Elizabeth Holmes, declarada culpable

La joven emprendedora Elizabeth Holmes, ex presidenta ejecutiva de la empresa médica Theranos, escuchó este lunes cuatro veredictos de “culpable” por defraudar a inversores de la compañía con sus falsas promesas de revolucionar los análisis de sangre, después de tres meses de juicio y dos semanas de deliberaciones del jurado.

Sin embargo, Holmes pudo respirar un poco al escuchar otras cuatro veredictos de “no culpable”, los relacionados con las acusaciones de la fiscalía de haber defraudado a pacientes que confiaron en los tests fallidos de Theranos.

Tras horas de incertidumbre, el jurado popular, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, pudo leer estos ocho cargos del total de once que se le imputaban a la multimillonaria, de 37 años.

Los once cargos que se imputaban a Holmes y los presentados también contra otro de los máximos responsables de la empresa, podían representar penas de hasta 20 años de cárcel y multas de 250 mil dólares por persona, además de tener que devolver el dinero a quienes hayan sido estafados.

El hecho de que al menos cuatro de estos cargos queden desestimados significa que la pena final que reciba Holmes será menor, pero la cifra definitiva la deberá designar el juez del caso, Edward Dávila, en una fecha posterior. Además, Holmes puede apelar el fallo.
Lee también
Inicia el juicio a Elizabeth Holmes, la “científica” que estafó a Silicon Valley
Marcel Sanromà
Elizabeth Holmes, declarada culpable de defraudar a inversores pero no a pacientes

TRES CARGOS PENDIENTES

Entre tanto, persiste el desacuerdo sobre los otros tres cargos, que es lo que retrasó la lectura de los demás cargos.

Esto es porque la ley estadunidense indica que los veredictos del jurado popular se deben alcanzar por unaniumidad en cada uno de los cargos que se imputen.

En la mañana del lunes, los miembros del jurado informaron al juez federal Dávila de que aún no llegaron a un consenso sobre tres de los cargos, por lo que presumiblemente sí que hay unanimidad en los otros ocho.

El magistrado Dávila les respondió que sigan deliberando y que se tomen todo el tiempo que sea necesario, «sin prisas».

El juicio arrancó en septiembre y ha acaparado una enorme atención mediática en Estados Unidos, pues se trata de un caso de elevado perfil: Holmes fue un día una estrella de Silicon Valley por sus promesas de revolucionar el campo de los análisis de sangre pero cayó luego en desgracia al destaparse que su tecnología era un fraude, y que Theranos no podía hacer lo que prometía.

Según el diario The Wall Street Journal, los tres cargos sobre los que todavía no hay quórum son tres relacionados con presunto fraude a inversores; por lo que si se mantuviera la tendencia en los ocho otros cargos, estos tres podrían acabar cayendo del lado de la culpabilidad.

AUGE

Holmes saltó a la fama por la supuesta invención de un sistema revolucionario para abaratar los costos de los análisis de sangre, lo que la convirtió en una meteórica estrella en Silicon Valley y en el mundo empresarial en general, hasta el punto de que se la comparaba con Steve Jobs, cofundador de Apple.

Theranos atrajo rápidamente el interés de los inversores por el gran potencial de esos supuestos análisis de sangre y convirtió a su fundadora en multimillonaria a los 31 años.

En lugar de los test tradicionales, Holmes aseguraba que su inexistente tecnología podía llevar a cabo complejos y costosos análisis de sangre de forma mucho más simple, a una cuarta parte del precio normal y requiriendo tan solo una o dos gotas de sangre.

Estas promesas llevaron al gigante farmacéutico estadunidense Walgreens a asociarse con Theranos para ofrecer los supuestamente revolucionarios test en sus tiendas de California y Arizona.

DESPLOME

Sin embargo, el diario The Wall Street Journal publicó a finales de 2015 una serie de reportajes de investigación en los que ponía en duda la credibilidad de los análisis de Theranos y acusaba a la compañía de, entre otras cosas, diluir las muestras de sangre obtenidas de los pacientes para aumentar su volumen.

Estas acusaciones hicieron que el departamento de Justicia de EU presentara cargos contra Holmes y el expresidente y exconsejero de operaciones de la compañía, Ramseh «Sunny» Balwani (expareja sentimental de Holmes), a quienes acusó de haber engañado a los inversores, a los doctores y a los pacientes.

La empresa Theranos se disolvió en septiembre de 2018.

Acerca de NOVEDADES

Te puede interesar

Yellow Day, el Día más feliz del año

En contraposición del Blue Monday, considerado como el día más triste del año, el 20 …