Resguardarán piezas arqueológicas en Tabasco

La Guardia Nacional será dispuesta para la recuperación de piezas y vigilancia de monumentos, principalmente en regiones como Tabasco, en donde hay una fuerte presencia de las culturas Olmeca y Maya

Centro

El pasado 21 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante un recorrido por la obra del Tren Maya, compartió a la nación imágenes del hallazgo de una pieza arqueológica de la cultura Olmeca en el municipio de Tenosique.

«Les comparto este hallazgo de Boca del Cerro, Tenosique, Tabasco. No solo es importante por su belleza, sino que confirma la presencia olmeca en la región de las antiguas ciudades mayas del río Usumacinta, como Yaxchilán, Piedras Negras, Pomoná, Santa Elena y Reforma», dijo el mandatario de la nación.

Hasta finales de agosto en los trabajos de construcción del Tren Maya, Fonatur había informado que se había descubierto 14 mil 066 monumentos arqueológicos en los primeros cuatro tramos del tren.

Lo anterior solo confirma la importancia que guarda el estado de Tabasco para la nación, con monumentos y más de un millar de piezas arqueológicas, que son vulnerables a sufrir un daño o saqueo por parte de los traficantes, debido a que permanecen a la intemperie, por lo que este será una de las entidades del país en donde la Guardia Nacional entrará en acción para combatir ese delito.

INAH subsanará deficiencias

Ante tal preocupación, en el 2012 el senado de la república presentó un punto de acuerdo en el que se exhortó al Ejecutivo Federal para que instruyera al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a subsanar sus deficiencias, a efecto de que proceda al cumplimiento de las recomendaciones vertidas por la Auditoría Superior de la Federación en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2010; asimismo, exhorta al titular del Ejecutivo Federal a intensificar las acciones de vigilancia en las zonas arqueológicas e históricas del país.

El senado consideró que las acciones realizadas por las dos últimas administraciones federales no han sido suficientes para cumplir con la protección y la conservación, principalmente, con relación a nuestro patrimonio arqueológico. Aduce que especialistas nacionales e internacionales coinciden en que México es uno de los países con mayor saqueo de bienes culturales y su región occidente y sureste es una de las más afectadas por ello en Latinoamérica.

Como prueba se tiene que en los últimos 11 años el INAH presentó 481 denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) por delitos cometidos en contravención de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, respecto a 4 mil 235 piezas muebles y 106 inmuebles dañados; sin embargo, la cifra podría ser mayor en virtud  que no se tiene un estricto control sobre estos bienes y porque la vigilancia es limitada, de acuerdo con un estudio en poder de Novedades de Tabasco.

En suma, establece que en la última década al menos 300 inmuebles y 3 mil 14 piezas arqueológicas e históricas fueron afectadas parcial o totalmente, revela información oficial. Se trata de los 722 casos por robo, daño o destrucción del patrimonio arqueológico e histórico de la nación alertados al INAH por civiles y autoridades, sobre los cuáles se abrieron 481 averiguaciones previas, siendo que las denuncias penales comprometen 4 mil 235 piezas muebles y 106 inmuebles dañados.

Los ilícitos, señala la publicación, incluyen robo; tráfico de piezas; saqueo; traslado ilegal de piezas; demolición de construcciones originales; daño a petrograbados; afectaciones por maquinaria pesada; destrucción por proyectos carreteros, habitacionales y petroleros; extracciones; pintas con aerosol, o trabajos de restauración erróneos, incendio o inundación.

Entre los inmuebles dañados o destruidos se encuentran sitios y monumentos arqueológicos, montículos prehispánicos, basamentos piramidales, obras hidráulicas antiguas, muros y bardas con valor histórico, capillas, templos, portales y atrios.

Millonarias ganancias en el tráfico de arqueología

Con ganancias aproximadas de 6 mil millones de dólares anuales, según la Interpol, el robo y tráfico ilícito de bienes culturales se ha convertido en uno de los delitos más lucrativos incluso en México,  donde este delito  se encuentra en expansión  gracias a la anarquía, falta de regulación y opacidad que prevalece en esta materia pero también,  gracias a una red criminal  internacional que involucra  desde anticuarios, políticos  narcotraficantes y coleccionistas en varios países incluido el nuestro.

Las autoridades han detectado que el tráfico del patrimonio cultural en México es una actividad que involucra una red que vincula desde anticuarios y políticos en Buenos Aires, hasta narcos en Guatemala, pasando por coleccionistas bajo sospecha en México y diplomáticos en Costa Rica y Perú.

México es uno de los países con mayor riqueza en materia de bienes y patrimonio cultural incluso de la humanidad, por lo cual no es de extrañarse la ambición que despierta entre grupos criminales que tienen una red de saqueo y tráfico de piezas y obras de arte en territorio nacional que incluso les funciona como blanqueo de dinero.

El sector de la cultura en nuestro país es responsable de la investigación, el resguardo y la protección de poco más de 53 mil vestigios arqueológicos registrados, 120 mil monumentos históricos inmuebles, 60 centros históricos y 20 mil monumentos históricos y artísticos de propiedad federal; al tiempo que administra 144 museos y 192 zonas arqueológicas abiertas al público, zonas que son visitadas anualmente.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)  ha advertido que gran parte de los  bienes culturales sustraídos ilícitamente del territorio nacional o que circulan en el mercado internacional de antigüedades,  son bienes arqueológicos que fueron descubiertos como producto de excavaciones clandestinas, razón por la cual se desconoce por completo su origen, establece el documento

La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), recuperó en el 2019, más de 4,550 piezas arqueológicas e históricas decomisadas en el extranjero, sin embargo, hay miles de piezas arqueológicas que no son recuperadas y se venden en el mercado negro.

Entre los objetos sustraídos ilegalmente del país y recuperados en 2019 y 2020, casi 4 mil provienen de Estados Unidos (hachuelas metálicas, figurillas teotihuacanas y estelas de la cultura maya, entre otros bienes culturales); cerca de 600 ex votos religiosos de entre los siglos XVIII al XX y figuras de la cultura zapoteca recuperados en Italia, así como otros bienes reintegrados al país provienen de Alemania y Australia (piezas arqueológicas de las culturas del Golfo, Oaxaca y Campeche).

Según la información disponible en el documento denominado Evaluación de la política pública de preservación del patrimonio cultural, se sabe que la incidencia de los delitos relacionados con monumentos paleontológicos, arqueológicos, históricos y artísticos, se presenta principalmente en 10 entidades federativas:  La Ciudad de México, el Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Tabasco, Veracruz y Zacatecas.

Además de encargarse de la seguridad pública, la Guardia Nacional tendrá una tarea más: recuperar las piezas arqueológicas que hayan sido robadas y que formen parte del patrimonio cultural de la humanidad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que pidió a la corporación conformada en 2019 encargarse de esta tarea, siguiendo el ejemplo de lo que realiza Italia con su cuerpo de Carabineros para la Protección del Patrimonio Cultural.

Nosotros ya vamos a seguir el ejemplo de Italia; ya he dado la instrucción para que en la Guardia Nacional se constituya un equipo especial para lograr este propósito, informó el presidente López Obrador durante la inauguración de la exposición La grandeza de México.

Por la mañana, el presidente entregó al general de Brigada Roberto Riccardi, comandante de los carabineros para la Protección del Patrimonio Cultural de Italia, la Orden Mexicana del Águila Azteca por contribuir con la devolución de piezas arqueológicas que fueron sustraídas de México.

El canciller informó que el General italiano contribuyó a la restitución de 74 piezas arqueológicas y 584 exvotos, en favor de la defensa del patrimonio cultural e histórico de México

CIFRAS:

  • 5 monumentos arqueológicos serán resguardados
  • 5 mil piezas arqueológicas hay en el estado
  • 14,066 monumentos arqueológicos descubiertos en los trabajos de construcción del Tren Maya.

Panorama nacional

  • 481 quejas recibió la PGR en los últimos 11 años por delitos cometidos en contravención de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.
  • 4, 235 piezas muebles y 106 inmuebles dañados.

Fuentes: INAH, Senado de la República, FGR

Acerca de Francisco Uribe

Te puede interesar

Presentan Jugetab 7ma. Edición

La Asociación Civil Jugetab presentó en rueda de prensa su séptima edición; pretenden recolectar alrededor …