Tabasqueños dirán adiós al cubrebocas

La secretaria de Salud, Silvia Roldán, confirmó que su uso ya no será obligatorio en espacios cerrados a partir de la próxima semana; aunque la recomendación es que se continúe portando, dijo

Villahermosa

La secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández, confirmó que será el lunes próximo (16 de mayo), cuando se emita el decreto para “recomendar que la población use cubrebocas en lugares cerrados”, debido a que ya no será obligatorio.

A pregunta de algunos medios informativos, la funcionaria estatal recordó a que a nivel nacional, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell Ramírez, refirió hace unas semanas que el empleo de la mascarilla ya no sería imprescindible dado el descenso de la pandemia, no obstante –dijo- cada entidad toma sus propias decisiones al respecto.

“Finalmente cada estado tiene un ritmo que tiene que ir viendo y moderando”, comentó Roldán Fernández, al tiempo que confirmó que en la entidad dejará de ser obligatorio el uso de la mascarilla, tras más de dos años de pandemia.

La funcionaria destacó que el decreto recomendaría a la población seguir usándolo en lugares cerrados, pues –como lo ha dicho en anteriores ocasiones- es una herramienta importante para evitar contagios.

DOS AÑOS CON MASCARILLA

Con el inicio de la Fase 3 de la emergencia sanitaria, el 21 de abril de 2020, el entonces gobernador del estado, Adán Augusto López Hernández, emitió un decreto con medidas extraordinarias para tratar de contener el avance de los contagios. “El objetivo es uno solo: evitar la creciente propagación y el contagio del coronavirus, sobretodo la pérdida de vidas humanas”, dijo a través de un mensaje que se difundió en redes sociales.

Dentro de esas medidas extraordinarias se decretó el uso obligatorio de cubrebocas “para todos aquellos que tengan la necesidad de ir a espacios públicos o de circular por la vía pública, en el transporte público y espacios cerrados”. Además de ordenar horarios restringidos de atención al público en los supermercados.

Entre otras restricciones, se indicó a las personas que tuvieran la necesidad de circular en sus vehículos particulares, (como se recordará había una petición de confinamiento y cierres de establecimientos no esenciales), lo hicieran con un máximo de ocupación de dos personas.

El transporte público estuvo dando servicio hasta las siete de la noche, entre otras medidas para evitar movilidad innecesaria en las calles, caminos y carreteras de toda la entidad.

POLÉMICA

Al inicio de la emergencia sanitaria se cuestionó sobre la importancia del uso de la mascarilla. Incluso, al inicio de la pandemia la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo recomendaba su uso para los trabajadores de la salud; sin embargo, a principios de junio de 2020, el organismo anunció que la evidencia reunida hasta el momento era suficiente para recomendar su uso en la población general.

El cubrebocas es un instrumento fundamental para evitar el contagio microbiológico que se transmite por la nariz y la boca, con la alta demanda en estos últimos dos años, además del uso médico se popularizó el empleo de los hechos de tela, lo que también generó polémica sobre su efectividad.

Existen cubrebocas de alta eficiencia, los cuales se utilizan dentro de los hospitales en áreas con pacientes graves; su función es evitar que quienes están en estas áreas respiren partículas virales.

Están también los cubrebocas “civiles” o de tela que impiden que se expulsen gotículas con partículas virales a la atmósfera, de acuerdo a una explicación de Carlos Alberto Pantoja Meléndez, Responsable del Proceso de Información de Inteligencia Epidemiológica de COVID-19 del Departamento de Salud Pública (DSP) de la Facultad de Medicina de la UNAM, publicada en Gaceta UNAM.

El académico destaca que la infección no se da a partir del contacto con una partícula viral, sino que tiene que haber una carga suficiente de ellas, y justamente para eso sirven los cubrebocas, para que la expectoración de las gotículas sea la menos posible.

“Si una persona expele partículas al ambiente, pero tiene una protección por simple que sea, restringe esa cantidad de partículas y en consecuencia, se disminuye el riesgo de contagio y se hace ineficiente”.

Buenas noticias para el ambiente

Villahermosa

La pandemia y el rezago en México sobre la forma en que manejamos nuestros residuos, repercutió en un incremento en la aparición de basura en las calles, sumándose los de tipo biológico-infecciosos como los cubrebocas.

En las calles de Villahermosa es común toparse con estos desechos que si bien son un arma protectora contra la infección de COVID-19, también son una amenaza, pues terminan en los afluentes naturales, por lo que reducir su uso será una alivio para el ambiente.

Si una mascarilla promedio tiene un peso de 30 a 150 gramos, dependiendo del modelo, una persona que labore cinco días por semana estaría desechando aproximadamente más de un kilo de cubrebocas cada dos semanas, de acuerdo a un estudio publicado en Gaceta UNAM.

De ahí que el uso de las mascarillas de tela ha sido una alternativa por la que muchos han optado, además de que implica un menor gasto para las familias.

Se estima que estos artículos tardan más de cien años en desintegrarse, alterando los ecosistemas marinos y por ende el ambiente y bienestar del ser humano.

A principios de este año, Nancy Jiménez Martínez, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM, sostuvo que el confinamiento en nuestro país aumentó de forma significativa la basura doméstica de 3.5 a 17%, en tanto que los desechos de tipo médico (biológico-infecciosos) crecieron hasta en un 300%.

“(El decreto es para) recomendar que la población use cubrebocas en lugares cerrados, pero ya no será obligatorio”

Silvia Roldán Fernández

Secretaria de Salud

DECRETO

21 de abril de 2020 Se emitió el uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos en Tabasco

Casos de covid al 10 de mayo

0 casos positivos

1 defunción

En exteriores ya es opcional

Acerca de Rosa Elena Cortés

Te puede interesar

Adán es un hombre trabajador: Rosalinda López Hernández

La Administradora General de Auditorias del SAT, Rosalinda López Hernández dijo que la mejor política …