Grandiosa exposición de Rufino Tamayo

Excepcional artista Rufino del Carmen Arellanes Tamayo, nació en Oaxaca (1899-1991) en una casa muy cerca del Templo de Santo Domingo

María del Carmen Fernández
Ciudad de México

El pintor fue uno de los primeros autores latinoamericanos, que junto con los representantes del muralismo Rivera, Orozco y Siqueiros logró un relieve y una difusión internacional.

En entrevista con el curador Juan Carlos Pereda nos habló sobre la personalidad de Tamayo: “Era un hombre de largos y profundos silencios, tenía un mundo propio y vivía en él. Su humor era acido con un alto grado de ironía, era un buen conversador y esto se lograba cuando uno podía establecer una relación de confianza. Era un hombre silencioso con personalidad densa, carácter de artista consagrado internacional conocido en todo el mundo. Tenía una personalidad muy compleja, pero al mismo tiempo sencilla.”

El 29 de mayo de 1981 el Museo Rufino Tamayo fue inaugurado con el legado que Rufino Tamayo donó al pueblo de México. Este legado es su propia obra, además de lo que él consideraba lo más relevante del arte contemporáneo internacional.

La exposición se titula Una cierta idea de Tamayo en ella podemos admirar acontecimientos y obra del artista poco conocida o rara vez expuesta, esculturas prehispánicas y ejemplares de arte popular.

Cuando Tamayo cumplió 80 años el Museo Guggenheim de Nueva York lo celebró con una exhibición. En ese entonces la curaduría estuvo a cargo del maestro Gamboa quien buscó hacer explicito el universo del artista. Hizo una muestra donde alternaba con arte prehispánico de la colección del pintor. Creo su propuesta estética, había dialogo directo e inmediato y sobre todo muy elocuente con la pintura de Tamayo. En esta exposición se inspiraron para la realización de Una cierta idea de Tamayo.

En palabras del curador: “Existen cuadros definitivos en la trayectoria de los artistas. En la de Rufino Tamayo, aquellas pinturas que condensan las imágenes de la vida cotidiana de México operan como mapa de un todo, siendo apenas una parte. Acaso esta fuerza provenga del deseo del enaltecer su origen indígena. Para el artista, el espíritu que anima el concepto de México radicaba en los diferentes grupos étnicos; esto es evidente en sus primeros autorretratos, como en el mural homenaje a la raza india. Al mismo tiempo, su situación de migrante en Nueva York fue propicia para abordar una visión alternativa de México como un lugar de singularidades, más que como un país posrevolucionario.”

Continúa el curador: “En muchos de sus cuadros se revelan nítidas expresiones de la identidad mexicana. La relevancia que otorga a las fisonomías y al color de la piel otorgan, más que elementos de un “primitivismo” acorde a las vanguardias occidentales, una condición casi confesional. Dichas formas se vieron sin duda enriquecidas por las apropiaciones de ciertos elementos de movimientos pictóricos como el cubismo, el expresionismo o el surrealismo, con los que Tamayo se identificó y que integró a su obra.”

No se pierda la exposición de la figura capital en el panorama de la pintura mexicana del siglo XX.
Una cierta idea de Tamayo estará abierta al público hasta el 12 de junio.

¡Ubícalo!

Museo Rufino Tamayo Paseo de la Reforma No. 51, Bosque de Chapultepec, Miguel Hidalgo.
Teléfono: 55 41 22 82 00.
Horario de martes a domingos de 11:00 a 17:00 horas.
Entrada $80.00. Maestros y alumnos con credencial no pagan. Domingo entrada gratuita.

FRASE:

“Era un hombre de largos y profundos silencios, tenía un mundo propio y vivía en él. Su humor era acido con un alto grado de ironía, era un buen conversador y esto se lograba cuando uno podía establecer una relación de confianza. Era un hombre silencioso con personalidad densa, carácter de artista consagrado internacional conocido en todo el mundo. Tenía una personalidad muy compleja, pero al mismo tiempo sencilla.”
Juan Carlos Pereda
Curador de arte

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Para este lunes se pronostican lluvias intensas

Hoy lunes, se pronostican lluvias intensas (de 75 a 150 milímetros [mm]) en Oaxaca; muy …