Lo del momento: La rosca de tamal

La gastronomía mexicana es un verdadero mosaico, y en especial cuando nos referimos a los tamales, pues hay para todos los gustos, desde salados hasta dulces, diferentes masas, presentaciones, con salsa, fritos, rellenos, hoja de maíz o de plátano, cocidos en olla o en un hoyo de tierra. El tamal es tan variado como la cultura en México.

Pero te presentamos, lo que estará de moda en este Día de la Candelaria 2019: la rosca de tamal.

Se trata de una variante de la cocina mexicana que se encuentra en contados lugares de la ciudad, el más significativo es Tamales Miniatura, en Calle Chica 10, Col. Toriello Guerra, en Coyoacán. Los precios van de 265 a 320 pesos.

El tamal está hecho a base de maíz, y proviene de la alimentación prehispánica, donde lo conocían como ‘tamalli’. En un principio eran utilizados para honrar a sus dioses y simplemente estaban conformados por masa, sería hasta la llegada de los españoles que comenzarían a rellenarlos con diferentes alimentos y, así, casi cada estado tiene su tamal representativo.

Se tiene registro de que existen entre 500 y 5 mil tipos de tamales diferentes en la República Mexicana.

La rosca de tamal también la puedes cocinar tú mismo, y si ese es el caso, te aconsejamos este tutorial.

¿POR QUÉ COMEMOS TAMALES EL 2 DE FEBRERO?

El hecho de que en el Día de la Candelaria se degusten unos deliciosos tamales no es un simple capricho gastronómico; este ritual combina las tradiciones y cutura prehispánicas reflejadas en la gastronomía con las celebraciones católicas que tiempo atrás adoptó nuestro país.

La fiesta del Día de la Candelaria es una celebración católica que comienza en la Navidad, el 24 de diciembre, con el nacimiento de Jesús.

Tras esa fecha, el 6 de enero, en un acto simbólico para recordar el día en que Melchor, Gaspar y Baltazar (los Tres Reyes Magos) ofrecieron oro, mirra e incienso al recién nacido niño Jesús, muchas familias mexicanas acostumbran comer la tradicional Rosca de Reyes.

El dos de febrero nuestros antepasados conmemoraban el primer día del año azteca en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl.

Quien haya tenido la fortuna de “descubrir” al recién nacido en su rebanada de pan, se convierte en el “padrino” del niño y, por ende, tiene que ofrecer tamales el 2 de febrero, día en que según la tradición se “levanta” al Niño Dios del pesebre para «vestirlo» y continuar con la ruta católica que pasa por los Carnavales que se festejarán en marzo, la Cuaresma y el Miércoles de Ceniza, hasta terminar con la Semana Santa.

En la zona de la colona Del Valle, tienes la opción B:

Acerca de Agencias

Te puede interesar

En operativo, autoridad inmoviliza 380 mil piezas de productos Kellogg’s

Artículos presentaban irregularidades en su empaque como imágenes animadas y omisión de sellos En el …