“Tápate que te casaste para mí”: El Micromachismo

Por: Pachela Gaudiano

En México el 68 % de las mujeres que viven algún tipo de violencia la viven a manos de sus parejas, en promedio 10 mujeres mueren al día por feminicidios. Pero ojo, la violencia contra las mujeres tiene muchas caras y una de ellas es tan pero tan sutil que puede pasar toda una vida desapercibida, para explicar esto es importante citar a Luis Bonino, psicoterapeuta y médico psiquiatra que ha dedicado más de 30 años a la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres y creador del término “micromachismo” ¿Qué es esto?,
“los micromachismos son pequeños, casi imperceptibles controles y abusos de poder cuasi normalizados que los varones ejecutan permanentemente. Son hábiles artes de dominio, maniobras que sin ser muy notables, restringen y violentan insidiosa y reiteradamente el poder personal, la autonomía y el equilibrio psíquico de las mujeres, atentando además contra la democratización de las relaciones. Dada su invisibilidad se ejercen generalmente con total impunidad”. Los micromachismos van de la mano de lo que podemos llamar microviolencias que es una conducta normalizada en nuestra sociedad a través de la educación, la cultura y el reparto de roles que, por ello, muchas veces, no somos consciente de ejercerla o sufrirla. Como ejemplo les cuento la historia de Mariana y Samuel: “Mariana es una chava de 25 años influencer en redes sociales, Samuel es Senador de la República, ella tiene covid y por eso están separados en su casa, deciden hacer un live y entre muchos de los micromachismos evidentes que hubo él le dice a ella que está enseñando mucha pierna y que se tape, palabras textuales: “Me casé contigo pa mí, no para que andes enseñando”. Como era de esperarse las feministas y activistas inundaron redes sociales en señal de desprecio ante éste acto evidentemente machista, pero ¿saben que es lo peor de todo? que esos micromachismos, esas microviolencias son las que pasamos por alto diario, son las que gozan de aceptación social, que si no hubiera sido algo público y señalado jamás hubieran pensado asimilado que tuviera algo de malo, que su comentario hubiera sido machista, para nada, ahí hubiera quedado como una “broma”. Así como hubo mucho ruido señalando el machismo en esa frase y en toda la actitud en general también hay mucha gente y yo diría la mayoría a quienes no se les hizo que tuviera nada de malo lo que pasó. También no faltaron los amigos que se pronunciaron públicamente en contra de el, como si su machismo fuera cosa aislada, aprovechando la ocasión para pronunciarse en contra del machismo, como si solo hubiera pasado ésta única vez. No, estas son conductas repetidas, violencias cotidianas, de las que ni hacemos caso, hasta justificamos y hasta décimos: “no exageren, no es para tanto”. El fomento de los estereotipos es una característica básica de la microviolencia, el machismo no son episodios aislados, no es solo decir una frase y justificar con: “hay me equivoqué”, el machismo y la violencia tienen muchas caras y hay muchas capas. En ocasiones la conversación sobre la violencia de género se centra en el tipo de violencia y desigualdad de las mujeres que es evidente, que está a la vista de todas y todos, pocas veces volteamos a ver que esto lo vivimos en lo cotidiano, hombres y mujeres, la lucha es diaria, constante, no hay que dejar de alzar la vos nunca, las mujeres no somos propiedad de nadie.

Pachela Gaudiano Rovirosa
Presidenta de la Asociación Civil Hay Salida

Si vives violencia o conoces a alguien que la viva contáctanos en Hay Salida AC:
WhatsApp: 9933595983
Oficina: 1871969
Facebook: HAY SALIDA
Instagram:Haysalida_ac
Twitter: @salidahay
Mail: haysalidaac@gmail.com

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Transforma3: estilo de vida saludable

No solo es un programa de nutrición, es una propuesta para cambiar hábitos a través …