Venden bienes o se endeudan para poder sobrellevar la crisis

La falta de trabajo e ingresos obligó a cuatro de cada 10 familias u hogares a vender sus bienes, pedir prestado o echar mano de los ahorros para sostener sus gastos, alertó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La Encuesta Telefónica sobre COVID-19 y el Mercado Laboral (ECOVID-ML) reveló en hasta julio pasado había 25.6 millones de viviendas con residentes de 18 y más años de edad usuarios de teléfono, fijo o celular.

De la cifra, 61.2% de los hogares, alrededor de 15.5 millones, tuvieron bajas en sus ingresos debido al impacto que ha dejado la pandemia por COVID-19.

La cifra es apenas 3.9 puntos porcentuales menos del registro que hizo el Inegi en la misma encuesta del mes de abril.

En tanto, en otro 45.2% de los hogares (11.5 millones) las familias se vieron obligadas a vender algún bien, pedir dinero prestado o recurrir a sus ahorros para enfrentar sus gastos.

El Inegi detalló que hasta julio pasado 39.1 millones de personas de 18 y más años usuarias de teléfono estaban ocupadas, es decir una tasa de ocupación de 52.3% de la población de 18 años y más años usuarias de teléfono.

De dicha población, 41.6% indicó que sus ingresos disminuyeron a causa de la pandemia del coronavirus.

Del total de ocupados, entre abril y julio el trabajo en casa o home office pasó de 7.7 millones a 5.4 millones de ocupados.

Sin embargo, a las labores de teletrabajo, los empleados se vieron en la necesidad de hacer otras actividades laborales sin goce de sueldo.

TRABAJO DESDE CASA

En los meses de mayo a julio de 2020, la población económicamente activa fue de 39.1 millones de personas, teniendo una participación en la economía de 57.3%, mientras que la población no económicamente activa fue de 29.2 millones de ciudadanos, con una tasa de 42.7%.

De un total de 35.7 millones en el mes de julio, el trabajo en casa pasó de 23.5% a 15.2%; es decir, de 7.7 millones de personas ocupadas a 5.4 millones, y es que además de trabajar desde casa, esta fuerza de trabajo participó en otras actividades no remuneradas, representando casos de una doble actividad, como tareas del hogar, trámites, estudios y cuidado de personas.

Resultados de la Encuesta Telefónica sobre Covid-19 y Mercado Laboral del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) la fuerza de trabajo de personas de 18 años y más usuarias de teléfono indican que entre abril y julio, la tasa general de participación tuvo un aumento de 6 puntos porcentuales, en el cual en el sector femenino incrementó 2.8% y para los hombres fue de 8.3%.

Asimismo, entre abril y julio, la población que estuvo trabajando de 35 a 48 horas creció 9 puntos porcentuales, así como las que trabajaron más de 48 horas tuvieron un aumento de 4 puntos porcentuales; sin embargo, del total de personas ocupadas, el 22% se declaró ausente temporal o en suspensión por la emergencia sanitaria, donde 25.8% fueron mujeres y hombres 19.9%, asimismo, el 41.6% de los trabajadores señalaron que sus ingresos disminuyeron por la pandemia.

En ese mes, de 24.5 millones de personas trabajadoras remuneradas, 6.2 millones fueron suspendidos donde el 38.5% recibió un sueldo completo, mientras que 31.7% fue de forma parcial y alrededor de 29.8% no recibió

pago alguno. En ese sentido, el 6.6% recibió apoyo por parte del gobierno, seguido de un 4.1% de haber recibido apoyo familiar.

Por su parte, de la población no económicamente activa, 25.6% se dijo disponible para trabajar y 74.4% como no disponible, pero quienes aseguraron que deseaban trabajar fue de 82.3%, quienes también eran personas ausentes de trabajo a causa de la pandemia.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Evaluará Sedec a Mipymes a través del programa Mercados Digitales

Con el propósito de impulsarlos a ser más profesionales, obtengan equipos, tecnología, capacitación y esquemas …