Vida Bienestar: Cerrando el año desde la gratitud

Por: Laura Rosado
La vida es hoy
@laurarosado,vidabienestar

Y así, cuando venimos a ver ya termina el año, en un parpadeo se nos fueron 12 meses. La vida es efímera, nada dura para siempre y el tiempo no para. En este cierre del año 2020 valdría la pena tomarnos un rato de estos dos días que nos quedan para reflexionar en lo vivido. Hemos leído y escuchado hasta el cansancio por todos lados lo complicado que se volvió este año, lo feo, lo triste, lo raro, con la llegada del Covid 19 que transformó nuestras vidas a partir del mes de marzo. ¿Te das cuenta que todos los adjetivos son en negativo?, y quizá digas, ¿Y de qué otra manera sería? Pues puede haber otra manera, te invito a trasformar tu mirada del año que ha transcurrido por una mirada más en positivo, más compasiva, más de aprendizaje, más en consciencia y en empatía. Traemos una serie de creencias grabadas en nuestro corazón y nuestra mente que nos hacen reaccionar ante los hechos que nos toman por sorpresa, que nos llegan sin avisar, y que obviamente truncan todo lo que ya teníamos planeado, esa falsa creencia del ser humano que cree tener todo bajo su control, y nada más alejado de la realidad que eso. Dicen por ahí… “quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.

Vamos a ver qué nos ha enseñado este 2020, te invito a hacer esta lista a continuación, puede ser un gran ejercicio y parte de tus reflexiones:

– Nada está en nuestro control.
– Somos más fuerte de lo que pensamos.
– Que podemos vivir con menos.
– Que no necesitamos casi nada material.
– Nuestra gran capacidad de adaptación.
– La conexión, todo está conectado y por eso mismo estamos en pandemia.
– Revalorizamos las relaciones familiares y de amigos.
– La creatividad en la forma de trabajar y estudiar.
– Que la tecnología es una maravilla a la hora de mantenernos conectados.
– Que necesitamos ser besados y abrazados, más de lo que creíamos.
– Que se vale ser vulnerables.

Puedes tomar esta lista e ir agregando muchas más cosas, y ya que tengas tu lista, leerla, releerla y solamente hacerlo en reconocer, sin juzgar, solo reconocer. Cuando reconocemos lo que es la realidad la perspectiva cambia, nos damos cuenta que muchas veces (o la mayoría de las veces) la cabeza nos está haciendo una mala jugada creando historias y haciendo que reaccionemos ante situaciones de la vida. La manera de estar en consciencia y dejar de reaccionar es: Agradecer. Si voy analizando mi vida a través de la gratitud, la realidad se trasforma, podemos ver con más claridad y amplitud lo que ES, lo que es, son los hechos de la vida, que son una serie de circunstancias que acontecen, que no son designios divinos para nuestro mal enfocados solo a nosotros, sino la vida pasa y yo soy un testigo que tiene la capacidad de decidir.

Somos seres libres, y podemos decidir entre: Quedarme en el sufrimiento, paralizado, estancado, solo viendo hacia mí mismo, o salir de mi visión de centro del universo y aún con el dolor, tomar impulso de su energía para dar el brinco que me lleva a seguir con una vida plena, creativa y de servicio. Una vida con compasión hacia mí y hacia los demás, esa compasión es hacer las vidas más bellas.

¿Cómo logro esto? Solo desde la gratitud. Agradecer, agradecer y agradecer. A partir de hoy, ten en tu mesa de noche una libreta y cada día al despertar y cada día al ir a dormir anota tres cosas que agradezcas. Por la mañana puede ser agradecer por todas tus capacidades físicas e intelectuales. Por la noche puede ser cosas que hayan sucedido durante el día. No demos cosas por hecho, todo lo que nos sucede en cada día, son milagros, no permitamos que nuestra vida sea sin valorar lo pequeño de cada día, desde ver salir el sol, recibir el beso del hijo, poder tener algo en la mesa para comer, agua en la llave para lavarnos, y así, ver que nuestras vidas son extraordinarias y que todo es un milagro.

Este 2020 es extraordinario, toda la humanidad compartiendo un mismo suceso y miles de mentes de la ciencia y la medicina buscando la solución para un bien común, eso es una milagro. El despertar de la naturaleza al estar todos guardados, nos hizo sorprendernos de cómo nuestra huella en la tierra impacta en la flora y la fauna. Ese extrañar las reuniones y visitas a la familia y amigos nos enseñó, que es un gran regalo las relaciones sociales en todos los ámbitos. Y así, solo tú, haciendo tu lista irás encontrando milagros y situaciones extraordinarias, que lo único que nos provocará será agradecer, agradecer desde lo más profundo de nuestro ser. Y sí, es cierto que ha habido pérdidas humanas, que este virus impidió que hubiera despedidas a la hora de la muerte, eso duele y complica el duelo, aun así es momento de agradecer a esa persona que se fue todo lo que haya sido en nuestra vida, el duelo es más llevadero desde la gratitud. Cuando no hay nada en nuestras manos que podamos hacer para cambiar una situación, siempre está la mirada amorosa de la gratitud.

Adiós 2020, agradezco los grandes aprendizajes, solo en la adversidad nos damos cuenta de nuestras capacidades extraordinarias y de nuestra fuerza interior.

“Solo en el crisol del fuego, se purifica el oro”

Gracias por leerme LAURA ROSADO/. LA VIDA ES HOY.
Instagram @laurarosado.vidaybienestar

Acerca de Laura Rosado

Te puede interesar

Ser ciudadano

LA VIDA ES HOY Vida Bienestar Instagram: laurarosado.vidabienestar ¿Qué es ser ciudadano? Es saber que …