VIDAGUA, LA LUCHA PARA SANEAR RÍOS DE TABASCO

Álvaro Mena Filigrana es estudiante de la carrera de Diseño Gráfico en el Tec Milenio y tiene una meta definitiva: ayudar junto con un ejército de voluntarios a limpiar el río Grijalva, uno de los 30 cuerpos de agua de Tabasco con graves problemas de contaminación.

A Mena Filigrana le fue encargado que presentara un proyecto dentro de la materia Liderazgo Estratégico, pero como desde niño ha mostrado su preocupación por el medio ambiente, él mismo ideó que lo mejor sería uno que estuviera enfocado a la limpieza de los ríos para concientizar a la población sobre la importancia de mantener saludables nuestros afluentes.

El proyecto del joven denominado VIDAGUA consiste en atrapar toda la basura que arrastran las corrientes del río La Sierra a la altura del sector Monal, en Gaviotas.

La idea que surgió como un proyecto personal interesó a las autoridades, sus padres Magdalena Garrido y Álvaro Mena Oropeza recibieron el fin de semana una llamada de un funcionario para comunicarles la posibilidad de llevar a cabo esta campaña en otros ríos y cuerpos lagunares del estado.

Independientemente de que se trate de una iniciativa para un proyecto educativo, no deja de sorprender, porque si de algo se necesita en la entidad es generar una cultura de limpieza para evitar la muerte de todos los afluentes que sufren problemas de contaminación.

PREOCUPANTE PROBLEMÁTICA

Según reportes emitidos por las autoridades ambientalistas, los ríos Grijalva, La Sierra, Mezcalapa y Carrizal son los más contaminados principalmente por coliformes fecales, sólidos suspendidos, demanda bioquímica y química de oxígeno.

Ejemplo, el río Grijalva, en promedio tiene un registro de coliformes fecales de 115 mil 333 NMP/100 ml, lo que es considerado como agua fuertemente contaminada.

De la misma manera, el afluente Mezcalapa en promedio presenta 189 mil 571 nmp/100 ml de coliformes fecales, 58 mg/l en demanda química catalogada como contaminada, y 15 en demanda bioquímica considerada como aceptable.

Por lo que se refiere al río La Sierra, este tiene 171 mil 167 coliformes fecales, está fuertemente contaminado.

Asociaciones ambientalistas, como Santo Tomás, han sido duras críticas de la contaminación de los ríos, debido a la falta de aplicación de la Ley de Aguas Nacionales, que en su artículo 86 prohíbe arrojar o depositar en los cuerpos receptores basura, materiales, lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales y demás desechos o residuos.

En contraparte, en Tabasco se generan 400 millones de metros cúbicos de aguas residuales anualmente; de ese volumen, casi 150 millones, que no son tratadas, tienen como destino final los ríos y lagunas.

Lo anterior es causado principalmente por los cárcamos de bombeo que vierten miles de litros de aguas negras, denunció la Asociación Ecológica Santo Tomás.

“Es un problema serio que no ha regulado la Comisión Nacional del Agua y ya hay normas donde se establecen los parámetros de calidad para sus descargas, y hay normas para acordar en cuanto a plantas de tratamientos”, señaló el ambientalista Hugo Ireta Guzmán, presidente de Santo Tomás.

El río Grijalva es el segundo cuerpo de agua más importante del país, y del que las autoridades municipales captan el vital líquido para su potabilización, recibe la descarga de aguas negras de más de 5 mil comunidades tanto de Chiapas como de Tabasco.

Lo anterior es el resultado de un estudio elaborado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en donde se detalla que 5 mil localidades de los estados de Chiapas y Tabasco envenenan con 5 mil 500 metros cúbicos por segundo de aguas negras.

De acuerdo con reportes recibidos, habitantes de comunidades que viven en las márgenes de los ríos Usumacinta, Grijalva y La Sierra, en los municipios de Macuspana, Centla, Jonuta y Centro, no pueden utilizar agua de esos afluentes.

Autoridades ambientales de Tabasco reconocieron la presencia de Cadmio, Plomo y aluminio en algunos puntos de los afluentes de los ríos Grijalva y Usumacinta y más de 20 lagunas que se encuentran en tres de los 17 municipios de Tabasco.

LA SOLUCIÓN

Armando Padilla Herrera, director de la Comisión Estatal de Agua Saneamiento (CEAS), dio a conocer que a lo largo de este sexenio trabajarán en la construcción, rehabilitación y ampliación de al menos 10 plantas de tratamiento de aguas residuales en todo el estado.

Precisó que ya se concluyó la rehabilitación de la planta «El Mango» en Nacajuca, además se está terminando la de Jonuta, mientras que en Teapa ya tienen localizado el terreno y se tiene el proyecto.

Puntualizó que se trabajará en la rehabilitación en las plantas de tratamiento de aguas residuales de Tenosique, así como en las de Huimanguillo, Comalcalco y Tapijulapa, mientras que la de Paraíso será ampliada y se construirá una más en esta demarcación.

Con esto, dijo, se tiene el propósito de sanear principalmente el río Usumacinta, lo cual será una realidad en el sexenio del gobernador Adán Augusto López Hernández.

PROYECTO

Autor: Álvaro Mena Filigrana

Estudiante del Tec Milenio Villahermosa

Objetivo: Limpieza de los márgenes de los ríos

Misión: Concientizar a la población

Participan:

  • Álvaro Mena Filigrana
  • Álvaro Mena Oropeza
  • Magdalena Filigrana Garrido
  • Luis Manuel Trinidad Canul
  • Jorge Bocanegra
  • José Trinidad García Ramos
  • Pio Juan Celorio
  • Patricio Bocanegra
  • José Luis Filigrana
  • Guillermo Cobián
  • Alberto Mena
  • Luis Cabrales

ENFERMAN RÍOS DE TABASCO

Coliformes Fecales (CF)

  • Grijalva: 115,333
  • Mezcalapa: 189,571
  • Carrizal: 141,167
  • La Sierra: 140,177

MEDICIONES

Criterio de calidad del agua

  • 100 excelente
  • 100-1,000 buena calidad
  • 200-1,000 aceptable
  • 1,000-10,000 contaminada
  • 10,000 fuertemente contaminada

LETRA MUERTA

La Ley de Aguas Nacionales en su artículo 86 prohíbe arrojar o depositar en los cuerpos receptores y zonas federales, en contravención a las disposiciones legales y reglamentarias en materia ambiental: basura, materiales, lodos provenientes del tratamiento de aguas residuales y demás desechos o residuos que por efecto de disolución o arrastre, contaminen las aguas de los cuerpos receptores, así como aquellos desechos o residuos considerados peligrosos en las Normas Oficiales Mexicanas respectivas.

MULTAS

  • 1.6 millones de pesos sin menoscabo de otras sanciones administrativas y penales aplicables.

Fuente: Inegi, Conagua, ayuntamientos, Novedades de Tabasco

«Es un problema serio que no ha regulado la Comisión Nacional del Agua y ya hay normas donde se establecen los parámetros de calidad para sus descargas”

Hugo Ireta Guzmán

Presidente de la Asociación Ecológica Santo Tomás

Los niveles de bacterias coliformes fecales alcanzan la categoría de agua “fuertemente contaminada”

Su objetivo también es concientizar a la ciudadanía en el tema

Otras personas se han unido a su labor

FOTOS: VÍCTOR EK MAY/JOEL RUBIO

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Cubre Tabasco 25% de la producción nacional bananera

El año pasado la entidad ajustó más de 250 mil toneladas de esta fruta, afirmó …