Por unanimidad, el Senado aprueba la no prescripción de delitos sexuales contra menores

El Pleno del Senado de la República aprobó, por unanimidad, una reforma al Código Penal Federal para eliminar la prescripción de los delitos sexuales contra menores de 18 años y asegurar que estos ilícitos se puedan sancionar, sin que se extinga la responsabilidad penal por el transcurso del tiempo.

Con ello, los agresores serán investigados, enjuiciados y, en su caso, condenados, sin importar que las víctimas emprendan acciones legales muchos después de haber sido violentadas.

El dictamen, que se aprobó con 117 votos, establece que los delitos que deben ser catalogados como imprescriptibles, por la gravedad hacía las personas afectadas son la distribución de pornografía infantil, corrupción de menores, pornografía y turismo sexual infantil, así como el acoso sexual de menores de edad.

Además, el lenocinio, la pederastia, el abuso sexual, tener cópula con persona mayor de 15 años y menor de 18, obteniendo su consentimiento por medio de engaños, así como la violación equiparada a personas de este rango de edad, que no tengan capacidad de comprender el significado del hecho o por cualquier causa no pueda resistirlo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, dijo que el con el proyecto se busca terminar con décadas de impunidad en contra de menores que no sólo han padecido este tipo de abusos deleznables, sino que también enfrentan secuelas psicológicas en todo su círculo familiar.

Varios países insisten en esta reforma para evitar que el encubrimiento de los delitos deje a la víctima en total indefensión, por lo que en el Congreso mexicano “nos estamos adelantando” a esta legislación.

“El paso que estamos dando -dijo- es de los más relevantes que esta Legislatura haya dado en las últimas décadas”, por eso la mayoría pugna para que la reforma sea una realidad y se aplique de inmediato contra los agresores.

Su compañero de bancada, Martí Batres Guadarrama, enfatizó que con ello se envía una señal contundente para que estas conductas contra la infancia sean sancionadas en cualquier momento y sin importar la clase social o cualquier otra condición.

Josefina Vázquez Mota, senadora del PAN, sostuvo que esta reforma marca un antes y un después en la vida de niñas, niños y adolescentes víctimas de agresiones sexuales, pues se les reconoce como sujetos de derechos. Ahora, advirtió, ni un agresor sexual con sotana, cargo público y fuero tendrá descanso, ni mucho menos, impunidad.

Por su parte, Manuel Añorve Baños, del PRI, afirmó que se trata de un gran paso para combatir esta problemática. Destacó que a pesar de las diferencias políticas que existen en el Senado, se pueden llegar a acuerdos como éste, por el bien de las familias y sociedad mexicanas.

En tanto, Marco Trejo Pureco, del PRD, hizo un llamao a precisar la figura de imprescriptibilidad para que esta se sea usada para los objetivos del proyecto y no se utilice de manera indiscriminada para tratar otros delitos.

La senadora Ruth Alejandra López Hernández, de Movimiento Ciudadano, señaló como preocupante que México cuente con la mayor cantidad de abusos infantiles, por eso, llamó al Gobierno Federal a que combata las redes de trata, pornografía y el matrimonio infantil y garantice los derechos de niñas, niños y adolescentes.

El dictamen aprobado, en lo general y en lo particular, fue turnado a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Huimanguillo, tierra fértil en la contienda política

Gobernar el municipio significa controlar parte de la región Chontalpa, todo un reto para las …