Amor en todas partes

María Elodia Zurita Argáez

¡Hoy también es un gran día!

No quedará en la noche una estrella. / No quedará la noche / Moriré y conmigo la suma / Del intolerable universo. Fragmento del poema “El suicida” de Jorge Luis Borges. Una notica nos impactó esta semana, el penoso, lamentable y triste suicidio del cantante, actor, bailarín y empresario Javier Ortiz.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció desde 2003, el 10 de septiembre como el “Día Mundial para la Prevención del Suicidio”, con el objetivo de que las naciones del mundo implementen y promuevan acciones para su prevención. Pero ¿Se puede prevenir?

Aparentemente, según la opinión de la OMS, sí se puede: el tratamiento adecuado para la depresión es de gran ayuda, la atención a las personas que sufren de alcoholismo o de adicción a alguna sustancia, también; se considera importante el contacto de seguimiento con quienes han intentado suicidarse.

Todos podemos contribuir a la prevención si estamos atentos a las señales que emiten algunos suicidas: ante los problemas se sienten demasiado abrumados, manifiestan una fuerte emotividad y se sienten imposibilitados para solucionar sus problemas, por esta razón es idóneo que reciban atención de personal calificado; en caso de no tener recursos económicos, resulta de mucha ayuda el soporte emocional que la familia o amistades pueden brindar a la persona afectada. Las campañas preventivas, así como los módulos de orientación que el gobierno implementa son importantes para su prevención.

El suicidio se encuentra entre las 20 principales causas de muerte a nivel mundial en personas de todas las edades; según la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), más de 800 mil muertes al año, lo que equivale a un suicidio cada 40 segundos. En México, la tasa de suicidio fue de 8.5 por cada 100 mil hombres y 2.0 por cada 100 mil mujeres en 2015, según datos recabados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Te vas Alfonsina con tu soledad / Qué poemas nuevos fuiste a buscar? / Una voz antigua de viento y de sal / Te requiebra el alma y la está llevando / Y te vas hacia allá como en sueños, / Dormida, Alfonsina, vestida de mar. Fragmento de la canción “Alfonsina y el mar” de Alberto Cortez.

El suicidio es el resultado de muchos factores: dificultades financieras, los problemas en las relaciones interpersonales, soledad o el acoso psicológico, la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el trastorno límite de la personalidad, el alcoholismo o el uso de drogas, un intento de suicidio no consumado o el antecedente de algún suicidio familiar.

En estos tiempos difíciles de pandemia, estemos atentos a las señales la situación puede resultar abrumadora para las almas más sensibles.

Todo vacío, todo mudo está, ya nada me contenta; / ni aroman los perfumes ni los aires refrescan; / ¡mi corazón está tan melancólico! […]  / ¿Puedo en mi corazón guardar tan cálidos deseos? / Contemplar las coronas de flores de la vida, / y pasar frente a ellas sin llevar yo corona alguna, / ¿y no debo, además, triste despertar? Fragmento del poema “Amor En Todas Partes” de Karoline von Günderrode

Les Deseo una semana productiva y de buena salud.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Rodolfo Jiménez , Un artista contemporáneo

Este tabasqueño, gracias a su talento fue seleccionado para integrar catálogo digital y exposición en …