Sembrando Vida ayudará a combatir inflación y la carestía: Carlos Merino

El programa Sembrando Vida puso fin a tiempos en los que la pobreza rural y la degradación ambiental eran una constante y marcó el inicio de una etapa de rescate al campo, reactivación económica y regeneración del tejido social de las comunidades con producción para el autoconsumo y empleos, afirmó el gobernador Carlos Manuel Merino Campos.

Al encabezar en villa El Triunfo, Balancán, el lanzamiento de la Tercera Jornada Nacional de Siembra 2022 del programa, en cuya concepción participó a instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, Carlos Merino aseveró que esta iniciativa contribuye además a reforzar las medidas implementadas para combatir la inflación y la carestía.

“Sembrando Vida es sembrar amor, fraternidad y futuro, es un acto de justicia para las manos que nos dan de comer”, aseveró, en el arranque de una jornada que sólo en Tabasco tiene como meta plantar 43.4 millones de árboles, entre junio y octubre próximo.

El mandatario estatal remarcó que México es el único país en el mundo que invierte en un programa de reforestación con una doble característica: abonar a la regeneración de nuestros ecosistemas, pero también al bienestar social de nuestros pueblos.

Ante sembradores de toda la región, se pronunció a favor de la continuidad de la iniciativa que “nace del corazón” del hoy Presidente de la República, y advirtió que sería un error interrumpirla por cambio de gobierno.

“Este programa es vida, es ecología, es oxígeno; es cuidar la casa de todos que es este suelo, este planeta en el que vivimos”, enfatizó en presencia de Julio César Gerónimo Castillo, director general de Instrumentación de Programas Agroforestales, representante de la Secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes.

Acompañado del director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Javier May Rodríguez; la alcaldesa Luisa del Carmen Cámara Cabrales y el coordinador regional de Sembrando Vida, José Medel Córdova Pérez, el jefe del Ejecutivo dejó claro que en la tarea de fortalecer el programa, Tabasco no se va a quedar atrás.

“Seguiremos por el camino del ejemplo nacional, demostrando que con responsabilidad, compromiso y amor a la Patria, podemos cumplir con la Cuarta Transformación de la vida pública de México», aseveró.

En presencia de funcionarios de los tres niveles de gobierno, así como de Senadores de la República, además de legisladores federales y locales, Merino Campos sembró arbolitos de Macuilis y Guanábana, como parte del inicio de la nueva etapa del programa, y extendió un reconocimiento al equipo que lo hace posible, porque su dedicación y compromiso ha coadyuvado a que sea un éxito social y productivo para el desarrollo del país.

En compañía de Daniel Arturo Casasús Ruz, delegado estatal de Programas para el Desarrollo, Merino Campos recordó que el programa surgió de los recorridos que López Obrador hacía por las comunidades más apartadas del país, en los que miraba con tristeza y desilusión la tala indiscriminada de árboles y la pobreza permeable del pueblo.

Iniciativa ligada al Tren Maya

Desde esta tierra apartada y olvidada por los gobiernos neoliberales, el titular de Fonatur, Javier May, destacó que el 30 por ciento de los sembradores que conforman el esquema de producción son mujeres, lo que implica que sólo en Tabasco participan más de 60 mil mujeres que “reciben un jornal, reciben un pago, que sostienen y son el pilar de sus familias”.

El ex secretario de Bienestar federal resaltó que la estrategia de reforestación está además vinculada al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, algo valioso, mencionó, porque ellos son el relevo generacional del campo y a partir de ahora, contarán con mejores y diferentes opciones para ser productivos.

May Rodríguez sostuvo que Sembrando Vida no es una ocurrencia, ya que forma parte de un plan integral que va ligado al desarrollo del Tren Maya, mismo que a través de un circuito conectará a cinco estados del Sur-Sureste y configurará una atractiva oferta turística que combinará riqueza cultural, bellezas naturales y zonas arqueológicas.

“Es un proyecto en el que la gente no nada más va a ver pasar el tren, sino que va a dejar un desarrollo, porque tendrá derecho a la salud, derecho a tener infraestructura, derecho a acceder a educación, pero también derecho a gozar de desarrollo económico”, enfatizó.

Asimismo anunció que en El Triunfo, Balancán, se instalará un paradero del Tren Maya que contará con un punto de venta de los productos que se cosechen de Sembrando Vida.

Julio César Gerónimo Castillo, director general de Instrumentación de Programas Agroforestales de la Secretaría de Bienestar, apuntó que se inicia en Balancán esta jornada, donde se tienen 9 mil 934 sembradores con 24 mil hectáreas, que se suman, precisamente, al conjunto del territorio, que compone toda la parte de la región Sierra, donde se tiene una meta de siembra de 18.6 millones de árboles.

Mientras que en la región de la Chontalpa y los Pantanos se plantea una meta de 12.3 millones y en el Centro 12.5 millones de plantas.

“Con esto, tenemos una meta estatal para la producción de este año, de 43.4 millones de plantas, es lo que se va a sembrar en esta jornada, para alcanzar en el Estado una cobertura importante, los 17 municipios de Tabasco, están siendo atendidos por el programa Sembrando Vida, tenemos presencia y trabajo en cada uno de ellos”, indicó.

Por su parte, José Medel Córdova, coordinador regional de Sembrando Vida, puntualizó que la Tercera Jornada Nacional de Siembra 2022 implicará para cada productor una meta de tres mil plantas sembradas, al tiempo que dimensionó la derrama económica que generará en las comunidades rurales, brindando un panorama diametralmente diferente al de 3 o 4 años atrás, cuando no había empleo en el campo y era difícil conseguir un jornal.

Acerca de Redacción

Te puede interesar

Tenosiquenses temen por inundaciones tras incremento del Usumacinta

Ante el aumento en el nivel del río Usumacinta, pobladores han externado su preocupación, ya …