Chiapanecos claman por ayuda

Debido al desgajamiento de un cerro en la comunidad de Guadalupe Paxilá, que a su vez formó un tapón sobre el río Paxilá, habitantes del lugar temen que la fuerza del afluente deslave el alud de tierra e inunde aún más su poblado; piden a las autoridades los auxilien antes de que algo suceda

Fotos: Jaime Ávalos

Chilón, Chiapas

Más de 2 mil habitantes de comunidades aledañas al poblado Guadalupe Paxilá claman ayuda debido a que fueron arrasados por la furia del río Paxilá. Todos piden apoyos para las reparaciones de sus viviendas, así como víveres, ya que algunos llevan días sin alimento.

Comunidades como Ramusil, Guadalupe Paxilá y Ojo de Agua, del municipio de Chilón, Chiapas, fueron afectadas por la creciente del afluente cercano a la zona, ahí, el agua alcanzó hasta un metro dentro de las viviendas.

La infraestructura urbana y construcciones públicas como centros de salud, panteones, carreteras, puentes vehiculares y peatonales, así como varias viviendas, fueron afectados, hasta el momento, en la comunidad Ramosil se puede tener acceso a vehículos por el corte carretero hacia Guadalupe Paxilá.

Quienes ahí viven tienen miedo de que pueda ocurrir otra desgracia porque el tapón aún existe y temen que el cauce del río deslave el tapón formado por el desgajamiento del cerro y el daño sea mayor al de ahora. Por sí o por no, ya muchos han evacuado la zona.

“Estábamos en el culto en la Iglesia cuando comenzamos a escuchar cómo la tierra crujía y los árboles se tronchaban, el pavor fue tal que muchos salieron huyendo hacia Ocosingo y a otras comunidades; el agua llegó hasta los 10 metros de su cauce normal todo fue arrasando a su paso; fue un día malo para nosotros, esperamos que nos tomen en cuenta a nosotros también”, señaló don Pedro Pérez Hernández, habitante de Ojo de Agua.

El desgajamiento de un cerro en la comunidad Ojo de Agua, del municipio de Chilón, en Chiapas, provocó que ríos Guadalupe Paxilá y el Tulijá no incrementaran sus niveles evitando así mayores afectaciones a varios municipios de Tabasco y del mismo Chiapas, sin embargo, varias comunidades serranas de la demarcación chiapaneca resultaron con severas inundaciones, deslaves y daños a la infraestructura urbana.

Para llegar al lugar, el equipo de Novedades de Tabasco realizó un largo viaje, y aunque las condiciones del camino fueron difíciles, se logró llegar hasta la zona del tapón que se formó en la serranía de Chiapas.

Unos 500 metros de tierra se desgajaron de la elevación, 200 de ellos cayeron como un alud en dirección al río Paxilá.

El agente municipal Domingo Miranda Jiménez, acompañado de líderes de la comunidad, señaló que en el lugar hay aproximadamente 2 mil personas que necesitan apoyos urgentemente, no nada más despensas, sino información puntual “y verdadera”, que les digan si es necesario moverse a otra comunidad fuera de peligro o no.

“Estábamos en el culto en la Iglesia cuando comenzamos a escuchar cómo la tierra crujía y los árboles se tronchaban, el pavor fue tal que muchos salieron huyendo hacia Ocosingo y a otras comunidades; el agua llegó hasta los 10 metros de su cauce normal todo fue arrasando a su paso”

Pedro Pérez Hernández

Habitante de Ojo de Agua

“Necesitamos apoyos urgentemente, no nada más despensas, sino información puntual y verdadera, que nos digan si es necesario movernos a otra comunidad”

Domingo Miranda Jiménez

Agente municipal de Guadalupe Paxilá

La tierra se reblandeció y provocó daños a la infraestructura pública del lugar, así como a viviendas

De momento la corriente del Paxilá avanza de manera normal, pero poco a poco va abriendo el alud que cayó del cerro

Acerca de Joel Rubio

Te puede interesar

Se investigará acoso de policías a mujeres

El titular de la SSPC recibió en su oficina a una señora y su hija …