Resurrección y esperanza

La Semana Santa continúa su camino y va enfocándose hacia el final. Una festividad conmemora la Pasión de Cristo: la entrada en Jerusalén, la última Cena, el Viacrucis cargando la cruz, su muerte crucificado y la resurrección.

Así, este domingo tendrá lugar el Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección, No tiene una fecha fija dentro del calendario de días festivos, aunque tradicionalmente se realiza tras la primera luna llena después del equinoccio de primavera en el hemisferio norte. Este fenómeno suele ocurrir entre los meses de marzo y abril de cada año.

Celebración y origen

De acuerdo con las escrituras, luego de crucificar a Jesús en Gólgota, a las afueras de Jerusalén, José de Arimatea, reclamó ante Poncio Pilatos, el cuerpo de este para ser sepultado. Luego de que se le fuera entregado el cuerpo de Jesús, el carismático procedió a embalsamar el cuerpo junto a María, madre de Jesús, y posteriormente envolverlo en un gran manto para trasladarlo hasta una cueva. Cabe resaltar que la cueva fue sellada por una gran piedra.

El Domingo de Resurrección celebra el regreso a la vida de Jesús. Tras el martirio vivido por Cristo que acabó con su crucifixión, el Señor regresó de la muerte cumpliendo el mandato divino de Dios, probando así que era el salvador de la humanidad.

Debido a este motivo, se organizan numerosas liturgias y procesiones en todo el país para recordar los eventos sucedidos, que fueron narrados en la Biblia. Durante este día ocurre también el encendido del Cirio Pascual, que representa la luz de Cristo resucitado y que estará encendido hasta el día de la Ascensión, cuando se produce la subida de Jesús al cielo. Su resurrección fue la confirmación tanto del origen santo como de la naturaleza divina de Jesús. Constituye una fiesta central de la religión cristiana y es motivo de alegría, luz y esperanza entre sus fieles. Por ello, se rinden honores a su sacrificio y se recuerda su mensaje de unión para los hombres.
Importancia de la fiesta

De acuerdo con la iglesia católica Cristo triunfó sobre la muerte y con esto abrió las puertas del Cielo. En la misas dominicales recuerdan de una manera especial esta gran alegría. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al Cielo.Es un hecho histórico, cuyas pruebas entre otras, son el sepulcro vacío y las numerosas apariciones de Jesucristo a sus apóstoles.

Cuando celebramos la Resurrección de Cristo, estamos celebrando también nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte.

En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar?

Se celebra con una Misa solemne en la cual se enciende el cirio pascual, que simboliza a Cristo resucitado, luz de todas las gentes.

En algunos lugares, muy de mañana, se lleva a cabo una procesión que se llama “del encuentro”. En ésta, un grupo de personas llevan la imagen de la Virgen y se encuentran con otro grupo de personas que llevan la imagen de Jesús resucitado, como símbolo de la alegría de ver vivo al Señor.

En algunos países, se acostumbra celebrar la alegría de la Resurrección escondiendo dulces en los jardines para que los niños pequeños los encuentren, con base en la leyenda del “conejo de pascua”.

La costumbre más extendida alrededor del mundo, para celebrar la Pascua, es la regalar huevos de dulce o chocolate a los niños y a los amigos.

A veces, ambas tradiciones se combinan y así, el buscar los huevitos escondidos simboliza la búsqueda de todo cristiano de Cristo resucitado.

Este año el papa Francisco presidirá la eucaristía del Domingo de Resurrección en la Plaza de San Pedro, a las 10:00 a. m. Al final de la celebración, a las 12:00 del mediodía, desde la logia central de la Basílica Vaticana, impartirá la bendición Urbi et Orbi. Durante la misa solemne se enciende el cirio pascual, que simboliza a Cristo resucitado, luz de todas las personas. El Domingo de Resurrección suele celebrarse, en algunos lugares, con una procesión muy de mañana, durante la cual un grupo lleva en andas la imagen de la Virgen; este se encuentra luego con otro grupo de personas, que llevan la imagen de Jesús resucitado, como símbolo de la alegría de ver vivo al Señor.

Huevos de pascua

Regalar huevos de chocolate en Domingo de Pascua no es solo una tradición consumista como algunos piensan. Su origen tiene una larga tradición que se ha vivido durante la Cuaresma a lo largo de generaciones desde hace muchísimos siglos. Si en nuestra familia existe la tradición de regalar huevos de Pascua a los hijos en Semana Santa, sería interesante que todos conociéramos algo más sobre esta bonita historia. La tradición de los huevos muy arraigada en Estados Unidos, el centro de Europa e Inglaterra, empezó debido a que los cristianos católicos que seguían la abstinencia de la Cuaresma, no podían comer, entre otras cosas, huevos ni productos lácteos. Los seguidores de esta tradición guardaban los huevos, y para mantenerlos frescos los bañaban con una fina capa de cera líquida.

Una vez terminada la Cuaresma, se reunían delante de la iglesia de su ciudad y los regalaban. Con el tiempo, la Iglesia Católica fue cambiando las tradiciones, y hoy solamente recomienda la abstinencia de carne los viernes de la Semana Santa.
Sin embargo, la tradición de regalar huevos el domingo de Pascua siguió y de hecho continúa en muchos países del mundo. La única diferencia es que antes se pintaban y decoraban huevos de gallina y de pavo para regalar en pequeñas cestas.

En cambio, hoy aunque se siguen regalando huevos de gallina en muchos países, desde principios del siglo XIX se regalan también los huevos de chocolate, los preferidos por los niños, claro.

En muchas culturas, los huevos representan ‘vida’ y ‘fertilidad’, y tanto en Roma como en Grecia, se regalan huevos pintados en las fiestas y festivales de primavera. Si hablamos de los huevos como símbolo cristiano, estos huevos tienen el sentido de una ‘vida nueva’, tal como significa la palabra Pascua. Una vida que nos da el Jesucristo resucitado

Como recordar este día en familia

● Contemplar los lugares donde Cristo se apareció después de Su Resurrección
● Infórmate en tu iglesia a qué hora serán las celebraciones. Acude temprano para alcanzar buenos sitios y que los pequeños observen lo que se lleva a cabo. Tus hijos te llenarán de preguntas y es bueno tener las respuestas a mano. Cuéntale los sucesos bíblicos como historias. Si puedes conseguir una Biblia para niños, aquellas que vienen con dibujos, leanla sobre todo durante estos días.
● Hagan un Viacrucis o participen de alguno que ya esté organizado. Dibuja con tus hijos cada estación y conversen sobre ellas mientras lo hacen. Pueden realizar uno en el jardín de la casa con toda la familia y ponerse de acuerdo con los vecinos. La Semana Santa es para vivirla en comunidad. Utilicen velas y canciones.
● Elaboren crucifijos de diferentes materiales, como cartón, plastilina o palitos de madera y conversen sobre las últimas horas de Jesús, su muerte y su triunfo sobre esta. La muerte es un tema duro para un niño, pero la de Jesús está llena de esperanza.
● Hagan una gran celebración de Resurrección: Si es posible, vayan a la misa de gallo el sábado por la noche, si no, a la misa el Domingo. Tengan un banquete en casa con toda la familia, que los chicos sientan la felicidad de la Resurrección.

Acerca de Jorge Cupido

Te puede interesar

A buen paso, transición de Secretaría de Salud al IMSS-Bienestar: Pérez Lanz

Al asegurar que la transición de la Secretaría de Salud al IMSS-Bienestar, registra un importante …