Margo Glantz: es terrible que una mujer no pueda salir de noche

“No es posible que vivamos en un país donde un fiscal oculta cosas fundamentales para que no se pueda encontrar a una muchacha como la que murió hace días. Es terrible que al buscar un cuerpo encuentren numerosos cuerpos femeninos en el mismo lugar, que alguien no pueda salir de noche porque es mujer”, manifestó la escritora, académica y crítica, Margo Glantz.

En el marco de la Fiesta del Libro y la Rosa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la autora de las principales líneas de investigación ensayística entorno a Sor Juana Inés de la Cruz participó en la mesa de diálogo “En camino a la imaginación y la escritura”, que se llevó a cabo a manera de homenaje y reconocimiento de su propio trabajo académico y creativo.

Tras una breve presentación a cargo de la directora de literatura y fomento a la lectura UNAM -Anel Pérez- se proyectó un video biográfico de Margo Glantz, producido por TVUNAM y, posteriormente, Gabriela Jáuregui ahondó en algunos conceptos de su obra.

Jáuregui destacó el cuerpo como uno de los principales ejes temáticos que aborda de la obra de Margo Glantz, quien anteriormente ha expresado que “Mientras las mujeres no tengamos un cuerpo propio, no estaremos libres”.

Respecto de esto, Glantz explicó que Bernal Díaz del Castillo fue una de sus lecturas de partida, pues en su narración de La Conquista el cuerpo tiene un lugar muy importante.

“La Conquista de México es justamente poner el cuerpo de los soldados, tanto españoles como de todas las etnias que fueron recorriendo los españoles. Bernal todo el tiempo está hablando del cuerpo, de cómo no se podía acostar en una cama porque estaba acostumbrado a dormir de otra forma”, ahondó.

CUERPO EN RESISTENCIA.

De acuerdo con Gabriela Jáuregui escribir y resistir son conceptos indisociables. Durante su intervención, recordó nombres de algunas víctimas de feminicidio en México, convencida de que, ante este luto en el que se encuentra –o debería encontrarse- nuestro país, “lo que nos queda es la palabra. Es lo que Margo nos recuerda a través del cuerpo de su obra y los cuerpos en su obra”.

Consideró que la mejor forma de manifestar la resistencia de la escritura es escribir desde el cuerpo, con el cuerpo y para el cuerpo. “En un país de muerte como el nuestro, la escritura de Margo es vital”.

Por otra parte, poseer un cuerpo implica el derecho a decidir sobre él, por lo que, en esta ocasión Margo Glantz destacó especialmente las prohibiciones que existen en la vida social de las mujeres. “No es posible que después de todo sigamos viviendo con la prohibición de que si saliste de noche, mereces que te maten”.

En su opinión, llevar a cabo la reunión sin hablar del tema sería un agravio a todas las mujeres, por lo que planteó el ejercicio de escribir, diariamente, los nombres de desaparecidas y desaparecidos en el país, como se hacía en Argentina con los desaparecidos de ‘La guerra sucia’. “Sería importante que diariamente todos escribiéramos que estamos perdiendo cuerpos femeninos de una manera monstruosa, sin que haya una posibilidad, al parecer, de que esto mejore”.

Agregó que es insostenible la actitud recurrente de algunos gobernadores y el medio político, que hablan de la violencia contras las mujeres y los feminicidios como un problema de enfermedad mental aislada, cuando todos los días hay casos de niñas de 6 o 15 años que son agredidas; y denunció que las mujeres tengan que estar buscando los cuerpos de sus seres queridos por cuenta propia, porque no se consigue que esto se haga oficialmente.

“Me parece que no hay palabras suficientes. No tenemos palabras para entender lo que está pasando, no tenemos palabras para lamentar, describir o entender por qué sucede lo que está sucediendo”.

LEER Y ESCRIBIR.

“Yo me empecé a dar cuenta de que era un cuerpo colonizado al leer: leí desde muy niña y veía siempre que el cuerpo de la mujer era un objeto de la narrativa y que había que ver el cuerpo de la mujer con la mirada de quienes miraban a la mujer en la narrativa. Entonces me preguntaba cómo desmontar esto”, comentó la académica mexicana de la lengua.

Observó que en el panorama reciente, la escritura femenina ha tomado un papel relevante como referente. En su propio caso, el tema del cuerpo es lo que la afecta específicamente y por ello ha sido un punto de partida que la ha “perseguido”.

Apuntó que las mujeres pueden escribir de una gran variedad de temas y que es importante leer otras cosas además de literatura escrita por mujeres, sin embargo, concedió que “ha habido una invasión importantísima de lo femenino en las letras”.

Al mismo tiempo, esto indica que existe una problematización mundial de la vulneración de los derechos de las mujeres. “En países fundamentalistas, las mujeres no tienen cuerpo: carecen de cara, manos y piernas”, expresó Margo Glantz y añadió que la violencia doméstica también es un problema en países donde la opinión suele creer que esta situación está descartada, por ejemplo, Francia, que atraviesa una terrible ola de feminicidios.

MARGO GLANTZ.

Margarita «Margo» Glantz Shapiro nació en la Ciudad de México, el 28 de enero de 1930. Su prolífica obra es conocida por abordar temas como el erotismo, sexualidad y cuerpo además de migración y memoria.

Estudió Letras Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, tras lo cual continuó sus estudios académicos en París, donde se doctoró en Letras Hispánicas en la Universidad de La Sorbonne. En 1966 fue fundadora y directora de la revista Punto de Partida de la UNAM. Posteriormente colaboró en Radio Universidad y el periódico Unomásuno.

En el ámbito de la difusión cultural ha desempeñado varios cargos: directora del Instituto Cultural Mexicano-Israelí (1966-1970), del Centro de Lenguas Extranjeras de la UNAM (1970-1971) y directora de Literatura en el Instituto Nacional de Bellas Artes (1983-1986), entre otros.

En 1995 fue elegida miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y tomó posesión en 1996.

Ha impartido cursos de literaturas clásicas, de las lenguas modernas, letras mexicanas e hispanoamericanas en universidades como Yale, Princeton, La Joya, Harvard, Berkeley, Menéndez Pelayo en Santander, Barcelona, Alicante, Viena, Berlín, París, Buenos Aires, Chile y Delhi, entre otras muchas.

Actualmente, Margo se declara adicta al twitter, al que considera una herramienta extraordinaria para mantenerse activa en la exigencia de libertad de prensa, en defensa de Assange.

“Periodistas de todas partes del mundo escriben contra la extradición de Assange porque es una cosa terrible contra la prensa y es un símbolo importante. Todos los días se hace una campaña mundial a favor de la libertad de prensa, a partir de un símbolo como él”, expresó durante la Feria del Libro y la Rosa.

Además, Margo constantemente retuitea información sobre las personas que murieron en los campos de concentración de Auschwitz porque piensa que estamos viviendo muchas nuevas –y no tan nuevas- formas de fascismo.

Entre los numerosos premios que ha recibido, destacan el Premio Magda Donato (1982), el Premio Xavier Villaurrutia (1984) por Síndrome de naufragios, el Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2004 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances (antes Juan Rulfo) en 2010, y en 2015 Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas. En 2004 le fue otorgado el Premio Nacional de Lingüística y Literatura.

También es Doctor honoris causa por varias universidades, entre ellas la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en 2005, la Universidad Autónoma de Nuevo León en 2010 y la UNAM en 2011.

RECOMENDACIÓN.

Si tuviera que recomendar un libro, Margo Glantz elige “El acontecimiento” de Annie Ernaux a quien considera una de las escritoras más inteligentes que ‘autobiográficamente’ ha planteado temas como violación, separación, adulterio, etc. Así mismo, invita a una relectura de su propio libro “Apariciones”, que acaba de ser revisitado en España, con bastante éxito.

“En México se leyó con bastante resistencia porque parecía un libro poco digno de ser escrito por una mujer y porque tenía una serie de temas que no parecían feministas, cuando es un libro profundamente feminista, solo que no descaradamente y obviamente. Es importante en la literatura que las cosas no sean obvias”, comentó al respecto.

Acerca de Agencias

Te puede interesar

Instruye IEM sobre derechos sexuales y reproductivos

Cómo parte de su lucha constante para prevenir la violencia contra las mujeres y capacitar …