Prohíben extracción de crudo con fracking

El pasado 26 de octubre, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, realizó anuncios importantes con respecto al tema petrolero y es que no otorgará concesiones para la extracción de petróleo por medio de la fracturación hidráulica, también conocida como fracking.

«Se hizo una solicitud en noviembre del año pasado, se complementó durante estos meses y en efecto se autoriza a explotar un campo, es un pozo petrolero, con fracking. Se suspende esa autorización. No vamos a usar fracking en la explotación de petróleo», aseguró el mandatario en la conferencia matutina al ser cuestionado al respecto.

El mandatario mexicano informó que Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), le envió documentos en el que se establece “que no hay permisos otorgados en esta administración con propósitos no convencionales”.

La medida pone fin a más de dos décadas de actividades de búsqueda de gas y petróleo a través de fracturas en el suelo, de la cual Tabasco es precisamente pionero, ya que este método fue utilizado por primera vez en enero del 1996, en el campo Jacinto-5, ubicado en Huimanguillo, de acuerdo con registros de Pemex revisados por Novedades.

Datos consultados en el portal de transparencia de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), hasta el 2018 operaban en el país 7 mil 879 pozos petroleros donde la mayoría aplica este método, lo que implica la contaminación de grandes volúmenes de agua durante las operaciones.

La información obtenida a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, señala que el sistema de fracturación de suelos es utilizado en uno de cada cuatro pozos y que en total se han realizado 32 mil 464 acciones, al menos desde 1996.

Según los ambientalistas, el fracking implica fracturar yacimientos de roca impermeable que están a grandes profundidades, en los que el petróleo está encerrado dentro de pequeños poros aislados unos de otros. La ruptura, detallan, libera ese hidrocarburo y permite hacerlo fluir a la superficie.

Sin embargo, se requiere inyectar grandes cantidades de agua al subsuelo, adicionada con arena de sílice y cientos de productos químicos.

En una sola operación se usan en promedio 43 millones de litros de agua, de la cual, hasta 80% reemerge y se deposita en la superficie de los pozos de extracción.

“Esa agua vuelve a salir a la superficie y cuando lo hace, no solo lleva todos los productos químicos que se usaron para la fracturación, sino que arrastra elementos que estuvieron abajo, enterrados durante millones de años”, documentan expertos.
Sin embargo, hay riesgos durante la perforación: explosión, escapes de gas, escapes de ácido sulfhídrico (muy tóxico en bajas concentraciones) y derrumbes de la formación sobre la tubería.

De igual manera se produce contaminación de acuíferos y del aire, ya que muchos de estos aditivos son volátiles pasando a la atmósfera directamente. Por otro lado, para el acondicionamiento e inyección en la red de suministro, una cantidad de este gas, en mayor o menor grado dependiendo de la calidad de la explotación.

Según investigadores de la UNAM, los estados que registraron mayor práctica de fracking fueron: Coahuila (con 24 pozos), Nuevo León (1,798), Tamaulipas (2,064), Veracruz (2,111), Puebla (1,288), Tabasco (21).

A pesar de los daños irreparables que ocasiona la fracturación hidráulica (fracking) al medio ambiente, el actual gobierno mexicano se limitó a prohibirla.

¿Qué es el fracking?

La fractura hidráulica es una técnica para extraer petróleo o gas natural de rocas con poca permeabilidad. Hay algunos tipos de rocas que, por sus características, en algún momento de su existencia atraparon pequeñas cantidades de estos hidrocarburos en su interior, y formaron extensas placas. Como si fueran barras de cereal, pero muy bien apretadas.

Impacto ambiental

El fracking tiene consecuencias en el medio ambiente y en la salud de las personas: – Al ser una perforación especial tiene riesgos añadidos a los habituales: riesgos de explosión, escapes de gas, escapes de ácido sulfhídrico (muy tóxico en bajas concentraciones) y derrumbes de la formación de tubería.

CIFRAS

7 mil 879 pozos petroleros son perforados a través del método fracking en México
Coahuila: 24 pozos
Nuevo León: 1,798
Tamaulipas: 2,064
Veracruz: 2,111
Puebla: 1,288
Tabasco: 21

Fuentes: Pemex, CNH

Estados más realizan esta práctica

Coahuila (con 24 pozos)
Nuevo León (1,798)
Tamaulipas (2,064)
Veracruz (2,111)
Puebla (1,288)
Tabasco (21)

«Se hizo una solicitud en noviembre del año pasado, se complementó durante estos meses y en efecto se autoriza a explotar un campo, es un pozo petrolero, con fracking. Se suspende esa autorización»
Andrés Manuel López Obrador
Presidente de la nación

Acerca de Francisco Uribe

Te puede interesar

Hay en Tabasco 12,397 pacientes activos por COVID, reporta Salud

La cifra de pacientes con carga viral activa de COVID-19 creció este martes a 12 …