La familia es para siempre

Este domingo se celebra en México el Día de la Familia, fecha que desde hace 17 años es festejada con el objetivo de fomentar la unión entre los integrantes de cada familia

Villahermosa

Desde el  2005 que fue instaurada esta celebración, y hasta 2022 esta fecha se celebra el primer domingo de cada marzo con el objetivo de reflexionar sobre la importancia en la sociedad mexicana

Pocos sentimientos son comparables con mirar a tu esposa, hijos o padres cada mañana. Muchas veces estamos tan inmersos en las actividades diarias que olvidamos lo mucho que se nos bendice con una familia amorosa, respetuosa y unida.  En el caso de México, este tema ha generado grandes polémicas en años recientes. Basta con mirar el crecimiento de las nuevas generaciones para darse cuenta de que los valores y principios ya no son los mismos, que cada vez la prioridad en la familia es menor y que de seguir con esta tergiversación; corremos el riesgo de destruir nuestra sociedad.

Hace algunos años, la familia solía sustentarse en valores como el respeto, la cooperación, la unidad y el amor. Por ejemplo, las comidas dominicales, donde se juntaban tíos, primos, abuelos, padres y hermanos, eran sagradas. ¡Ay de quién no llegue!  Sin embargo, con el pasar de los años y los evidentes cambios en lo laboral y social; las familias se han ido fragmentando. Cada vez es más difícil organizar una reunión familiar, pues nunca falta aquel que tenga trabajo, algún otro compromiso o simplemente este indispuesto a asistir. Sumando a esto, encontramos las familias que han dejado atrás el priorizar su relación, incluso aunque haya niños de por medio.

Por esta razón, la Organización de las Naciones Unidas nombró el 15 de mayo de 1993 como el Día Internacional de la familia. Esta fecha pretendía fungir tanto como celebración para el núcleo de nuestra sociedad como invitar a la reflexión y resolución de los principales conflictos que acomplejan a las familias. Desde entonces, se ha trabajado arduamente año tras año con la intención de restaurar los valores que solían conformarla. México, se unió a esta causa en 2005, justo después de establecer el primer domingo de marzo como la fecha para esta celebración.

A pesar de que el concepto de familia se ha transformado en las últimas décadas, evolucionando de acuerdo a las tendencias mundiales y los cambios demográficos, se considera que la familia constituye la unidad básica de la sociedad. En este contexto, el Día Internacional de las Familias nos da la oportunidad de reconocer, identificar y analizar cuestiones sociales, económicas y demográficas que afectan a su desarrollo y evolución. Por este motivo, para celebrar este día se organizan actividades, tales como talleres, conferencias, programas de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de fomentar y favorecer el mantenimiento y la mejora de la unidad familiar.

TIPOS DE FAMILIA

Familia Extendida: Formada por parientes cuyas relaciones no son únicamente entre padres e hijos. Una familia extendida puede incluir abuelos, tíos, primos y otros consanguíneos o afines.

Familia Monoparental: Conformada por uno sólo de los padres (la mayoría de las veces la madre) y sus hijos. Puede tener diversos orígenes: padres separados o divorciados donde los hijos quedan viviendo con uno de los padres.

Familia Homoparental: Formada por una pareja homosexual (hombres o mujeres) y sus hijos biológicos o adoptados.

Familia Ensamblada: Está formada por agregados de dos o más familias (ejemplo: madre sola con hijos se junta con padre viudo con hijos). En este tipo también se incluyen aquellas familias conformadas solamente por hermanos, o por amigos, donde el sentido de la palabra “familia” no tiene que ver con parentesco de consanguinidad, sino sobre todo con sentimientos, convivencia y solidaridad, quienes viven juntos en el mismo espacio. Familia de Hecho: Este tipo de familia tiene lugar cuando la pareja convive sin ningún enlace legal.

Años atrás, se entendía por familia a aquella integrada por la madre, el padre y los hijos, un concepto clásico llamado familia nuclear. En la actualidad, el término ha ido modificando, ahora el concepto no sólo se centra en los lazos consanguíneos, nuestra familia puede ser el grupo de personas con el que nos sentimos protegidos, amados y felices.

Tolerantes y flexibles. Es la principal definición, que respeta las particularidades de cada uno de sus integrantes y no se ciñe a un esquema preestablecido de los roles tradicionales de mamá, papá, hijo o hija. En este tipo de familias, todos los miembros colaboran en las tareas de la casa, se ayudan entre sí y, normalmente, todos sus miembros trabajan o estudian.

Diversas.  El lazo sanguíneo pasa a ser secundario y lo más importante es el lazo afectivo. Así pues, una familia moderna puede estar integrada por una familia con hijos adoptados y propios, formada por padres que adoptan a los hijos del matrimonio y mantienen buena relación con sus exparejas, etc.

Urbanas. Aunque se pueden encontrar familias modernas en todos los ámbitos, lo habitual es que residan en ciudades. Ello implica que suelen ser pequeñas, formadas por parejas que tienen un o dos hijos, no más. Esta característica se debe al hecho de que sus miembros suelen tener un éxito profesional que no les permite dedicarse al 100% a la vida familiar.

Tecnológicas.  Sin embargo, esto  puede ser peligroso y afectar negativamente la unión familiar si, por ejemplo, sus miembros están más pendientes de ello que de la relación humana entre los distintos miembros.

Diversidad familiar

El Censo de Población y Vivienda  elaborado por el INEGI revela que el total de hogares familiares se constituyen de la siguiente manera:

  • 71 por ciento son nucleares; es decir, es formado “por el papá, la mamá y los hijos o sólo la mamá o el papá con hijos; una pareja que vive en el mismo hogar y no tiene hijos también constituye un hogar nuclear”.
  • 28 por ciento es ampliado, lo que quiere decir que además del hogar nuclear hay otros familiares como tíos, abuelos o primos, por ejemplo.
  • 1 por ciento es compuesto, “constituido por un hogar nuclear o ampliado, y al menos una persona sin parentesco con la jefa o el jefe del hogar”.

Por último, es importante continuar cultivando los valores familia, esto con la finalidad de contar con una sociedad en armonio y respeto.

“La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos
que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros
en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría
alrededor nuestro, precisamos que toda familia viva feliz.»

Madre Teresa de Calcuta

Acerca de Iván Solis

Te puede interesar

Adán es un hombre trabajador: Rosalinda López Hernández

La Administradora General de Auditorias del SAT, Rosalinda López Hernández dijo que la mejor política …