Monitorean el Usumacinta ante incremento en su nivel

El gobierno de Tabasco y autoridades federales mantienen una permanente vigilancia al afluente que actualmente afecta a municipios de la región de Los Ríos, poniendo especial atención en Jonuta, el más perjudicado por la creciente del río

Redacción

Debido al aumento en 2.50 metros por encima de su nivel crítico, las autoridades monitorean permanentemente el río Usumacinta y se brinda atención a los poblados que han resultado afectados por las inundaciones en los municipios Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata y, sobre todo en Jonuta, informó el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Desde su cuenta de Twitter, el mandatario escribió que en la reunión del comando operativo, realizada ayer martes por la mañana, fue revisada esa situación, al tiempo que fueron coordinadas acciones pertinentes con Blanca Jiménez, directora general de la Comisión Nacional del Agua, así como Laura González, coordinadora nacional de Protección Civil.

Según el pronóstico meteorológico, para las próximas 72 horas disminuirá el potencial de lluvias; asimismo, se prevé que haya descenso en niveles de los ríos Pichucalco, La Sierra, Samaria, Carrizal y Grijalva.

En ese contexto, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) detalló en un comunicado que las condiciones atmosféricas para la región del Golfo de México serán de ambiente frío por la mañana, con bancos de niebla en zonas serranas, cielo medio nublado con chubascos en Veracruz y lluvias aisladas en Tabasco, así como viento del sur y sureste de 15 a 30 km/h con rachas de 50 a 60 km/h en Tamaulipas.

CONTINÚAN ACCIONES

El ejecutivo estatal de Tabasco agregó que en el municipio de Centro (Villahermosa) se incrementan los trabajos con bombas de gran capacidad para desalojar el agua en las colonias El Olimpo, Casablanca, Las Torres, Bonampak, Los Mangos, lo mismo que en Mayab, Gaviotas Sur sector Armenia, El Monal, Coquitos.

Mientras en Tepetitán, del municipio de Macuspana, se trabaja para reforzar el bordo de malecón.

En la región de los Ríos, el gobierno municipal de Jonuta, el más afectado, informó que se llevan a cabo trabajos en la carretera La Guayaba “para contener el deslave, ya que en caso de que el río rompa este camino, que además sirve como bordo, se inundarían cientos de casas de Alto Amatitán y del Centro Integrador Playa Larga”.

AFECTADA BUENA PARTE DE JONUTA

Ayer martes en Jonuta comenzó la movilización de ganado, así como la evacuación de cientos de damnificados de las comunidades del municipio ya que el río Usumacinta continúa causando estragos en la mayoría del territorio municipal.

En la cabecera municipal algunos edificios públicos han sido habilitados como refugios temporales para la gente que viene de las zonas más bajas de la demarcación.

Por su parte, el alcalde Francisco “Tito” Filigrana Castro señaló que buena parte del municipio está entre el agua, además, puntualizó que se está haciendo un enorme esfuerzo para salvaguardar la cabecera municipal, en algunos puntos de la misma ya hay escurrimientos y encharcamientos, y añadió que esperan la ayuda de los tres órdenes de gobierno.

Por su parte, Pascual de la Cruz Hernández, habitante de la zona, indicó: “tiene un mes que el agua empezó a subir, pero hoy ya se vio muy afectada la ranchería donde vivimos, por eso decidimos salir con nuestros animales hacia la carretera federal, en lo alto ya que casi no hay tierra seca en Jonuta”.

Fluyen víveres a zonas anegadas

A la par del despliegue de ayuda humanitaria hacia todos los rincones que enfrentan afectación por inundación en Tabasco, autoridades de los tres órdenes de gobierno intensificaron las labores de evaluación de daños en infraestructura y áreas productivas con el fin de afinar programas que permitan resarcir las pérdidas materiales.

La titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez Alzúa, quien prácticamente ha permanecido en la entidad desde el inicio de la emergencia, aseveró que el compromiso de los gobiernos federal y estatal con el pueblo tabasqueño “prevalece y la consigna es recuperar la cotidianidad lo más pronto posible”.

Como parte de los planes de auxilio, en el municipio de Centro, cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevaron ayuda humanitaria a familias de la ranchería Buenavista, segunda sección.

Mientras que en Centla, personal de la CNPC y el Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco en colaboración con efectivos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) entregaron víveres casa por casa en la colonia Arroyo Polo, tercera sección.

Los integrantes del Sinaproc recorrieron además refugios temporales para conocer las necesidades de las familias y entregarles ayuda humanitaria,  en tanto que en compañía con misiones de la CFE, reforzaron la atención en el albergue ubicado en villa Ignacio Allende, Centla.

En ese sitio, en beneficio de la población que ha sido afectada por las lluvias, la Semar proporcionó comida caliente a las familias que se ubican en refugios temporales, a través de su cocina comunitaria instalada en la colonia Simón Sarlat.

Inundadas 28 mil casas en Centla

La presidenta municipal de Centla, Guadalupe Cruz Izquierdo, aseguró que el incremento de nivel del río Usumacinta, mantiene afectado el 51 por ciento de la población en varios centros integradores y un promedio de 28 mil viviendas están inundadas.

“Son alrededor de 55 mil personas y de 28 mil viviendas, estamos hablando de todo el centro integrador de Quintín Arauz desde donde inicia el puente, estamos hablando de todo el centro integrador de Chilapa, Simón Sarlat, la zona de Zaragoza, Cuauhtémoc, Vicente Guerrero y otras”, detalló.

FOTOS: JAIME ÁVALOS

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Camioneta que escoltaba a Sheinbaum choca en carretera de Coahuila

Una camioneta que forma parte de la caravana en la que se transportaba la virtual …