Cumple DIF con voluntad de sentir y servir a damnificados

Con voluntad de sentir y servir, el Sistema DIF Tabasco, continúa trabajando para cumplir eficazmente la responsabilidad con los sectores más vulnerables, sobre todo en este momento en el que la entidad vive una situación extraordinaria a causa de las inundaciones.

La presidenta del organismo asistencial, Dea Isabel Estrada de López, se congratuló porque a pesar de que poco a poco la emergencia se ha ido superando, la ayuda humanitaria continúa fluyendo en el Centro de Acopio del Salón Alas, lo que ha permitido atender de manera oportuna las necesidades alimentarias de la población damnificada que aún permanece resguardada en refugios temporales o con familiares, debido a que el agua aún sigue estancada en algunas comunidades.

“Ahorita estamos ocupados recibiendo y organizando lo que nos está llegando para poder posteriormente ofrecer a la ciudadanía el apoyo con despensas”, agregó la esposa del gobernador Adán Augusto López Hernández.

Enfatizó que afortunadamente siguen llegando al Centro de Acopio administrado por el DIF mucha ayuda desde todas partes del país, especialmente despensas integradas por productos básicos como alimentos enlatados, granos, leche, entre otros; además de artículos de aseo personal y de limpieza.

Estrada de López detalló que este martes el organismo con apoyo de la Secretaría de la Defensa (Sedena) y Protección Civil, atendieron las peticiones de asistencia alimentaria de albergues y comunidades del municipio de Centro.

Desde muy temprano, la presidenta del DIF y el equipo de directores y voluntarios cargaron unidades con despensas y productos de primera necesidad que se enviaron a la ranchería Río Viejo primera sección, específicamente a las colonias Siglo XX y Kilómetro 2.8 Villahermosa-Reforma, en apoyo a las familias que aun padecen los estragos de las pasadas lluvias. Estas localidades recibieron un total de 1,187.82 kilos de ayuda humanitaria.

Estrada de López agregó que el miércoles a petición de las autoridades municipales, se enviarán paquetes de alimentos, colchonetas y leche para niños a Emiliano Zapata, municipio afectado por el desbordamiento del río Usumacinta.

“El trabajo se mantiene firme, pues mientras la ayuda siga llegando seguiremos compartiendo con los municipios que presentaron anegaciones”, señaló la presidenta del DIF Tabasco, al reiterar el agradecimiento a la sociedad civil, a los empresarios y agrupaciones que siguen haciendo llegar sus donativos al Salón Alas.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Lista nominal crece en más de medio millón de electores

En quince años, la lista nominal en Tabasco pasó de 1 millón 234 mil 280 …