Vida Bienestar: Aceptación

LA VIDA ES HOY.

Instagram: laurarosado.vidabienestar

La aceptación es la ruta directa hacia la paz interior. A veces pudiéramos confundirnos entre la aceptación y la apatía, la despreocupación y la falta de implicación.

Se puede creer que la aceptación llevara al estancamiento y la parálisis. Y quizá nos podemos preguntar: ¿Cómo puedo aceptar la pobreza, las injusticias, la violencia familiar, los prejuicios raciales, las enfermedades graves?, ¿Cómo puedo captar esa parte de mí que necesito cambiar? Pero, la aceptación no significa tolerarlo todo o darnos por vencidos, sino más bien, respeta la realidad del momento presente, incluso cuando reconocemos que puede cambiar. Cuando luchamos y peleamos contra la corriente de la vida, nos perdemos el paisaje y desaprovechamos la oportunidad de involucrarnos en el curso del río. Perdemos mucha energía y felicidad y además, generamos estrés, causa de nuestra resistencia cotidiana a las circunstancias que escapan a nuestro control: la frustración por el mal tiempo, el enojo en los embotellamientos, el tomarnos todo personal.

Al empezar a modificar nuestra relación con las circunstancias que nos rodean y pasar de la resistencia a la aceptación, podemos recobrar la libertad y la calma. Irónicamente, esta es la misma libertad que nos ayudará a cambiar de rumbo con destreza y nos capacitará para crear una transformación positiva.

El primer paso en esta estrategia eficaz y adaptativa, es detectar aquellas situaciones o circunstancias desagradables de nuestra vida, ante las que no podemos realizar ningún cambio, bien porque no dependen de nosotros o nosotras, o porque no tenemos control sobre ellas.

¿Qué aceptamos?:

-Tomar consciencia

-Aprender

-Modificar

-Responsabilizarnos

-Actuar

-Nos adaptamos

¿Qué no hay que aceptar?:

-Quejarse

-Estar enojado siempre

-Vivir en automático

-Juzgar

-Evadir responsabilidades

-Papel de víctima

-Anclarse en el sufrimiento

-Paralizarse

Es aquí cuando tenemos que hacer un ejercicio de aceptación de las circunstancias, sean las que sean, alineando nuestros pensamientos y acciones en la búsqueda de dicha aceptación. De esta forma conseguiremos evitar un gasto de energía y de tiempo innecesario, y además de sufrimiento e insatisfacción.

“Si te liberas un poco, tendrás un poco de paz. Si te liberas mucho, tendrás mucha paz. Si te liberas completamente, tendrás la paz completa” Ajahn Chan

Gracias por leerme.

LAURA ROSADO/. LA VIDA ES HOY.

Instagram: laurarosado.vidabienestar

Acerca de Laura Rosado

Te puede interesar

Stalkear por internet es un delito de acoso, afirma el IEM

En su espacio, “Mujeres Seguras”, conociendo el violentómetro, este martes el Instituto Estatal de las …