En alerta la Secretaría de Salud ante evolución de viruela del mono

Todos las unidades médicas, clínicas y personal de salud han sido avisados para que realicen un constante monitoreo y reporten cualquier caso sospechoso

Villahermosa

Desde esta semana se activó la vigilancia clínica en todos los hospitales y centros de salud de la entidad, tras el Aviso Epidemiológico emitido por la Secretaría de Salud federal, respecto a la viruela del mono o símica, que registra al menos 92 casos confirmados y 28 sospechosos en el más reciente brote en el mundo, confirmó la secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández.

La enfermedad, presente en humanos desde hace cinco décadas en África, está en el foco de atención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) después de que en las últimas semanas se encontraran contagios en 12 países: Estados Unidos, Canadá, Australia y nueve países europeos.

Fue el 24 de mayo, cuando la Secretaría de Salud Federal emitió el aviso epidemiológico dirigido a todas las unidades médicas de primer, segundo y tercer nivel de atención, Unidades de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria (UVEH), y miembros de la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública.

PARA CONOCER LA ENFERMEDAD

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela del mono o viruela símica es una enfermedad rara, provocada por un virus que se transmitió originalmente de los animales a los humanos.

La Secretaría de Salud explicó que el padecimiento tiene dos fases. La primera etapa clínica se conoce como el periodo de invasión, dura cinco días y presenta síntomas como fiebre, dolores de cabeza intensos, inflamación de ganglios, malestares en la espalda baja y en los músculos, así como falta de energía. La segunda etapa se caracteriza por la aparición de ampollas, un sarpullido que inicia de uno a tres días después de que inicia la fiebre.

La erupción en la piel se presenta primero en la cara y después en el resto del cuerpo. Los síntomas, señala la ONU, “visualmente son dramáticos” y matiza que “pueden ser muy similares a los experimentados por los pacientes de viruela, aunque son menos graves desde el punto de vista clínico”.

Los síntomas duran entre dos y tres semanas. La enfermedad pasó de los animales a los humanos por la manipulación de animales salvajes, como primates y roedores infectados.

La infección de una persona a otra es poco común y se da por contacto directo con fluidos corporales, lesiones en la piel u objetos contaminados por quien estaba enfermo. “Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones”, asegura la OMS.

VIEJO PADECIMIENTO

No es una enfermedad nueva. Desde los años setenta se identificó el primer caso en la República Democrática del Congo, en un niño de nueve años. Desde entonces se ha encontrado en zonas rurales y selváticas en diez países africanos. En el Congo se considera como enfermedad endémica. En 2003 se documentó por primera vez contagios de viruela símica fuera de África, después de que varias personas se enfermaran en Estados Unidos. Entonces, un grupo de roedores importados de África infectaron a perritos de la pradera domesticados y después lo pasaron a los humanos. La letalidad, la tasa de muertes registradas entre quienes la contraen, no ha superado el 10% en ninguna de las epidemias que se han registrado en los últimos 50 años.

NO HAY VACUNAS

Los expertos internacionales subrayan que no existen vacunas ni tratamientos contra la viruela del mono, pero aseguran que la vacunación contra la viruela ayuda a que su evolución se más leve y afirman que los brotes pueden ser controlados. “Por lo que sabemos del virus y sus modos de transmisión, este brote aún puede contenerse”.

PREVENCIÓN

Las autoridades sanitarias recomiendan medidas de prevención como el lavado frecuente de manos, cubrirse nariz y boca con el codo al toser y estornudar, y evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos. En caso de estar cerca de una persona enferma se pide usar mascarilla, lavar la ropa y los utensilios en contacto con el paciente con agua y detergente, así como no tocar las lesiones directamente. En caso de tener síntomas se sugiere buscar atención médica y aislarse de otras personas. La Unión Europea ha instado a poner a las mascotas de los contagiados en cuarentena para evitar la propagación del virus. “No se recomiendan las restricciones a viajes ni al comercio desde países donde se hayan identificado casos”, señala la Secretaría de Salud.

Características clínicas

La infección por MPXV (virus de la viruela del simio) suele ser una enfermedad autolimitada y la mayoría de las personas se recuperan en varias semanas. Sin embargo, en algunos casos puede producirse una enfermedad grave.

El período de incubación es de 6 a 16 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días. El cuadro clínico clásico inicial descrito hasta este brote suele incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, linfadenopatías y cansancio. Entre 1 y 5 días después de la aparición de la fiebre, se desarrolla una erupción, que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo.

La erupción tiende a concentrarse más en la cara y las extremidades que en el tronco. Afecta la cara (en el 95% de los casos), y las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% delos casos). También se ven afectadas las mucosas orales (en el 70 % de los casos), los genitales (30 %) y las conjuntivas (20 %), así como la córnea. Se suelen observar áreas de eritema o de hiperpigmentación de la piel alrededor de las lesiones. Las lesiones pueden variar de tamaño. La erupción evoluciona secuencialmente de máculas a pápulas, vesículas, pústulas y costras quese secan y se caen. El número de lesiones varía de unas pocas a varios miles.

En los primeros casos notificados asociados a este brote se han identificado lesiones de localización genital yperi-oral en un alto número de casos.

Virulencia del mono

Es una enfermedad viral zoonótica propia del África central y occidental y que ocasionalmente afecta a otras regiones.

La viruela del mono (o del simio o símica) fue descrita por primera vez en 1958 en una instalación de mantenimiento de monos para la investigación en Dinamarca. El primer caso humano se describió en 1970 en la Rep. Dem. del Congo (RDC, antes denominada Zaire); era un niño de 9 años, el único de su familia no vacunado contra la viruela.

MEDIDAS PREVENTIVAS

  • Evitar el contacto con animales que puedan portar el virus
  • Aislamiento de los pacientes
  • Rastreo de contactos de la persona contagiada
  • Uso de equipos de protección
  • Higiene de manos con jabón o alcohol en gel

Numérica

  • 92 casos en el mundo
  • 28 sospechosos

Se desarrollan erupciones en la piel, que a menudo comienza en la cara

Acerca de Francisco Uribe

Te puede interesar

Invita INJUDET a jóvenes tabasqueños a participar en Premio de la Juventud 2022

El Instituto de la Juventud y el Deporte de Tabasco, (Injudet), convoca a los jóvenes …