Vida Bienestar: La madre

Por: LAURA ROSADO

La Vida es Hoy

Instagram: laurarosado.vidabienestar

Hoy vamos a hacer un planteamiento diferente en la celebración del Día de las Madres. ¿Qué tal haciéndonos unas preguntas? Es una reflexión interesante el cuestionar sobre la relación que tenemos con nuestra madre, o nuestra relación con nuestros hijos. Vamos a dejar un ratito a un lado el amor romántico y color de rosa tipo telenovela, y vamos a algo más real. Esta serie de preguntas nos las planea Graciela del Campo, ella es terapeuta sistémica y holística, periodista y conferencista. Y nos hace esta propuesta tan interesante como confrontante, pero sin duda vamos a clarificar nuestro papel de madre o de hija.

Vayamos entonces a pensar las respuestas de estas preguntas:

  • ¿Eres la hija o hijo que te gustaría tener?
  • ¿Tienes con tu madre la relación que te gustaría que tus hijos tuvieran contigo?
  • ¿Te comportas con ella como te gustaría que el día de mañana tus hijos se comportaran contigo?
  • ¿Le hablas con el amor con el que te gustaría que tus hijos te hablaran?
  • ¿Le compartes las cosas de tu vida que te gustaría que tus hijos compartieran contigo?
  • ¿Valoras todo lo que ha hecho y hace por ti como te gustaría que tus hijos lo valoraran?
  • Le agradeces todo lo que ha hecho y hace por ti, como te gustaría que tus hijos lo agradecieran?
  • ¿Le dices lo mucho que la amas las veces que te gustaría que tus hijos te lo dijeran a ti?
  • ¿Eres tú, la hija, hijo que te gustaría tener?

Con calma, sin prisa, ve haciendo este análisis a través de estas preguntas, hazlo con conciencia y sin duda mejorará la relación con tu madre y si tienes una buena relación, sin duda mejorará muchísimo.

Añadiremos a este ejercicio unas frases para decir a mamá, puede ser frente a ella o a través de una meditación, son frases poderosas y sanadoras:

-Mamá gracias por haberme dado la vida.

-Puedo ver el gran regalo que es dar la vida.

-Ahora sé que hiciste las cosas de la mejor manera que supiste.

-La vida que me has dado es suficiente.

-Mamá, tomo la fuerza de ti.

-Mamá, tomo el amor de ti.

-Mamá, agradezco tu vida.

-Mamá, te amo como la mujer que eres.

-Te amo de la forma que eres, así fue bueno para mí.

-Sé que soy fruto del amor.

-Nadie ha hecho más por mí que tú.

-Hoy te libero de todas expectativas, lo que hiciste fue bueno y suficiente.

-Así te amo, como eres querida mamá.

La relación con la madre es la que nos conecta con la vida. Con ella aprendemos a crear vínculos. Cuando aceptamos, tomamos y reconocemos a la madre, tal cual fue o es, solo ahí podremos caminar libres y decididos en la vida, daremos un salto cuántico y se entra en una energía de vida, salud, plenitud, fuerza y mejoran las relaciones con los demás en general. Abraza hoy a tu madre presente, si ya no está, hazlo en una meditación. Fúndete en ese abrazo con ella. Pon atención al latido del corazón y vibra con ella, en la misma sintonía, con amor profundo. Amor y vida, son aquí lo mismo, el amor de la madre es vida, solo vivimos gracias a ese amor y entonces sentimos cómo de pronto nuestro corazón se abre y amplía, se torna cálido, ese amor viene de mamá.

“Gracias mamá por el gran regalo que me diste: la vida”

Gracias por leerme.

LAURA ROSADO/. LA VIDA ES HOY.

Instagram: laurarosado.vidabienestar

Acerca de Laura Rosado

Te puede interesar

Agrovita: la apuesta de PepsiCo por el sureste mexicano

PepsiCo Alimentos México presentó el programa Agrovita para beneficiar a 38 mil personas en Tabasco …