Miércoles de Ceniza: pandemia cambia el ritual de imposición

En el caso del santuario de Guadalupe, se dio a conocer que habrá misas a partir de las ocho de la mañana y hasta las siete de la noche, con la afluencia máxima del 30%

Joel Rubio/Jaime Ávalos

Más de un millón y medio de católicos celebrarán el Miércoles de Ceniza en Tabasco por lo que el párroco y vocero de la Diócesis del estado, Denis Ochoa Vidal, invitó a los feligreses a acudir a los templos sin olvidar que la pandemia persiste y se deben tomar las medidas preventivas necesarias, por lo que la cuaresma tendrá un inicio diferente.

En el caso del santuario de Guadalupe, se dio a conocer que habrá misas a partir de las ocho de la mañana y hasta las siete de la noche, con la afluencia máxima del 30%, permitida por las autoridades estatales.

LOS CAMBIOS

De acuerdo a la tradición, a los cristianos se les impone una cruz de ceniza en la frente mientras se pronuncian las siguientes palabras: “Polvo eres y en polvo te convertirás». … La ceniza representa un signo de humildad y le recuerda al cristiano su origen y su fin, y que la vida terrenal es temporal.

Ahora, tal y como se lee en la nota difundida por la Iglesia Católica en el Vaticano, «pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada».

CENIZA EN LOS COCHES

El Padre Roberto Valencia de la parroquia universitaria San Marcos, estuvo ayer en el estacionamiento del Museo Papagayo, en donde dio la bendición y un sobre de ceniza, a los automovilistas que, sin bajarse de su auto, la recibieron, en una nueva modalidad de cumplir con el rito cristiano, en tiempos de pandemia.

El párroco Roberto Valencia bendijo a automovilistas, ciclistas y peatones

La fe es lo más importante, sobre todo en estos tiempos

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Dan el último adiós al príncipe Felipe

La reina Isabel II dio el último adiós este sábado al hombre con quien estuvo …