Elige ser amable

«El acoso escolar tiene un impacto significativo de corto, mediano y largo plazo en la vida de los niños, niñas y adolescentes involucrados, ya sea como agresores, víctimas u observadores. Este tipo de violencia es relevante porque afecta negativamente a la víctima, disminuyendo su autoestima y confianza, lo que puede conllevar a que padezcan de frecuentes estados de ansiedad, depresión, autoagresión e incluso conducir al suicidio».

En ese sentido, el organismo destaca que el acoso o bullying no debe ser considerado «parte de la experiencia escolar», ya que NO enseña a niñas, niños y adolescentes a «resistir», «defenderse» o «hacerse respetar».

El pasado 10 de febrero un niño se quitó la vida en Estados Unidos como consecuencia del bullying escolar que diariamente sufría. Su historia ha causado conmoción en redes y más de una madre o padre se han preocupado seriamente por esta problemática que cada día crece y se expande en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Drayke Hardman era un estudiante de 12 años de Estados Unidos que falleció trágicamente el 10 de febrero de 2022 luego de que, según los informes, intentara quitarse la vida en respuesta al bullying de un compañero de clase.

Los afligidos padres del niño, Andy y Samie Hardman, comentaron que antes de la muerte de su hijo, estuvieron en comunicación con su escuela en relación con el problema, ya que había regresado a casa con un ojo morado a principios de semana y luego le confesó a su hermana que la lesión se produjo durante un altercado físico con un compañero.

Posteriormente, Drayke faltó a la práctica de baloncesto el miércoles por la tarde, después de lo cual intentó suicidarse, y fue descubierto por sus hermanas, quienes lo llevaron al hospital, pero fue declarado muerto en cuidados intensivos el jueves por la mañana.

La familia Hardman hizo un llamado a otros padres para que estén atentos a los signos reveladores en la vida de sus propios hijos, y los instó a intervenir para evitar que ocurran más tragedias.

Al escribir sobre su duelo Samie Hardman dijo: “Este es el resultado del bullying, mi chico guapo estaba peleando una batalla de la que ni siquiera yo podía salvarlo. Es real, es silencioso y no hay absolutamente nada que puedas hacer como padre para detener este profundo dolor. No hay señales, solo palabras hirientes de otros que finalmente se robaron a nuestro Drayke de este lugar cruel”.

Estas son las palabras de una madre con el corazón destrozado que ha levantado la preocupación seriamente en los padres de familia. Novedades de Tabasco platico con la Psicóloga Monserrat Camacho quien da conocer a nuestros lectores las causas y las formas de prevenir el acoso infantil.

En tu punto de vista profesional ¿Qué es exactamente el bullyng?

Es un patrón de conducta repetitivo y deliberado que tiene como finalidad lastimar y/o humillar a otros que resulten menores en edad, más débiles o pequeños que el agresor; el término es exclusivo del ambiente estudiantil y evoluciona y aumenta su intensidad con el paso del tiempo.

Este tipo de conductas ¿Cómo afecta a la personalidad y cuáles son sus trastornos?

Afecta de manera directa la autoestima de quien lo sufre, los sentimientos de minusvalía se acrecientan y pueden presentarse trastornos de ansiedad y depresión.

Es sumamente preocupante esta situación ¿De qué manera podemos ayudar?

Principalmente con empatía. Si bien nos enfocamos siempre en la víctima del acoso escolar, es de suma importancia brindar la debida atención también al acosador; estos chicos y chicas muchas veces también han sufrido algún tipo de violencia y lo manifiestan agrediendo a otros.

¿Cómo saber cuando alguien cercano está siendo bulleado?

Como en cualquier otra situación, cuando un menor está viviendo algún momento difícil suelen aparecer cambios repentinos en lo cotidiano, alteraciones en el sueño y/o el apetito, retraimiento, aparente pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba…

Si detecto un caso, ¿cómo poder ayudar?

Procurar hacer saber al menor que se encuentra en un entorno sano y con personas confiables, escuchar sin juzgar, sin minimizar la situación, sin ofrecer alternativas igualmente violentas como estrategia para poner un alto. Igualmente, buscar vías de comunicación con la institución educativa y los padres.

¿Qué medidas deberían implementarse para evitar esta condición en las escuelas?

Vigilar el desarrollo emocional de los niños, tanto para que los potenciales acosadores no recurran a conductas disruptivas como medio de desfogue, como para que las víctimas reciban la debida atención y respaldo.

Las redes sociales juegan un papel muy importante en la actualidad contrario a décadas anteriores, ¿Ves alguna diferencia en la manera en que sucede el bullying hoy más allá de las cuatro paredes?

Los medios de comunicación actuales, entre ellos las redes sociales, han aumentado la presión sobre las víctimas. Si bien el acoso ha existido toda la vida, hoy en día no se limita al salón de clases durante 8 horas (sin que esto lo haga menos grave), sino que este se mantiene las 24 horas, 7 días de la semana; cualquier persona, puede acceder a videos, memes o publicaciones sobre la víctima, no sólo de la escuela sino de cualquier parte del mundo; por ende la presión se multiplica.

¿Cómo un niño de 12 años piensa que la vida es tan difícil que necesita alejarse de ella?

Realmente nunca sabremos desde hace cuanto vivía el acoso, desde cuando se empezaron a desarrollar trastornos de ansiedad y depresión, a eso además sumemos que al entrar a la adolescencia, la identificación con los pares cobra relevancia y el ambiente en donde debe desenvolverse lo encuentra hostil y además no cuenta con una fortaleza emocional sólida, en parte por la edad y en parte por la constante desvalorización derivada del acoso.

Hablemos del agresor ¿Cuáles podrían ser los motivos que causan esta conducta?

Muchas veces ellos mismos han sido víctimas de algún tipo de abuso. Hay enojo y frustración y no han contado con los medios para su manejo adecuado. En casa se recurre a la violencia como solución de conflictos….

¿Qué consecuencias a largo y corto plazo se pueden observar en ambas partes?

Principalmente daños al autoestima, dificultad para entablar relaciones interpersonales funcionales, trastornos de ansiedad, depresión…

¿Dónde buscar ayuda? ¿Has tratado algún caso que te haya sorprendido? ¿Qué tipo de terapia aplicas?

La terapia psicológica puede ayudar a combatir el bullying. Se trabaja en estrategias para fortalecer la autoestima, mejorar la comunicación (técnicas de comunicación asertiva) y establecer límites.
El mejor consejo que se le puede dar a un niño o adolescente que está luchando en estos momentos con el acoso y no encuentra salida…

Los valientes no son los que nunca tienen miedo, sino los que a pesar del miedo, actúan. Hablar con adultos que puedan hacer algo al respecto como padres y maestros. El bullying no es normal, no está bien y hay que detenerlo.

Sufrir hostigamiento puede dañar la confianza de un niño. A fin de recuperarla, sugiera a su hijo que pase tiempo con amigos que ejerzan una influencia positiva. Participar en clubes, deportes u otras actividades agradables genera fortaleza y amistades.

Escúchelo en situaciones difíciles, pero también invítelo a que hable sobre las partes buenas del día y ponga la misma atención. Asegúrese de que su hijo sabe que usted cree en él y que hará todo lo que pueda para ocuparse de las situaciones y que siempre estará para él o ella.

Consejos para cuidar, escuchar y apoyar:

Observa al niño o la niña.
Analiza y dialoga con ellos.
Mantén la calma.
Dile que no es culpable de nada.
Refuerza su autoestima.
Comunica la situación a la escuela.
Dale la oportunidad de ampliar su grupo de amigos y amigas.
Mantén una buena comunicación basada en la confianza.

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

Luchemos contra las drogas

Cada 26 de junio se conmemora el Día Internacional de la lucha contra el uso …