores han encontrado una mina de oro en la perforación, compra y venta de hidrocarburos; Reportes de la PGR y de la Policía Federal, indican que en la ordeña de ductos participan organizaciones criminales como Los Zetas y los cárteles del Noreste, de Sinaloa y Jalisco Nueva generación

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Cubre Tabasco 25% de la producción nacional bananera

El año pasado la entidad ajustó más de 250 mil toneladas de esta fruta, afirmó …