Mi Vida en el Arte celebra 13 años de creatividad

Bajo la visión de seguir abriendo foros y contribuir a la creación de la cultura del teatro en Tabasco, la agrupación Mi Vida en el Arte cumple este 30 de noviembre 13 años de haber sido fundada por el actor, director y productor Alejandro de la Cruz Hernández.

Para festejar estos 13 años, “Mi Vida en el Arte” presentará el reestreno de la obra “El Vestido”, de la autoría de Amaranta Leyva y con las actuaciones de las actrices Cecilia Priego, Berenice Correa y Suanny Morales, obvio bajo la dirección de Alex de la Cruz. La cita es el sábado 27 de noviembre en el auditorio “Juan Mena Balboa” de la Canaco Servytur Villahermosa, ubicado en la Avenida Méndez a la altura del malecón. Serán dos funciones: 10:30 de la mañana y 12 del mediodía.

Alex de la Cruz, como se le conoce en el ambiente teatral, cuenta que cuando decidió crear esta agrupación lo hizo por la necesidad de crear bajo su propio método de perfeccionamiento y sello en su estilo.

De hecho, el nombre de esta compañía lo lleva en honor de la autobiografía del actor y director de teatro ruso Konstantin Stanislavski, quien en el texto describe sus esfuerzos fugaces con un grupo teatral amateur formado por él y sus hermanos en el verano de 1884. Estos intentos le dirigieron al principio de su carrera de actor.

Al igual que Stalislavski, Alex de la Cruz empezó por experimentar con él mismo y otros actores en el uso de técnicas nuevas, como relajación y concentración en el escenario. Además, desarrolla el principio de que los actores se pregunten: «¿si fuese yo el personaje en una situación particular qué haría?”

Durante 13 años, el grupo “Mi vida en el Arte” ha montado obras con gran calidad y en diversos escenarios, porque para Alex de la Cruz uno de sus objetivos es llegar a los lugares donde pocas veces se ve teatro, en teatros, auditorios, galerías y hasta en las calles. De esta forma, ha presentado piezas teatrales como La ventana de la felicidad; Cuentos de Édgar Allan Poe, Tlapalco, El Principito, Mía, Collage de las Artes, El Rastro, Frida Kahlo viva la vida, Drácula gay, La cuchara, Ni princesa ni esclavas, Cosas de muchachos, Malas Oalabras, Morritz y el pequeño Mons, Karaoke para el fin del mundo, Bajo el silencio, Princesas desesperadas, Apostando a Elisa, entre otras.

Alex de la Cruz comenzó su carrera de actuación y dirección “por culpa de un amor no correspondido”. Cuando cursaba la secundaria, se enamoró por primera vez; para mejorar sus tácticas de persuasión y canalizar sus emociones encuentra el taller de teatro de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. Después de su preparación debuta con la compañía de la misma universidad en 2003 en el teatro Esperanza Iris.

Continuó su formación en la ciudad de México para tratar de aprender lo más que se pudiera sobre actuación. Logra tomar cursos, diplomados, seminarios, talleres sobre actuación, cine, teatro en general, literatura y hasta yoga, puesto que siempre una rama del arte te lleva a otra y te enseña a aprender siempre de los demás.

Para Alex, lo importante seguir aprendiendo cada día, abrir foros teatrales y crear esta cultura del teatro en Tabasco. Además, ayudar a las personas a hacer funciones en apoyo a las personas necesitadas y en pro causas.

ALEX DE LA CRUZ

Alejandro de la Cruz Hernández. Director de teatro, actor, productor, asesor, promotor y gestor de las bellas artes. Egresado del Centro de Arte Dramático y Lic. En Historia por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.

Es director de la Comisión de Arte y Cultura de la Cámara de Comercio Servytur Villahermosa desde el 2021. Ha tomado talleres de actuación por parte del Instituto Estatal de Cultura y de Formación Continua del Instituto Nacional de Bellas Artes y la Secretaria de Cultura de México. Cuenta con diplomados en actuación, herramientas teatrales y dirección de escena.

SINOPSIS DE LA OBRA

Ana quiere ser artista como su madre. En su afán de estar con ella acepta hacer todo, hasta pasar una semana con su prima, la cual no le permite terminar su escultura para la exposición de fin de año. Para lograrlo, Ana tiene que aprender a decir que NO sin desaparecer, sin que nadie la utilice como si fuera un trapo, un vestido sin cuerpo.

Acerca de Erick Ruiz

Te puede interesar

Pellicer, el trópico en el universo poético

Trópico, ¿para qué me diste las manos llenas de color? Todo lo que yo toque …