Vital, empoderamiento de la mujer para influir en toma de decisiones del desarrollo: Méndez Torres

El Instituto Estatal de las Mujeres (IEM) continúa ofreciendo vía virtual, círculos de reflexión, con temas de interés general para tabasqueñas

“Es indispensable el empoderamiento de las mujeres para que tengan voz y voto en todos los ámbitos, pero sobre todo, para que puedan participar en igualdad de condiciones en el diálogo, y que influyan en la toma de decisiones que determinarán el futuro y desarrollo de sus familias, su comunidad y su país”, aseguró la coordinadora del Centro de Atención Externa del Municipio de Nacajuca, Guadalupe Méndez Torres.

Al ofrecer la ponencia “El empoderamiento de la mujer en Tabasco”, en los círculos de reflexión que ofrece el Instituto Estatal de las Mujeres (IEM), señaló que a pesar de todos los avances que se tienen, se mantienen profundas y extensas prácticas sociales muy antiguas, que colocan a las mujeres en inequidad, exclusión, injusticia y desigualdad.

Consideró que es muy importante el empoderamiento de las mujeres para poder trascender y, sobre todo, cambiar en varios ámbitos, tanto públicos, como políticos y sociales, y mantener la igualdad de género.

«Es un derecho que nos corresponde a vivir en igualdad, ya que nosotras también tenemos la capacidad de realizar funciones que normalmente los hombres realizan. Se trata de romper el patriarcado y el machismo”, dijo.

En su exposición virtual, Méndez Torres ofreció algunos antecedentes del empoderamiento de la mujer en nuestro país, donde 61.2 millones de habitantes son mujeres, 25 por ciento de los hogares se encuentran encabezados por una mujer, y el 42 por ciento de las féminas de 14 años en adelante forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA).

Agregó que el trabajo remunerado que realizan las mujeres asciende a 10.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y la brecha salarial que afecta a las mujeres es entre el 3 al 27 por ciento, dependiendo de la actividad que realiza.

“Por eso, nosotras como servidoras públicas es muy importante que desde el espacio en el que estamos, llevemos ese mensaje a todas esas mujeres que necesitan empoderarse”, puntualizó.

Definió que el empoderamiento es un proceso mediante el cual las mujeres fortalecen sus capacidades, su confianza, su visión y su protagonismo. Esto con la finalidad de ampliar sus opciones de vida y tomar sus propias decisiones, y puede ser vista en tres dimensiones: personal, relaciones cercanas y colectivas.

En la charla –coordinada por la Dirección de Fortalecimiento Municipal del IEM–, detalló que el empoderamiento femenino puede darse en diferentes ámbitos, como son el económico, político, educativo y salud.

«Es decir, una mayor autonomía para las mujeres, a su reconocimiento, y a la visibilidad de sus aportaciones», enfatizó.

La también abogada por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) subrayó que la igualdad de género no es solo un objetivo de desarrollo en sí mismo, sino un medio impredecible para lograr todos los objetivos del desarrollo sostenible.

Solo con hombres y mujeres conviviendo en igualdad, manifestó, será posible solucionar los conflictos políticos, el crecimiento económico o la prevención de las enfermedades, el cambio climático y, en definitiva, garantizar la sociabilidad del mundo.

Explicó que el empoderamiento de la mujer empezó a ser impulsado en la Conferencia Mundial de las Mujeres de Naciones Unidas de Beijing, en el año de 1995. Esto es para referirse a la toma de conciencia del poder individual y colectivo de las mujeres para cambiar el mundo y las prácticas culturales de dominación machista, aseveró.

“Y por la necesidad de la participación de las mujeres en el poder. Es decir, en la igualdad de acceso, y en todos los procesos de la toma de decisiones e igualdad, para cambiar, en este caso en nuestro estado, municipio o en el lugar donde nos encontremos”, señaló.

La funcionaria estatal del IEM destacó que hoy en día la participación de las mujeres es visible en muchos ámbitos de la vida pública y privada de México y Tabasco, pues hay un mayor número de servidoras públicas, diputadas, presidentas municipales, y empresarias que encabezan un proyecto personal o familiar con buenos resultados.

Estableció que son siete los principios del empoderamiento de las mujeres de acuerdo a ONU Mujeres: Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel; Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo, respetando y defendiendo los derechos humanos y la no discriminación; y Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras.

Además, Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres; Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing a favor del empoderamiento de las mujeres; Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y de cabildeo; y Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género.

Guadalupe Méndez también se refirió a los diferentes tipos de emprendimiento de la mujer, que son individuales, de género, familiares, legales, en la salud, psicológico, del trabajo, social, violencia de género, político y deportivo, cada uno con sus respectivas definiciones.

“El empoderamiento de las mujeres debe fomentarse desde la niñez, por lo que invito a todos los padres de familia a que inculquen valores y principios a sus hijas, y que las animen a triunfar en la vida”, concluyó la coordinadora del Centro de Atención Externa de Nacajuca.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Tabasco dentro de los cinco estados, con menor índice de feminicidios: SSPC

Dio a conocer que los índices de feminicidio en la entidad pasaron de un noveno …